aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Divide a países de AL financiamiento a la CIDH

J. Jaime Hernández Corresponsal| El Universal
Viernes 22 de marzo de 2013
Divide a pases de AL financiamiento a la CIDH

DISCUSIÓN. Sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, en diciembre de 2012, donde se debatía sobre el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Los 35 países miembros de la Organización de Estados Americanos llegan hoy divididos a una asamblea extraordinaria para analizar reformas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

politica@eluniversal.com.mx

WASHINGTON.— En medio de intensos forcejeos diplomáticos, los 35 países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) alistaban el terreno para una Asamblea Extraordinaria que este viernes será escenario de una batalla campal para evitar el estrangulamiento financiero de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y tratar de atajar la amenaza existencial contra su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

A sólo unas horas del inicio de los trabajos, en el que participarán los cancilleres de la región, el secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza, hizo una encendida defensa de este organismo al que presentó como “un patrimonio de los pueblos de América” y que hoy deberá recabar el apoyo del consenso a favor de mantener los recursos y dar por cerrado un largo y tortuoso proceso de reformas de casi dos años.

“La Comisión ha cumplido respondiendo a las 53 recomendaciones que recibió de los Estados miembros. Ahora toca a los Estados hacer lo que les toca”, dijo Álvarez Icaza, en alusión al complejo proceso de negociaciones que sigue enfrentando a un grupo de países encabezados por Ecuador, Venezuela, Bolivia y Nicaragua frente al bloque de países que incluyen a Estados Unidos, Canadá, México o Colombia.

En un ambiente de incertidumbre, Álvarez Icaza reconoció que la existencia misma de la Relatoría para la Libertad de Expresión se encuentra hoy en juego. “Existe el riesgo”, reconoció.

Sin hacer alusiones, altos funcionarios de la Comisión, que pidieron permanecer en el anonimato, reconocieron su preocupación por el embate de países como Ecuador que, a última hora de ayer, convocaba reuniones en esta capital para tratar de imponer los acuerdos alcanzados en la cumbre de Guayaquil el pasado 11 de marzo.

Los acuerdos de Guayaquil, alcanzados durante una cumbre organzada por los países que forman parte de Unasur —Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, entre otros—, han sido aceptados como posiciones o pronunciamientos con carácter no vinculante por algunos países como México para tratar de evitar una abierta confrontación en el seno de la OEA.

Un componente escencial de esos acuerdos, es el relacionado con el financiamiento, que países como Ecuador y Venezuela han utilizado como ariete para exigir que Relatorías Especiales para la Libertad de Expresión —que se nutre al 100% de fondos privados que aportan gobiernos europeos para realizar su tarea—, terminen con la práctica de utilizar estos recursos y se nutran de los fondos ordinarios de la OEA.

Esta posibilidad, sin embargo, desahuciaría financieramente a la Relatoría que depende en un 100% de los fondos que recaba de gobiernos e instituciones. Aproximadamente, el presupuesto anual de esta Relatoría Especial es de 900 mil dólares.

Mantener autonomía

En este sentido, Catalina Botero, hizo ayer un llamado a favor de mantener la autonomía de una labor a favor de la Libertad de Expresión que hoy más que nunca es necesaria en un hemisferio donde distintos medios de comunicación y numerosos periodistas se enfrentan a la amenaza del crimen organizado y al recorte de libertades.

La falta de voluntad de diálogo y consenso, en medio de cónclaves paralelos y de intensos forcejeos, prometía una Asamblea Extraordinaria dominada por el encono y la falta de acuerdos. A pesar de este ambiente de incertidumbre, el presidente de la CIDH, el mexicano José de Jesús Orozco Henríquez, confiaba en que, al final, la mayoría de países se plegarán al consenso a favor de las propuestas que ha presentado éste organismo para reformar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y evitar así su estrangulamiento financiero:

“La CIDH considera que ha cumplido puntualmente con el compromiso de realizar un proceso de consultas y reflexiones abierto, transparente e incluyente para reformar nuestras políticas y prácticas y conseguir el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, aseguró Orozco Henríquez en alusión a las 53 recomendaciones que fueron aceptadas desde enero del año pasado por el Consejo Permanente.

“Nosotros aspiramos a que las expresiones de apoyo que hubo en el Consejo Permanente del pasado día 8 de marzo se puedan reflejar este viernes y con ello podamos cerrar definitivamente con este capítulo de reformas para concentrarnos así en la labor sustantiva de la CIDH que es la protección de las libertades y de los derechos humanos en el continente”, añadió José de Jesús Orozco Henríquez sin hacer alarde de un optimismo desaforado.

Por su parte, México considera que es “muy importante” resolver la crítica situación financiera del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y se inclina a favor de establecer un sistema de cuotas o aumentar el presupuesto ordinario de la OEA.

“Lo normal es que los dueños del sistema nos hagamos cargo de su financiación”, declaró el subsecretario para Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Cancillería mexicana, Juan Manuel Gómez Robledo.

En medio de intensas negociaciones, los 35 países miembros de la Organización de Estados Americanos se preparaban así para una sesión de trabajos de una Asamblea que podría convertirse en un auténtico maratón. El fantasma del desencuentro rondaba al viejo edificio que ha sido sede de una organización que hoy vive una profunda crisis de unidad y que éste viernes será escenario de un difícil reencuentro. 



comentarios
0