aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El Ejército responde: seguirá lucha antinarco

Adriana Varillas y Silvia Hernández Corresponsales| El Universal
Jueves 05 de febrero de 2009
El Ejrcito responde: seguir lucha antinarco

HOMENAJE PÓSTUMO La Secretaría de la Defensa Nacional destacó hoy la labor del general de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Mauro Enrique Tello Quiñónez, quien desde que ingresó en el Heroico Colegio Militar el 1 de marzo de 1962, “ocupó diversos puestos y comisiones que desempeñó de forma sobresaliente”. Hoy, en Cancún. (Foto: Notimex / Víctor Ruiz )

Analizan escritos y celulares del general y sus acompañantes asesinados en QR

CANCÚN, QR.— El general de división DEM, Jorge Juárez Loera, inspector y contralor general del Ejército y Fuerza Área mexicanos, aseguró que el levantón, tortura y asesinato del general de brigada en retiro, Mauro Enrique Tello Quiñónez, no interferirá con las labores de las Fuerzas Armadas para mantener el orden y la seguridad del país.

Al encabezar la ceremonia donde se le rindió un homenaje de cuerpo presente al militar asesinado, con la representación del secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, calificó el homicidio como un hecho lamentable y “una pérdida irreparable para la familia, las fuerzas castrenses y la nación”.

Por otro lado, el procurador de Justicia de la entidad, Bello Melchor Rodríguez y Carrillo, dijo en conferencia de prensa que la delincuencia organizada no es la única línea de investigación en la ejecución, el lunes pasado, del militar, su asistente y su chofer.

Además, reveló que en las pesquisas participa personal de inteligencia militar de la 34 Zona Militar y de la Procuraduría General de la República (PGR).

En la ceremonia luctuosa, que tuvo lugar en el Campo Militar Número 34-B, Juárez Loera afirmó, además, que la tarea del Ejército es “seguir adelante para no dejarlo en el olvido. Para que nunca deje de estar”.

Un hecho lamentable

Ante la esposa y el hijo del general victimado, Alicia González González y Enrique Tello González, el divisionario añadió que fue un compañero honorable, con quien “hombro a hombro” le tocó combatir por la seguridad del país, y de quien dijo, “supo valerse y hacerse valer”.

Al referirse a la viuda del general, expresó: “Me duele mucho decirlo, hoy viuda de Quiñónez, señora Alicia, reciba el más sentido pésame de esta institución armada y cuente con nuestro apoyo incondicional”.

Al recibir la bandera nacional de forma simbólica de manos de Juárez Loera, la viuda del general Tello Quiñónez le escuchó decir: “Alicia, somos nosotros... Te digo, piensa en Dios”. Luego, su hijo, Enrique Tello, tomó el lábaro patrio en sus manos y la besó bañado en llanto.

Al terminar el acto luctuoso, la señora González González declaró brevemente que se sentía profundamente dolida y dijo de su esposo que era su vida.

Las víctimas dejan notas

El procurador Rodríguez y Carrillo aseguró que la delincuencia organizada no es la única línea de investigación.

“Uno no puede encasillarse en una sola sospecha, siempre hay dos o tres; en este caso, por respeto a la jerarquía de los militares, tenemos que ser muy cuidadosos y no podemos dar más detalles”, agregó.

Sin embargo, explicó que fueron encontradas notas escritas tanto por el general Tello Quiñónez, como por su asistente, el teniente de infantería César Román Zúñiga, y por su chofer Juan Ramírez Sánchez, las cuales están siendo analizadas por los peritos de la Procuraduría estatal.

También informó que fueron asegurados teléfonos celulares a las víctimas, en los cuales se averigua las llamadas que recibieron e hicieron antes de ser ejecutadas.

El general, muy lastimado

El funcionario estatal expuso que la necropsia determinó que los cuerpos presentan entre 11 y 14 disparos, algunos de AK-47, y corroboró que el general de brigada fue el más torturado. Tenía los brazos y las piernas con fracturas. Quedó muy lastimado, añadió.

Investigadores de la Procuraduría General de Justicia de la entidad también encontraron huellas en el lugar donde fueron abandonados los cuerpos, en el interior de la camioneta Toyota modelo Hilux, con placas TA80162 del estado de Quintana Roo, propiedad del municipio de Benito Juárez.

“Se presume que fueron interceptados, llevados a una casa de seguridad donde fueron torturados, asesinados y después abandonados en un paraje cercano a la comunidad de Cristóbal Colón”, añadió el procurador.

Explicó que esperan que la Sedena confirme cuál era la relación laboral del general de brigada y del teniente de infantería dentro de la milicia, a fin de establecer la competencia de la investigación.

Ver otra nota



comentarios
0