aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Identifica EU gasolinerías ligadas al narco

Daniela Guazo| El Universal
Viernes 20 de marzo de 2015
Identifica EU gasolineras ligadas al narco

FACHADA. El gobierno de EU las identificó como una fachada para lavar dinero del cartel de Sinaloa y de Rafael Caro Quintero. (Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL )

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha fichado a 19 gasolineras mexicanas por sus vínculos con el crimen organizado en los últimos diez años

periodismodatos@eluniversal.com.mx

De 2005 a 2014, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha señalado a 19 gasolineras mexicanas por sus nexos con el crimen organizado.

El gobierno norteamericano las identificó como una fachada para lavar dinero de diferentes miembros del Cártel de Sinaloa y para Rafael Caro Quintero, principalmente.

Nueve de estas estaciones, es decir el 47%, no han dejado de operar en México, ya que siguen conservando su franquicia de Pemex. Sus nombres se pueden encontrar en el Directorio de Estaciones de Servicios y Estaciones de Autoconsumo de Petróleos Mexicanos, actualizado al 31 de enero de 2015. 

Más de cinco de estas gasolineras tienen contratos de franquicia y venta de primera mano por los siguientes 10 años, como mínimo. De acuerdo con la información, 90% de estos negocios se encuentran en Jalisco y Sinaloa. 

Además, cuatro gasolineras fueron sancionadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por vender litros incompletos: Petrobarrancos S.A. de C.V., Gasolinera Multilomas, Eca Energéticos y Petro London. 

Boletinadas pero trabajando. Después de recibir la información recabada por el gobierno norteamericano sobre estas empresas vinculadas al crimen organizado, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda hace un análisis en búsqueda de elementos suficientes para entablar una denuncia ante la Procuraduría General de la República, afirma Alberto Elías Beltrán, director de la Unidad de Implementación de la Ley Antilavado de la Secretaría de Hacienda.

“Todo es de manera coordinada entre ambas autoridades”, afirma el funcionario. Pero en caso de no encontrar los elementos necesarios el gobierno mexicano no puede ejercer ninguna acción en su contra, aunque el Departamento del Tesoro de Estados Unidos está en su derecho de mantenerlas en lista, dice Elías Beltrán.

Petrobarrancos, S.A. de C.V. es uno de estos casos. La estación ubicada en Sinaloa, cuna del cártel liderado por El Chapo Guzmán, saltó a la vista del gobierno norteamericano en 2012.

A mediados de ese año la añadió a la lista de empresas vetadas para cualquier tipo de negocio o transacción en Estados Unidos.

Actualmente, el nombre de esta gasolinera sigue estando presente en el Directorio de Servicios y Estaciones de Autoconsumo de Pemex, lo cual quiere decir que está activa y operando.

Incluso, el 13 de octubre de 2014, dos años después de haber sido reportada como parte de la red de blanqueo de dinero de Juan José Esparragoza Moreno, el tercero al mando del Cártel de Sinaloa, obtuvo una franquicia con Pemex que termina este año. 

También fue una de las estaciones verificadas por la Profeco, entre 2006 y 2010. Sólo en una ocasión se encontró algún tipo de falla en su manejo, de acuerdo con una investigación previa de la Unidad de Periodismo de Datos de EL UNIVERSAL

Servicios Chulavista cumple el mismo patrón. La gasolinera fue puesta en la “lista negra”, pero el 25 de julio de 2014 firmó un contrato para “venta de primera mano” con Pemex, el cual tiene duración por nueve años. 

Eca Energéticos también fue enlistada en agosto de 2013 por pertenecer a familiares del capo Rafael Caro Quintero. Su nombre fue puesto siete años después de que iniciara operaciones y, de acuerdo con Pemex, tiene un contrato por una franquicia que finaliza hastal 2021. La Profeco verificó la estación entre 2006 y 2010 y en dos ocasiones les inmovilizaron mangueras.

En 2013 las autoridades de Estados Unidos bloquearon las fuentes económicas probables de Caro Quintero. En octubre de ese año boletinó a un presunto socio del capo y junto con él a la gasolinera Petro London S.A. de C.V. 

A pesar de esto, su nombre sigue figurando como una de las franquicias de Pemex en Zapopan, Jalisco. Su contrato la mantendrá en el negocio hasta enero de 2023. Además, en 2010 la Profeco la calificó negativamente por dar litros incompletos. 

