aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Prohíben refrescos dentro de escuelas

Nurit Martínez| El Universal
Jueves 27 de mayo de 2010
Muestra el video

Escuelas, fuente de la obesidad.
Durante el foro ´Salud Alimentaria en las Escuelas´, organizado por EL UNIVERSAL, representantes de la industria y de gobierno aseguraron que las empresas también son parte de la solución al problema de obesidad infantil

SEP y Salud presentan programa antiobesidad; El agua potable y los jugos en pequeñas proporciones serán las únicas bebidas permitidas dentro de las instalaciones

nurit.martinez@eluniversal.com.mx

“¡Es deliciosa! La lista no tengan duda de eso”, afirmó Alonso Lujambio, secretario de Educación Pública al enlistar los nombres de las botanas como palomitas, papas horneadas, pistaches, habas, garbanzos secos, entre otros, que podrán consumir 25 millones de niños en las escuelas de educación básica.

Al dar a conocer que por unanimidad de los secretarios de Educación y Salud del país aprobaron el Anteproyecto de lineamientos generales para el expendio y distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar, Lujambio Irazábal aseguró que lo único que quedó prohibido definitivamente para su venta son los refrescos y junto a ellos los productos que superen el mínimo calórico que requieren los productos, es decir los yogures, las leches enteras y azucaradas, así como todos los alimentos fritos, y tamales, gorditas, tacos dorados, flautas, pizzas, molletes y los hot cakes.

El agua potable y los jugos en pequeñas proporciones serán las únicas bebidas permitidas dentro de las escuelas.

Presentación del menú

Después de dos horas y media de discusión, en lo que fue el primer encuentro entre el Consejo Nacional de Autoridades Educativas y el Consejo Nacional de Salud, se presentaron en conferencia de prensa conjunta el secretario de Salud y el de Educación. Alonso Lujambio dijo que al inicio del próximo ciclo escolar —30 días después de publicados los lineamientos— cada una de las escuelas definirá una “lista exhaustiva” de productos permitidos en las tiendas o cooperativas escolares.

Esa autorregulación tendrá como instancia de vigilancia a los Consejos de Participación Social, a fin de que quienes vendan comida chatarra enfrentarían graves sanciones.

Los lineamientos que aún no son definitivos entrarán a consulta ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COMEFER) y se prevé que en un mes se publiquen en el Diario Oficial de la Federación.

Lujambio refirió que los lineamientos, junto con el programa de activación física —13 % de las primarias y 7 % de las secundarias no tienen instalaciones deportivas—, el “recreo activo”, el cambio en los libros de texto y la capacitación de profesores forman parte del Programa de Educación y Salud para fomentar nuevos hábitos.

A pesar de que proporcionaron un listado de productos se negó a calificar a los productos o bebidas como chatarra, lo que se pretende es “establecer criterios y no señalar marcas”.

José Ángel Córdova, secretario de Salud informó que en este momento uno de cada cuatro niños de la educación básica tiene problemas de obesidad y sobrepeso, pero dadas las condiciones que ha tomado, ha provocado que se se invierta hasta una cuarta parte del presupuesto total del sector en 2008, es decir 67 mil millones de pesos para la atención de enfermedades derivadas de la obesidad.

“No hay alimentos buenos o malos. Lo que hay son hábitos buenos o malos”, reveló que en el mercado hay productos de 100 gramos que pueden proporcionar hasta 600 calorías a un niño que solo necesita 200.

Explicó que con base en una consulta realizada en los planteles, 80 % de los alimentos que consumen los estudiantes corresponden a los que se preparan en casa, el resto a las adquiridas en las cooperativas.



comentarios
0