aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sepultan diputados reelección legislativa

Francisco Nieto y Carina García| El Universal
Jueves 27 de octubre de 2011
Sepultan diputados reeleccin legislativa

DESAFÍO. El priísta Felipe Enríquez (der.) retó al panista Carlos Pérez a firmar una iniciativa para reducir el número de diputados. (Foto: LUCÍA GODÍNEZ EL UNIVERSAL )

Los diputados de PRI, PVEM y Nueva Alianza cerraron la posibilidad de que la reelección de legisladores se incluyera en la reforma política; a cambio, aprobaron disminuir de 200 mil a 108 mil el mínimo de firmas necesarias para presentar una iniciativa ciudadana

politica@eluniversal.com.mx

La mayoría de diputados del PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza sepultó ayer la reelección de legisladores, a cambio de reducir de más de 200 mil a sólo 108 mil el requisito mínimo de firmas para la presentación de una iniciativa ciudadana.

En el segundo día de la discusión de las reservas a la reforma política, los legisladores ocuparon todo el miércoles para desahogar un par de temas, por lo que continuarán con ella este jueves.

El tema que ocupó mayor tiempo fue la propuesta panista de incluir en la reforma política la reelección de legisladores, la cual tenía el aval de un sector del PRD; sin embargo, no pudieron vencer a la mayoría priísta, ecologista y de Nueva Alianza, quienes decidieron que primero hay que “agotar previamente una consulta popular, a efecto de que sean los propios ciudadanos los que definan, en una consulta formalmente organizada por el IFE, si están a favor o en contra de la reelección consecutiva”.

Así, 237 votos se impusieron a 171 que proponían que “los senadores y diputados al Congreso de la Unión podrán ser reelectos en forma inmediata; los primeros hasta por un periodo adicional y los segundos hasta por dos”.

Defensa blanquiazul

En tribuna, los panistas Carlos Alberto Pérez Cuevas, Agustín Torres y Javier Corral defendieron esta inclusión y denunciaron que la reelección de legisladores era un punto toral de la reforma política, por lo que el dictamen que se discutía venía “mocho” y no correspondía a la idea original de profesionalizar a los representantes populares.

“Estamos ante una de las decisiones legislativas que entraña, como ninguna otra, paradójicamente, una muestra de modernidad de apuesta por el futuro o una apuesta por el pasado”, dijo Corral; pero hoy, reiteró Pérez Cuevas, “el PRI pretende cerrarle a los ciudadanos la oportunidad de que ellos decidan quién trabajó, quién se acercó a ellos y les expuso claramente el trabajo que hizo”.

El priísta Felipe Solís dijo que aunque al interior de su partido hay históricamente posiciones diversas, la propuesta es “salvar ese problema” con un acuerdo colectivo que consiste en plantear que sea la “ciudadanía la que resuelva si hay o no, si debe haber o no, la reelección consecutiva de legisladores”.

A la discusión se coló la propuesta del ex gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, para reducir a 400 el número de diputados.

El priísta Felipe Enríquez retó a Pérez Cuevas: “Aquí hay una iniciativa que vamos a presentar un grupo de diputados del PRI para reducir la cantidad de diputados de 500 a 400. Le pregunto —y no responda con evasivas, responda hoy, hoy, hoy— ¿firmaría usted esa iniciativa con nosotros o tiene que pedir permiso a Calderón?”.

El panista Pérez Cuevas dijo que no había que perder el tiempo con una iniciativa del PRI, y que mejor el tema se incluyera en la reforma política.

“No le saquen. No se vale decir quiero, pero no quiero; no se vale decir cambiamos las cosas, pero voto en contra. Si les interesa la reforma aquí ya está en discusión y la van a presentar, pero la del PAN ya está presentada, vamos entrándole”, dijo el diputado mientras los priístas le gritaban: “Fírmala, fírmala”.

Ya entrada la noche, la discusión se centró en reservas del PRD, PAN, Convergencia y PT, mismas que los priístas echaron abajo sin miramientos, y sin dar el debate. Sólo escucharon.

Al final, los petistas Jaime Cárdenas, Óscar González Yáñez y Mario Di Costanzo reclamaron que el umbral de más de 108 mil firmas es tan alto que ningún ciudadano podrá proponer una iniciativa y vaticinaron su fracaso.

Los diputados también rechazaron modificar a la baja el mínimo de 20 millones de personas, para considerar vinculante una consulta popular.

 



comentarios
0