aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Desafía narco a Ejército en Sinaloa

De los corresponsales| El Universal
Jueves 15 de mayo de 2008
Desafa narco a Ejrcito en Sinaloa

Aspecto del interior de una oficina en la sede de la Policía Ministerial de Guamuchil, Sinaloa, tras el ataque de un grupo de 40 hombres con armas de alto poder . (Foto: EFE )

lo que parece ser un desafío a la presencia de las fuerzas federales en Sinaloa, ayer un comando de más de 40 hombres atacó las instalaciones de la Policía Ministerial y tres residencias en Guamúchil, con armas de alto poder y granadas

CULIACÁN, Sin.— En lo que parece ser un desafío a la presencia de las fuerzas federales en Sinaloa, ayer un comando de más de 40 hombres atacó las instalaciones de la Policía Ministerial y tres residencias en Guamúchil, con armas de alto poder y granadas.

En uno de los tiroteos perdió la vida un civil.

Los agresores, que se desplazaban en 10 camionetas de lujo tipo Lobo, Jeep y Ram, iban vestidos de negro y llevaban sobrepuestos logotipos de la Agencia Federal de Investigación.

Una hora y media antes de las cuatro balaceras —la primera comenzó alrededor de las 02:50 horas—, en el ejido Tultita, al sur de Guamúchil, fue herido a balazos Luis Alfonso Michy Pérez en el intento del grupo armado de levantarlo (secuestrarlo).

Los agentes de la corporación adscrita a los municipios de Angostura, Badiraguato, Guasave y Mocorito fueron concentrados en Guamúchil, ubicada a 100 kilómetros al norte de Culiacán, para reforzar la vigilancia.

Los inmuebles dañados con fusiles automáticos se ubican en el cruce de las calles Hidalgo y Salvador Alvarado, colonia Morenos; en la calle López Mateos, colonia 15 de Julio, y en la calle Amapa, colonia Insurgentes, donde murió Julio César Sauceda.

En el interior de la base policiaca, durante el ataque, sólo se encontraba el radioperador, quien resultó ileso, pese a que una de las dos granadas de fragmentación lanzadas explotó dentro de las oficinas.

El subprocurador de Justicia del estado, Rolando Bom López, se negó a dar información al señalar que aún no se tienen datos concretos de las investigaciones sobre los ataques.

Mientras tanto, el presidente municipal de Salvador Alvarado, Jorge Casal González, dijo: “El diablo anda suelto”.

Riña entre militares y narcos

En un fraccionamiento exclusivo de Parral, Chihuahua, militares y narcotraficantes se enfrentaron a balazos durante más de cuatro horas la noche del martes, con saldo de un muerto y nueve detenidos.

El Centro de Inteligencia Policial (Cipol) de la Secretaría de Seguridad Pública estatal detalló que los hechos se dieron cuando soldados de la 42 Zona Militar en Parral iniciaron los operativos contra el crimen organizado.

Una denuncia anónima, dijo, alertó que en el fraccionamiento Las Fuentes se ubicaba una casa de seguridad de narcotraficantes.

En Zirándaro, municipio de Tierra Caliente en Guerrero, un civil murió la noche del martes en una refriega entre policías municipales y presuntos sicarios, lo que obligó a que ocho elementos policiacos permanecieran ocultos hasta las 06:30 horas del miércoles, mientras que dos personas ejecutadas y calcinadas fueron encontradas dentro de una camioneta en la carretera Arcelia-Teloloapan.

En Torreón, Coahuila, dos policías ministeriales fueron asesinados por un comando armado que utilizó armas de grueso calibre y granadas de fragmentación. (Con información de Javier Cabrera, Luis Carlos Cano, Juan Cervantes y Enrique Proa)



comentarios
0