aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




60% prefiere que EU y México sean un país

Silvia Otero| El Universal
04:15Martes 25 de junio de 2013
La encuesta “Mxico, las Amricas y el Mundo 2012-2013”, que realiz el CIDE, recaba opini

MEDICIÓN. La encuesta “México, las Américas y el Mundo 2012-2013”, que realizó el CIDE, recaba opiniones sobre asuntos internacionales y política exterior. Destaca que poco más de la mitad de los mexicanos está a gusto con su nacionalidad. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Ciudadanos apoyan apertura económica, pero no en el sector energético

[email protected]

Los mexicanos tienen “bien puesta la camiseta nacional”, aunque no todos la portan con el mismo aprecio, ya que si bien a 52% de la población general no le gustaría ser de otra nacionalidad, más de la mitad de 535 líderes encuestados sí preferirían ser de otro país como Canadá, Estados Unidos o España; mientras que 42% de las personas aceptaron que si pudieran, se irían a vivir fuera del territorio.

Aún más, la mayoría de los mexicanos (60%) apoya la idea de que México y Estados Unidos formaran un solo país, si esto les trajera una mejor calidad de vida, aunque poco más de un tercio (37%) la rechazan.

“Es claro que el bienestar económico destaca como una de las mayores aspiraciones de los mexicanos, incluso por encima del valor de la soberanía”.

Así lo indica la encuesta “México, las Américas y el Mundo 2012-2013”, realizada por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), que recabó opiniones sobre asuntos internacionales y política exterior de una muestra nacional de 2 mil 400 ciudadanos y 535 entrevistas con personas de mando en los sectores gubernamental, político, empresarial, académico, medios de comunicación y organizaciones sociales.

En el documento que se presentó en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), destaca que hay un “amplio apoyo a la apertura económica, menos en el sector energético. El baluarte del nacionalismo económico sigue siendo la energía: 47% está en contra de permitir la inversión extranjera en el sector eléctrico y 65% en el petrolero”. Mientras que la elite del país acepta ampliamente la inversión extranjera en telecomunicaciones (80%), medios de comunicación (76%), electricidad (67%) y petróleo (59%).

El apartado de identidades y nacionalismo en el país revela que “hay un nivel relativamente alto de apego a la nacionalidad mexicana” cuando 52% afirma que no pertenecería a otro país, pero 14% del público dice que si no fuera mexicano le gustaría ser estadounidense, 3% español y 2% alemán. El perfil de los líderes cambia cuando 55% aseguró que sí les gustaría ser de otra nación.

Aunque más de 80% del público y líderes asegura estar muy orgulloso de ser mexicano, y reconocen que en la última década México ha crecido en relevancia y más de la mitad considera que tiene una buena imagen internacional.

Además, uno de cada tres mexicanos es nacionalista cultural, al considerar que “es malo que ideas y costumbres de otros países se difundan en México”, pero 50% califica como buena la exposición a otros modos de pensar.

No a extranjeros en política

En otras expresiones de la identidad nacional la encuesta también devela contrastes. Frente al fuerte valor simbólico que tiene el deporte nacional con mayor afición, el 54% de los encuestados está de acuerdo en que un extranjero pueda jugar en la selección mexicana de fútbol; pero cuando se trata de los derechos políticos de éstos, la situación se modifica.

Hay un rechazo a otorgar los mismos derechos políticos de los que gozan los ciudadanos de origen, existe una fuerte oposición a que extranjeros nacionalizados puedan servir como representantes políticos. “Sólo uno de cada cinco de los encuestados está de acuerdo con que puedan ser diputados o senadores, y una pequeña minoría (13%) le otorgaría el derecho a un nacionalizado a ser electo como Presidente”.

La encuesta detalla también que desde 2004 “se mantiene la percepción de que las principales amenazas internacionales son las que afectan directamente la seguridad y el bienestar de las personas: el narcotráfico y el crimen organizado siguen siendo la primera preocupación del público (82%)”, mientras que entre los líderes llega a 91%.

Siguen en la lista el calentamiento global y la escasez y carestía de alimentos.

Revela asimismo que “los mexicanos no están a favor de la legalización de las drogas, pero prefieren la prevención y rehabilitación, a las acciones militares en el combate al narcotráfico.

En general de una escala de 1 a 7 —de nada eficaz a muy eficaz—, la población califica en 6.1 el dar tratamiento a los adictos en las acciones contra el crimen organizado; dieron un puntaje de 3 a legalizar el consumo de drogas y en 2 permitir la entrada de tropas estadounidenses a territorio nacional.

Destaca la encuesta que 42% del público opina que la globalización económica es generalmente buena para México; 77% cree que la inversión extranjera beneficia mucho o algo al país; y 72% considera que el libre comercio es bueno para la economía de países desarrollados.



comentarios
0