aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Podría retirarse Nancy Contreras después de los JO de Atenas

Afirma que ciclismo femenil mexicano va en ascenso; dice que no le obsesiona la marca mundial, aunque reconoce que sería bueno bajarlo, sobre todo en Europa
Ciudad de México | Miércoles 04 de septiembre de 2002 Notimex | El Universal12:25

Cuando la ciclista mexicana Nancy Contreras -campeona mundial en los 500 metros contrarreloj individual- tenía seis años de edad, nunca imaginó que sus paseos y carreras dominicales en bicicleta con la familia cambiarían, con el tiempo, a verdaderas pruebas físicas, compitiendo de tú a tú para ganar la gloria, el reconocimiento y el premio a su esfuerzo y dedicación.

Desde entonces destacar ha sido su sello. Cuando niña le disgustaba sobremanera, hasta provocarle llanto, quedar retrasada, superada por los demás, porque ganar ha sido su prioridad y su principal impulso para no claudicar.

Su frágil figura contrastaba con la de los niños quienes siempre, comenta, se manifestaron en contra de que una mujer compitiera con ellos y que ésta llegara, incluso, a ganarles. Entre juegos y desafíos conquistó su primer campeonato infantil en 1988, cuando apenas contaba con diez años.

"No había niñas que compitieran y mi papá tenía que pedir permiso para que me permitieran correr con los niños. A veces no querían porque decían que los tiraba, pero la verdad es que les ganaba y eso los apenaba", recuerda casi divertida la ciclista mexicana.

Ahora, con 24 años, Nancy Contreras platica de su trayectoria deportiva con Notimex al término de su entrenamiento en la pista de 333.33 metros del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), donde ultimó detalles antes de partir (la víspera) a Europa, donde primero estará en Valencia, España, y después competirá en Copenhague, Dinamarca, en los Campeonatos Mundiales elite, del 24 al 29 de septiembre.

Las caídas y los raspones, muestras de su ambición y perseverancia, fueron en el pasado lo que hoy son las medallas y los títulos, los premios a su constancia y superación en un deporte hasta hace pocos años dominado por hombres.

"Al principio sí costó mucho trabajo para permanecer en este deporte y después buscar el apoyo. Porque también es una disciplina muy cara y es difícil que te patrocinen cuando no tienes resultados", destaca la pedalista nacida en esta capital y quien por momentos, confiesa, pensó cambiar la bicicleta por un leotardo para practicar la gimnasia.

El apoyo decidido de su padre fue importante para que Nancy Contreras pudiera seguir su camino hasta colocarse entre las grandes figuras del ciclismo femenil."Mi papá siempre estuvo ahí, animándome, me decía: ­Andale, échale ganas!".

En su etapa de competidora juvenil Nancy impuso récord del mundo en los 500 metros contrarreloj individual con 36.352 segundos en 1995, en Ecuador.

Y tras siete años prácticamente sin bajarse de la bicicleta y acumulado kilómetros en las pistas, Contreras dice estar en su mejor momento.

La deportista mexicana ha dejado huella con sus actuaciones en las pistas de América y Europa. Ha competido y entrenado en casi 100 velódromos diferentes, y de uno de ellos, en Amberes, norte de Bélgica, salió vistiendo el suéter arcoiris de campeona mundial, el año pasado.

La cosecha de medallas, entre ellas el bronce de los Juegos Panamericanos Mar del Plata 1995, o experiencias de aprendizaje como en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, cuando se ubicó en el sitio 13, son parte de su formación deportiva.

Junto con ellas están sus participaciones en las etapas de la Copa del Mundo desde 1997, casi todas ellas con momentos memorables. Pero los sinsabores y amarguras también aparecen en la historia de Contreras, como el caso positivo que arrojó en un control antidopaje en 1998, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo, Venezuela. Las dos medallas de oro que ganó le fueron retiradas.

- ¨Cómo se siente Nancy Contreras en este momento?

La ciclista, sentada, se toma su tiempo, aún respira agitada por el esfuerzo en la practica matutina, sobre su pierna derecha deposita una bolsa con hielo, al tiempo que empieza a caer una llovizna apenas perceptible, y responde:

- Han pasado muchas cosas, he madurado un poco más. Ahora está el reto de los Juegos Centromericanos de San Salvador, atrás quedó Maracaibo con todo y el doping, me preocupo por mis tiempos y lo que tenga que hacer en el Mundial.