El caso es igual para Energéticos Vago, servicio de gasolinera ubicado en Tlajomulco, Jalisco, y que inició operaciones desde 2008, cinco años antes de ser fichada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Según las dos revisiones que le ha hecho Profeco, una en 2009 y la otra en 2010, la gasolinera opera de manera adecuada. 

Dos nombres, pero son una sola. El objetivo principal de la lista publicada por la OFAC es que ningún ciudadano estadounidense realice transacciones financieras o comerciales con empresas relacionadas con narcotraficantes. Además, congelan cualquier cuenta bancaria que exista a nombre de las personas que también son fichadas.

Con esto, intentan cerrar el flujo de dinero de las organizaciones criminales. Pero algunas logran esquivar estas sanciones.

Cuatro gasolineras que fueron puestas bajo la lupa del gobierno norteamericano por sus vínculos con el narcotráfico, desde 2012, decidieron cambiar de nombre y terminar con la mala fama que esto podía crear para ellas.

En agosto de ese año, el Departamento del Tesoro atacó a uno de los capos que para ellos “había mantenido un bajo perfil con la esperanza de evitar el escrutinio mientras aumentaba su influencia y el dinero sucio obtenido.” Se designaron a diez personas vinculadas con Esparragoza Moreno, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa. Junto con ellos, varios nombres de gasolineras fueron revelados.

Cada una de las fichas que publica la OFAC cuenta con información básica sobre las empresas que están siendo enlistadas. En estos datos se puede encontrar los diferentes alias que pueden manejar para eludir a la autoridad.

Una de ellas es Gasolinera y Servicios Villabonita, S.A. de C.V. Su nombre no aparece en el Directorio de Estaciones de Pemex, pero su alias sí. Gasolineras La Villa, el otro nombre con el que se maneja, incluso tiene dos sucursales en Sinaloa. Una de ellas inició operaciones el 20 de enero de 2005 y la otra el 22 de marzo de 2013, un año después de que fuera boletinada en EU. Sus contratos para franquicias son válidos por los siguientes 13 años. 

Buenos Aires Servicios S.A. de C.V., también entró en el mismo paquete. Su nombre aún se puede encontrar en diferentes motores de búsqueda, pero no como dueña de una franquicia de Pemex. Pero Gasolinera Multilomas, el otro nombre con el que la identifica la OFAC, sí tiene un contrato, el cual finaliza en noviembre de 2016. Además, fue verificada en siete ocasiones, entre 2005 y 2010, por la Profeco y en cuatro se encontraron anomalías. 

En la base de datos de la Profeco esta gasolinera aparece con su nombre original, ya que las fechas de las revisiones son antes de 2012, año en el que fuera fichada por sus vínculos criminales. 

En el listado de verificaciones hechas por la Profeco, Gasolinera Alamas Country, S.A. también sigue apareciendo con su nombre original.

En julio de 2014 este organismo revisó 18 mangueras de la estación y no encontró anomalías. En ese mismo mes y año firmó un contrato con Pemex por una franquicia de tipo “venta de primera mano”; el nombre que utilizó fue Gasolinera Recursos Hidráulicos, S.A. de C.V. Dos años después de entrar en la “lista negra,” se haría franquiciataria hasta 2018. 

Otra de las gasolineras que fueron presentadas como parte de la red de lavado de dinero de El Azul, fue Estaciones de Servicios Canarias. Su nombre dejó de existir como proveedora de servicios de gasolina. Pero el 25 de junio de 2014 firmó un contrato con Pemex para una franquicia. La OFAC había enlistado que uno de sus alias era Combuservicios Los Tres Ríos, S.A. de C.V., y con este firmaron un contrato que finaliza hasta el 2022. 

Cualquier persona física o sociedad puede adquirir una franquicia de Pemex, asegura en su portal la Subdirección Comercial de Pemex Refinación. 

En términos estrictos esto es cierto. Pero ser franquiciatario requiere una capacidad económica alta.

Una gasolinera cuesta entre 500 mil y 600 mil pesos, sólo como pago inicial. Además, cada año se tiene que pagar una cuota de mantenimiento.

 




comentarios
0


 

PUBLICIDAD