aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




EU ficha narco; aquí lo soltaron

Silvia Otero| El Universal
04:00Miércoles 09 de mayo de 2012
?El Chapito? Guzm?n (abajo a la izquierda, con gorra) y su hermano menor, hijos de Joaqu?n Guzm?n Lo

PINTITOS. “El Chapito” Guzmán (abajo a la izquierda, con gorra) y su hermano menor, hijos de Joaquín Guzmán Loera, son buscados en EU. (Foto: ESPECIAL )

EU incluyó ayer a dos hijos de 'El Chapo' Guzmán en su lista de narcotraficantes y los ubicó como principales lugartenientes del cártel de Sinaloa. Uno de los señalados, Iván Archivaldo Guzmán, fue absuelto por la justicia mexicana hace cuatro años

silvia.otero@eluniversal.com.mx

La Procuraduría General de la República (PGR) no pudo acreditar que Iván Archivaldo Guzmán Salazar fuera parte de la estructura del cártel de Sinaloa y el Poder Judicial lo dejó en libertad en abril de 2008. Cuatro años después, Estados Unidos lo incluyó junto con su hermano Ovidio Guzmán López, en su lista de narcotraficantes y los señala como los principales lugartenientes de la organización que lidera su padre Joaquín El Chapo Guzmán.

En contraste con las investigaciones que realizó el Departamento del Tesoro con apoyo de las agencias de inteligencia y seguridad de Estados Unidos, que llevaron a señalar como narcotraficantes a los hermanos Guzmán, autoridades de la PGR informaron que no existen investigaciones abiertas en su contra en México por delincuencia organizada o delitos contra la salud, por lo que se solicitará al gobierno estadounidense la información con la que cuenta para formular esta acusación.

Para la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), dependiente del Departamento del Tesoro estadounidense, los Guzmán son dos de los principales operadores del cártel, y “desempeñan un papel significativo” en la red de narcotráfico de su padre, por lo que ordenó congelar todos los bienes y cuentas que existan a su nombre en ese país, y prohibió a particulares y empresas tener cualquier trato comercial con ellos, pues de lo contrario podrían enfrentar sanciones penales y pagar multas millonarias.

Adam J. Szubin, director de la OFAC, al dar a conocer la inclusión de Iván y Ovidio Guzmán a su “lista negra”, sostuvo que “se perseguirá agresivamente a todo individuo que facilite las operaciones del narcotráfico de El Chapo Guzmán, incluyendo a miembros de su familia. Con el gobierno de México, estamos firmes en nuestra determinación para desmantelar su organización criminal”.

No hay investigación aquí

Pese a la declaración anterior, actualmente estos presuntos operadores del cártel de Sinaloa no están bajo investigación en México, y cuando la PGR intentó fincar cargos contra El Chapito por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita sufrió un revés legal, ya que el Poder Judicial de la Federación decretó la libertad de Iván Archivaldo Guzmán Salazar por falta de pruebas y consideró que prácticamente se le procesó por el simple hecho de ser familiar de uno de los capos más buscados.

Guzmán Salazar fue detenido el 13 de febrero de 2005 en Zapopan, Jalisco, y recluido en un penal de máxima seguridad. Se le acusó de utilizar el sistema financiero nacional para realizar depósitos en dos cuentas bancarias, por 807 mil pesos, sin poder demostrar que fueron obtenidos de forma legal, así como por la adquisición de un vehículo BMW modelo 2001 tipo cabrio, supuestamente con recursos ilícitos a través de un tercero o prestanombres.

Le quitaron la sentencia

En febrero de 2008 la juez federal Silvia Carrasco condenó a El Chapito a cinco años de prisión por el delito de “lavado” de dinero, pero en abril de ese mismo año Jesús Guadalupe Luna Altamirano, magistrado del Tercer Tribunal Unitario del Primer Circuito, lo absolvió de los cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por falta de pruebas, sin que la PGR pudiera interponer ningún recurso legal contra la resolución.

El magistrado argumentó en su fallo que el hecho de que Iván Archivaldo Guzmán Salazar sea hijo de El Chapo Guzmán no es un indicio fundado para acreditar que participó de alguna manera en las operaciones de narcotráfico que se imputan a su padre; acreditó la legalidad de los recursos de sus cuentas en Scotia Bank Inverlat y no se comprobó que el BMW fuera de su propiedad.

Luna Altamirano sostuvo en su resolución que la juez Carrasco, que sentenció a Guzmán Salazar meses antes, hizo “apreciaciones subjetivas, personales, carentes de sustento jurídico”, para condenarlo. “Es insuficiente la relación de parentesco entre El Chapito y su padre Joaquín Guzmán Loera, que son meras apreciaciones subjetivas para acreditar que los recursos económicos para obtener el citado vehículo BMW son de procedencia ilícita”.

El magistrado fue inhabilitado por el Consejo de la Judicatura Federal durante tres meses de sus labores en 2009, no por el sentido de su resolución o por ordenar la inmediata libertad de El Chapito, sino por la queja que presentó en su contra la juez Carrasco por descalificar y desacreditar su desempeño en el juicio.

Cuatro años después, los dos hermanos Guzmán han sido señalados por las autoridades de Estados Unidos como narcotraficantes, junto con otros dos operadores del cártel de Sinaloa: Noel Salgueiro Nevarez y Ovidio Limón Sánchez, quienes se encuentran detenidos desde 2011 en México.



comentarios
0