Sonríe cuando habla de sus rivales a quienes respeta, pero de igual manera sabe que puede triunfar sobre ellas como la bielorrusa Natalia Tsylinskaya, sublíder mundial en los 500 metros, o la china Jiang Yonghua, actual poseedora de la marca del orbe con 34:00 segundos.

"Ellas son las principales y alguna otra que pueda salir. Pero son las más fuertes, no sé cómo se van a presentar en el Mundial, pero la china me sorprendió por su récord del mundo. Ya nos veremos en Dinamarca".

Lo que presagiaba convertirse en una fuerte lluvia se esfumó y la pista, una de las más rápidas de América Latina, quedó lista para seguir siendo usada por otros ciclistas, entonces la charla con Nancy Contreras se vuelve cálida y relajada.

"No me obsesiona la marca mundial, estar en los 34 segundos es la meta y no subirlo. Sería bueno bajarlo, sobre todo en Europa, ya que mi mejor tiempo lo hice el año pasado en el Mundial -Bélgica- y fue de 34.996 segundos", explica.

Con unos 25 mil kilómetros acumulados en sus piernas, Contreras Reyes asegura que el ciclismo femenil ha crecido y de cinco a seis niñas que había en el pasado compitiendo, ahora hay más de 20 en cada una de las pruebas de pista.

Reconoce el talento de la poblana Natalia Llaca y neoleonesa María Fernanda Contreras, quienes están en el camino de convertirse en grandes pisteras.

Dice que a la par del desarrollo técnico y táctico en el ciclismo, está el del diseño de bicicletas, que en un par de años más se lo imagina con cambios desde el casco, la jaca de acera, hasta las zapatillas, aspecto que califica de importante para mejorar los cronos en todas las modalidades.

En la intimidad, Nancy Contreras comenta pasar su tiempo libre disfrutando de todo tipo de lectura, le gustan los dibujos animados y el cine, una de sus películas favoritas es El Rey León. Asegura que le entristece ver que existe pobreza en México y una gran cantidad de niños de la calle.

Contreras, ubicada en el quinto sitio de la clasificación general de la Unión Ciclista Internacional (UCI) en el 2002, espera clasificar a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en donde busca ubicarse entre las cinco mejores, no se compromete con la medalla, pero sí con un resultado positivo.

"Sueño con muchas cosas, pero no las platico", aunque acepta imaginarse compitiendo en Atenas y después formar una familia tal vez fuera del ciclismo, "porque llevó ya cerca de 15 años en esto y tal vez decida descansar".

Dice que aunque disfruta de los viajes, en ocasiones se hacen cansados, "tanto que no dan ganas de competir".

Recuerda que a principios de año se trasladó a Australia y "fue el peor viaje que haya tenido, porque después de 18 horas en el avión, las piernas se duermen, el cuerpo duele y tuve que irme al velódromo toda maltrecha. Me quería dormir arriba de la bicicleta".

Informada sobre el acontecer deportivo fuera de su especialidad, Nancy Contreras aplaude los resultados que ha obtenido su compatriota, la velocista sonorense Ana Gabriela Guevara en las etapas de la Liga Dorada de la IAAF. "Nos estamos dando cuenta de que somos las mejores".

Indica que la mentalidad de la mujer mexicana está cambiando, "ya no se trata de quedarse en casa y los hombres nada más triunfando. Son otros tiempos y las mujeres vamos a ganar, me da gusto formar parte de este grupo y que las demás se motiven para que seamos más y las mejores".

Sin Duda, Nancy es parte de ese selecto grupo de mujeres triunfadoras, en recientes fechas salió con los brazos en alto en justas internacionales como en los Seis Días de Fiorenzuola D'Arda, Italia, así como la obtención de la medalla de plata en la primera etapa de la Copa del Mundo de Monterrey, Nuevo León, entre otros.

La campeona mundial con un crono de 34.996 segundos en los 500 metros contrarreloj no olvida los momentos que vivió cuando se adjudicó el título, y echando una mirada a la pista del Cdom, expresa: "Fue algo maravilloso, escuchar el Himno Nacional Mexicano me estremeció, espero en Dinamarca refrendarlo y bajar mi marca".

El descanso tras varias horas de entrenamiento es el premio a su trabajo, dispuesta a disfrutarlo inicia su marcha a paso lento hasta perderse en los vestidores del CDOM, lugar que abandonó horas más tarde para viajar a España donde realizará un campamento de preparación antes de trasladarse al norte de Europa para acudir a la cita mundialista.



 

PUBLICIDAD