aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En el deporte, frustración

El Universal
Sábado 12 de septiembre de 2009
En el deporte, frustracin

SIN RESPALDO En México, los atletas sobresalientes han podido brillar gracias a su esfuerzo, ya que la mayoría se han desarrollado alejados de los apoyos gubernamentales. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

En nuestro país, los deportistas destacan gracias al esfuerzo propio, alejados muchas veces de los apoyos gubernamentales, que llegan a destiempo

En México los campeones nacen, no se hacen. Este es el modelo que mejor resultados nos ha dado en justas olímpicas. Atletas extraordinarios que triunfan a pesar del sistema, no siempre gracias a éste.

Hugo Sánchez, máximo futbolista mexicano de la historia y actual técnico del Almería, afirma que “dentro del deporte también existen la política, los intereses, las malas decisiones y las malas gestiones. (Pero) no tiene por qué influir ni afectar en la trayectoria de uno como deportista la mala decisión de personas que no están preparadas para dirigir el deporte o el futbol mexicano. Lo bueno es que cada uno marca su propia historia y se ubica en el lugar que le corresponde”; sin embargo, estos malos manejos sólo permiten garbanzos de a libra como él.

Ejemplos, sobran, pues para el subcampeón olímpico en lucha, Daniel Aceves, el camino al Olimpo debió labrarlo con sus propios métodos, la buena oportunidad y la casualidad fueron las que lo acercaron al deporte olímpico, pero las ganas de sobresalir y los sueños de trascender fueron responsables por la medalla de plata en Los Ángeles 1984, donde se convirtió en el primer latinoamericano en ganar una presea en lucha.

“Para todo en la vida debe haber circunstancias que se sumen. Si en el deportivo Guelatao no hubiera práctica de la lucha olímpica, difícilmente yo lo hubiera practicado”, recordó. “Aquellos que han tenido vida en el tiempo en que yo me integré al movimiento olímpico, me dan cuenta de expresiones parecidas donde son circunstanciales los arribos a la práctica de un deporte, son casualidades o causalidades los que los llevaron”, añadió.

Duros sacrificios

Durante los años de desarrollo del deportista que aspira a una medalla olímpica, las pruebas para demostrar su pasión y determinación son fuertes.

Sheyla Alcántara ganó su primer oro en la olimpiada nacional de 2005 entrenando sin comer, caminando largos tramos para entrenar, pues no tenía dinero para los pasajes.

Edilberto Méndez logró su clasificación a la olimpiada nacional corriendo descalzo, pues no tenía dinero para comprar spikes.

El año pasado, Alcántara recibió una beca de parte de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) de mil 500 pesos en el mes de junio. Edilberto percibió seis mil pesos mensuales durante el primer semestre de ese año.

Misma cantidad que actualmente percibe el ex campeón mundial en 20 kilómetros de marcha, Daniel García.

A 12 años de haberse convertido en campeón mundial, el tiempo parece haberse congelado, pues las mismas dificultades que él experimentó cuando era un talento joven, las pasa ahora su hermano Álvaro.

“Se me hace increíble, ahorita hay un mayor presupuesto van avanzando muchas cosas, seguimos estancados en el pasado, en lo mismo. Un ejemplo el de mi hermano Álvaro, se quedó a siete segundos de dar la marca para Juegos Olímpicos, pero qué seguimiento le han dado, le bajaron la beca, eso no debe suceder”, señaló García.

Dentro de las becas que otorga actualmente la Conade a los atletas juveniles e infantiles, los montos van desde los 500 pesos para la categoría juvenil menor infantil, hasta los seis mil pesos para los atletas con perspectiva a corto plazo.

De 191 deportistas en el patrón, sólo 10 cuentan con becas de perspectiva a corto plazo, las más altas. De esos 10, ningún juvenil, pues la edad promedio de los siete hombres y tres mujeres que las reciben es de 33 años.

Intensificar apoyo

Un aspecto que la nueva dirección de la Conade espera cambiar para el próximo año.

“Vamos a intensificar los apoyos que existen para los campeones mundiales juveniles y para los que ya tienen cierta posición, que ya han destacado en competencias internacionales para tratar de darles lo que requieran para ese último puntito que a lo mejor hace la diferencia cuando lleguen a categorías mayores”, dijo el titular de la Conade, Bernardo De la Garza.

Sin embargo, el medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Fernando Platas, considera que la ayuda debería llegar mucho antes que eso.

“El tema es más abajo de las olimpiadas nacionales, porque llegan ahí y ya tienen una base, pero queremos detectarlos antes. Hoy en día tienes una clavadista consumada como Paola Espinosa pero la pregunta es ¿quién viene detrás de ella? ¿quién de las niñas en infantiles podrá tener un nivel competitivo como el de Paola? ¿quién y cómo estamos desarrollando los clavados a nivel nacional?, cuestionó Platas.

Una de las claves radica en el “quién”.

“Creo que la diferencia es quién te enseña y cómo te lo enseña”, dijo.

Dos de los deportes que mejores resultados han dado en Juegos Olímpicos: clavados y taekwondo, cuentan con entrenadores mexicanos para entrenar a las selecciones nacionales de primera fuerza: Jorge Rueda y José Luis Onofre.

Del “cómo”, se ocupó el ex titular de la Conade, Ivar Sisniega durante su administración (1994-2000) al tomar ejemplos de los modelos canadienses, estadounidenses y australianos; a esto se le llamó Sistema de Capacitación de Entrenadores Deportivos (SICED).

“En los últimos tres años de mi administración imprimimos más de 80 libros y manuales, se desarrolló un mecanismo de evaluación para la gente que se preparaba y se lanzó el sistema de manera conjunta con federaciones deportivas y los institutos del deporte de la República, era obligatorio que tuviera un nivel mínimo de certificación del SICED”, recordó Sisniega.

Sin embargo, al término de su administración, cesó la impresión de dichos manuales.

“Eso limitó mucho ese programa que era, a mi forma de ver, la forma más práctica de capacitar a miles de entrenadores en el país”, dijo el segundo presidente de la Conade.

Los 20 años que lleva este organismo en pie han sido testigos del ascenso de estrellas como Ana Gabriela Guevara, Lorena Ochoa o Eduardo Nájera, entre otros.

¿Cuánto tiempo pasará para que podamos tener otra campeona mundial en velocidad, una número uno del mundo en golf o un jugador NBA de 10 temporadas?

“Lo que pasa es que hay atletas que hacen época, hay atletas buenos, otros que logran algunas medallas. Sí creo que aunque se tarde, siempre surge gente”, dijo el que fuera primer presidente de la Conade, Raúl González.

 

 



comentarios
0