aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Marín violó garantías de Cacho, ratifican

María de la Luz González| El Universal
Martes 27 de noviembre de 2007
El gobernador de Puebla, Mario Marín, y funcionarios de Quintana Roo participaron en un “concierto de autoridades” para violar los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho, reiteró la Comisión Investigadora de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el caso

luz.gonzalez@eluniversal.com.mx

La Comisión Investigadora de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el caso Lydia Cacho, reiteró que el gobernador de Puebla, Mario Marín y funcionarios de Quintana Roo participaron en “un concierto de autoridades” para violar los derechos humanos de la periodista con motivo del proceso penal que se le inició por difamación.

El informe, presentado por el ministro Juan Silva Meza, sostiene que las autoridades involucradas violentaron también los principios de federalismo y división de poderes, en especial el de independencia judicial. y ratifica que existió violación reiterada y sistemática a los derechos fundamentales de menores de edad.

“En la violación de garantías individuales —de Lydia Cacho— se encuentra involucrado el gobernador del estado de Puebla, Mario Plutarco Marín”, establece el informe, y agrega que “hubo una pluralidad de agentes que presuntivamente habrían intervenido para ejecutar el acuerdo entre el gobernador y el empresario José Kamel Nacif Borge”.

En la violación a los derechos de la periodista, destaca, “estarían involucrados no sólo el propio gobernador de Puebla sino una buena parte de agentes del aparato gubernamental poblano, al menos de órganos que para esos efectos son neurálgicos, y agentes de gobierno del estado de Quintana Roo”.

La lista incluye a los procuradores de justicia de Puebla y Quintana Roo, Blanca Laura Villeda y Bello Melchor Rodríguez; a la juez quinto penal de Puebla, Rosa Celia Pérez González; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Puebla, Guillermo Pacheco y 21 funcionarios más.

El expediente de la investigación 2/2007 se había presentado al pleno de la SCJN el 26 de junio pasado, aunque en esa fecha se acordó posponer la discusión hasta que fueran publicadas las reglas para el ejercicio de la facultad de investigación de la Corte.

Ayer, el ministro Silva Meza informó que el dictamen se apega al acuerdo de la Corte, que se agotaron todos los elementos disponibles para realizar la indagatoria y se incluyó la determinación sobre la existencia de violaciones graves a las garantías individuales.

Al leer el documento, el ministro Silva Meza recordó que la investigación pretendió establecer si la detención de la periodista, su encarcelamiento, enjuiciamiento y posible tortura se ordenaron para satisfacer componendas privadas del mandatario estatal.

El documento advierte que eso “sería un aprovechamiento personal e ilegítimo del gobierno de un Estado para perjudicar arbitrariamente a una persona”.

El ministro Genaro Góngora leyó fragmentos de la transcripción de la conversación telefónica entre Marín y Kamel Nacif, que da cuenta del acuerdo entre ambos para “dar un coscorrón” a la periodista, sostuvo que, sin lugar a dudas, Lydia Cacho fue objeto de tortura sicológica y que hubo “un concierto de autoridades con el objetivo de perjudicarla”.

“Su traslado de Quintana Roo a Puebla estuvo encaminado a generarle angustia por su integridad física, fue detenida ilegalmente, no se le mostró la orden de aprehensión, fue detenida por agentes hombres y estuvo a su disposición 20 horas”, detalló.

Dijo además que las autoridades involucradas violaron la libertad de expresión de la periodista, al hacerla objeto de represalias por la publicación de su libro Los Demonios del Edén”, en el que revela la existencia de una red de pederestas de la que formaría parte el empresario textilero Kamel Nacif.



comentarios
0