aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Descartan falla en jet de Mouriño

Aída Ulloa| El Universal
Viernes 23 de enero de 2009
Descartan falla en jet de Mourio

ZONA DEL DESASTRE La hipótesis de que el Learjet 45 en que viajaba Juan Camilo Mouriño se estrelló por turbulencia de estela del avión que le antecedía sigue como la más fiable y no han surgido otras hasta ahora. (Foto: Gregory Bull )

De acuerdo con avances de la investigación, se consolida la hipótesis de que el accidente en el avión en que viajaba Juan Camilo Mouriño se estrelló por la turbulencia que dejó la aeronave que le precedía

aida.ulloa@eluniversal.com.mx

La hipótesis de que el Learjet 45 en el que viajaba Juan Camilo Mouriño, quien fuera secretario de Gobernación, se estrelló por la turbulencia de estela del avión que le antecedía sigue como la más sólida y no han surgido otras hasta el momento, informó Gilberto López Meyer, director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y quien encabeza la investigación. Según avances de la indagatoria no se presentaron fallas mecánicas ni de mantenimiento.

En el avión, que partió de San Luis Potosí y se estrelló el 4 de noviembre en la ciudad de México, también iban el ex fiscal antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos y otros funcionarios.

López Meyer confirmó “que no se ha encontrado evidencia de alguna falla mecánica que fuera otro factor, aparte del que hemos mencionado de la turbulencia, que contribuyera a este suceso”. Luego aclaró que no hubo falla mecánica en los componentes ya analizados, pero aún faltan muchos por revisar, casi 50%.

“Una vez que tengamos analizados todos aquellos componentes que pudieran haber contribuido a la pérdida de control (derivada de la turbulencia) que tuvo esta aeronave, entonces vamos a poder asegurar que no hay falla mecánica”.

Comentó que la grabadora de voz indica una notoria tardanza en la desaceleración de la aeronave por los pilotos al mando, lo que fue un factor contribuyente. En la grabación, los pilotos se refirieron a la turbulencia de B767 de Mexicana de Aviación.

López Meyer subrayó que se seguirá todo el protocolo de investigación en este caso, para descartar otros factores.

En tanto, Agustín Arellano, director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, manifestó que según la primera auditoría de la Organización de Aviación Civil Internacional no se encontraron indicios de errores de los controladores de tránsito aéreo, porque siguieron los procedimientos establecidos. El controlador de tránsito en SLP etiquetó la nave en el radar como Learjet 25, pero afirmó que los controladores ya conocían perfectamente ese avión.

Por su parte, López Meyer reiteró que las investigaciones sobre la actuación de los encargados de otorgar las licencias están a cargo de la Secretaría de la Función Pública y continúa el análisis de la labor de los pilotos por el grupo de factores humanos.

Héctor Velázquez, director general del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, detalló que el hangar donde están los restos es resguardado las 24 horas del día por la Policía Federal Preventiva y por la seguridad del aeropuerto. Los únicos con acceso al mismo son los investigadores mexicanos y extranjeros.

La reconstrucción se ha dado mediante la distribución de las piezas según su ubicación en el LJ45 y con relación a donde fueron hallados tras el avionazo. Otros componentes cruciales se encuentran en cajas por su importancia en la investigación. Nada ha quedado sin analizar: restos de tierra, automóviles dañados, hasta un árbol en el que se incrustó una pieza, se trasladaron al hangar.

Gracias a que tienen todas las piezas cruciales, se determinó que los motores seguían operando al momento del desplome y los flaps, que forman parte de las alas, se encontraban en una posición intermedia, extendidos 20 grados, por lo que se estaba preparando para el aterrizaje y es acorde con los parámetros.



comentarios
0