aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Consignan por narco a cuatro generales

Silvia Otero| El Universal
Miércoles 01 de agosto de 2012
Consignan por narco a cuatro generales

NEXOS CON EL NARCO. General de división Tomás Ángeles Dauahare. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Un juez de distrito en el Estado de México concedió una orden de aprehensión, por presuntos delitos de delincuencia organizada, contra tres generales y un teniente coronel que estaban bajo arraigo por la Procuraduría General de la República (PGR)

[email protected]

Un juez federal giró órdenes de aprehensión contra los mandos militares que presuntamente colaboraron con el cártel de los Beltrán Leyva para traficar cocaína a México. Bajo el cargo de delincuencia organizada con el propósito de cometer delitos contra la salud, se libró el mandato judicial para el ex subsecretario de la Defensa Nacional Tomás Ángeles Dauahare, tres generales más, un teniente y un mayor.

En el mismo expediente, la Procuraduría General de la República (PGR) actuó penalmente contra cuatro de los principales operadores de la organización criminal ya detenidos, entre ellos Edgar Valdés Villarreal, alias La Barbie, ante los supuestos indicios de que los elementos del Ejército inculpados participaron en un entramado de corrupción para facilitar las actividades ilegales de los narcotraficantes que hoy son sus coacusados.

Antes de que expirara el plazo del arraigo al que estaban sometidos cuatro de los seis militares acusados —de los cuales dos ya estaban encarcelados por otros delitos—, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) consignó la averiguación previa AP/PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010.

El juez tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con residencia en Toluca, tras valorar las pruebas que le entregó la PGR libró la orden de aprehensión, al considerar que existían evidencias suficientes para obsequiar el mandato judicial.

Por delincuencia organizada con el propósito de cometer delitos contra la salud se actuó penalmente contra el divisionario Tomás Ángeles Dauahare y contra el general de división retirado Ricardo Escorcia Vargas, el general brigadier Roberto Dawe González y el teniente coronel retirado Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto, quienes desde mayo pasado estaban bajo arraigo.

También el juzgador libró la orden de captura contra el general de brigada Rubén Pérez Ramírez, por delitos contra la salud “en la modalidad de colaborar de cualquier manera al fomento para posibilitar la ejecución de delitos de esa naturaleza”. La PGR no había informado sobre la existencia de este mando, quien hasta junio de 2011 era comandante de la XXII Región Militar en el Estado de México y fue detenido meses después por otros ilícitos.

Autoridades de la PGR indicaron que su detención fue previa a la de los generales y el teniente arraigado, y declaró incluso contra Dawe al asegurar éste presuntamente le envió a dos narcotraficantes cuando él fungía como jefe de la guarnición de Cancún, en 2007, para que facilitara al cártel de los Beltrán Leyva el arribo de cargamentos de droga vía aérea en el aeropuerto de esa ciudad.

Otro militar implicado en este caso es el mayor Iván Reyna Muñoz, quien ya estaba detenido por un fraude y que también en esta indagatoria testificó contra Ángeles Dauahare, sobre sus presuntos encuentros con narcotraficantes.

Todos los mandos del Ejército acusados supuestamente recibieron cuantiosos sobornos para permitir que el cártel del Golfo recibiera sus remesas de cocaína desde Centroamérica y facilitar su traslado en territorio nacional, así como para proteger las actividades de sus células, aprovechando sus posiciones de poder en las Fuerzas Armadas.

Los coacusados de los militares son integrantes del cártel de los Beltrán Leyva ya detenidos. Además de La Barbie, se libraron nuevas órdenes de aprehensión contra José Gerardo Álvarez Vázquez, El Indio; Antonio Aguilar Cuervo, El Arquitecto, y Dennys Gerardo Rodríguez Pacheco, El Denis.

A estos narcotraficantes se les sumaron cargos por delitos contra la salud en la modalidad de introducción al país de clorhidrato de cocaína. También, a La Barbie y El Denis se les imputa homicidio calificado, aunque la PGR omitió informar sobre cuál es el crimen por el que se les fincó este ilícito.

Ante la polémica que ha rodeado este caso, en el que la defensa de Ángeles Dauahare acusó ante juzgados que la SIEDO se negó a recibir incluso las pruebas de descargo —que admitió hasta el 20 de julio pasado—, la dependencia agregó en un comunicado que se desahogaron las diligencias necesarias para esta investigación “con pleno respeto a los derechos procesales y humanos que establece el orden jurídico nacional y conforme a los elementos contenidos en la indagatoria indicada”.



comentarios
0