aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Se dispara fortuna de mando de Semar

Redacción| El Universal
18:00Lunes 09 de abril de 2012
Francisco Gerardo Mart?nez Pastel?n, jefe de ayudantes del secretario de Marina, Francisco Saynez, e

JOYAS. Francisco Gerardo Martínez Pastelín, jefe de ayudantes del secretario de Marina, Francisco Saynez, en entrevista. El funcionario naval luce un anillo y una pulsera de oro, así como un reloj dorado. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Francisco Gerardo Martínez Pastelín, jefe de ayudantes del secretario de Marina, pasó de tener percepciones por 346 mil 011 pesos en 2001, cuando se desempeñaba como ayudante naval, a 2 millones 279 mil 780 pesos en 2010. Entre sus bienes y los de su familia hay un Ferrari valuado en 2.5 mdp. En entrevista, el marino niega irregularidades

politica@eluniversal.com.mx

El contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín, jefe de ayudantes y personaje clave en el entorno del secretario de Marina, Mariano Francisco Saynez, se halla en el centro de una historia de acumulación de bienes, que incluye departamentos y vehículos de lujo, entre ellos un Ferrari valuado en al menos 2.5 millones de pesos.

Títulos de propiedad de bienes inmuebles, registros vehiculares y declaraciones patrimoniales de Martínez Pastelín, documentos todos a los que tuvo acceso EL UNIVERSAL, demuestran compras realizadas por él o sus hermanos a partir de ingresos no aclarados por millones de pesos.

El influyente funcionario es señalado de manera extraoficial por fuentes internas de la Marina por presuntamente implicarse en negocios e incurrir en atropellos y conflictos de intereses que sus acusadores no han denunciado formalmente ante autoridad alguna.

Pero una investigación realizada por este diario da cuenta de negocios emprendidos por Martínez Pastelín y miembros de su familia que él no registró en su declaración de bienes presentada sucesivamente en al menos los últimos cinco años. Entrevistado al respecto, negó la existencia de bienes que se hallan documentados en el Registro Público de la Propiedad, entre otras fuentes oficiales.

Los datos disponibles revelan que en los últimos cinco años Martínez Pastelín y sus familiares incrementaron su patrimonio y han realizado negocios que les permiten tener inmuebles de lujo en el DF, así como la propiedad del citado automóvil.

De acuerdo con sus declaraciones patrimoniales, el funcionario ha recibido millonarios ingresos ajenos a sus percepciones como militar. Además, registró como "donación" la compra de una casa que pagó al contado, según documentos cuyas copias obran en poder de este diario.

Tales evidencias dan cuenta de que los hermanos Francisco Gerardo, Jesús Marcial y Marciano Benjamín Martínez Pastelín poseen una casa, dos departamentos de lujo y un Ferrari modelo Spider, que el funcionario de Marina dijo en entrevista desconocer.

Desde 2008 la fortuna del contralmirante registró un marcado incremento, no sólo por sus percepciones como miembro de la Marina, sino por millonarios ingresos adicionales, de los que en su declaración patrimonial anual no da mayor explicación.

Sólo entre 2008 y 2010 declaró ingresos adicionales a su sueldo por un monto superior a los dos millones de pesos, sin identificar su origen. En sus declaraciones patrimoniales se registra, primero, un marcado incremento de sus adeudos y después un crecimiento en sus percepciones anuales como funcionario público, y más adelante la llegada de los ingresos adicionales no especificados.

Las percepciones anuales por 346 mil 11 pesos que declaró mientras se desempeñaba como ayudante naval en Tamaulipas, en el año 2001, crecieron a dos millones 279 mil 780 pesos en 2010 como jefe de ayudantes del secretario de Marina. De este monto, más de un millón de pesos los obtuvo por ingresos cuyo origen no especificó.

En 2008 el contralmirante Martínez Pastelín reportó ingresos anuales como servidor público por 673 mil 420 pesos ganados durante 2007, y bajo el rubro de "otros ingresos" declaró, sin explicar el origen, 215 mil 840 pesos, para sumar un total anual de percepciones de 889 mil 260 pesos. Adicionalmente, declaró la apertura de una cuenta bancaria por un monto de 584 mil 77 pesos.

Para la declaración de 2009 reportó percepciones como servidor público por 934 mil 652 pesos e ingresos adicionales por 787 mil 300 pesos, que dieron un total de un millón 721 mil 952 pesos.

Además, declaró tener dos cuentas bancarias, una por un millón 179 mil 928 pesos, y otra por "dos pesos".

En esa declaración, el contralmirante no reportó la compra de una casa de un millón 600 mil pesos en las inmediaciones del Club de Golf México. La casa fue registrada en la declaración patrimonial como "donación". EL UNIVERSAL cuenta con la documentación del Registro Público de la Propiedad que demuestra que el inmueble fue comprado y pagado por Martínez Pastelín.

En la declaración patrimonial de 2010 declaró ingresos como servidor público por un millón 018 mil 455 pesos; 11 mil 325 pesos por "actividad financiera" y por "otros ingresos", nuevamente sin identificar su origen, un millón 250 mil pesos, sumando un total de dos millones 279 mil 780 pesos.

El contralmirante Martínez Pastelín también declaró tener dos nuevas cuentas bancarias por 175 mil 038 pesos y otra por dos pesos, y una cuenta más de fondos de inversión por dos millones 771 mil 741 pesos. En su declaración de 2011, no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales.

Documentos del Registro Público de la Propiedad del DF señalan a Jesús Marcial Martínez Pastelín, hermano del contralmirante, como el propietario de un condominio con valor de 2 millones 636 mil pesos, en la Torre Hamburgo, ubicada en la calle de Sevilla número 20, en la colonia Juárez. Adicionalmente, datos del registro vehicular capitalino dan fe de que también es dueño de un Ferrari.

Empresario

En entrevista, el contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín afirmó que su hermano es empresario, pero no quiso dar el nombre de la compañía, únicamente dijo que se dedica a la construcción civil, a la distribución de gas y es proveedor del gobierno. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señaló que no tiene registrado como socio de esa organización a ninguna persona de apellido Martínez Pastelín.

El contralmirante afirmó que otro de sus hermanos, Marciano Benjamín, es quien vive en el departamento de la calle de Hamburgo. Sin embargo, de acuerdo con vecinos, a quienes se les mostró una fotografía del contraalmirante, lo ubican a él como inquilino del lugar y como el propietario del Ferrari rojo que permanece guardado en el primer nivel de estacionamientos del edificio.

Elementos de seguridad de la Torre Hamburgo aseguran que en uno de los apartamentos de ese edificio vive "el capitán Pastelín", grado que tuvo dentro de la Secretaría de Marina hasta el pasado 20 de noviembre, cuando ascendió a contralmirante.

De acuerdo con los datos del Registro Público de la propiedad, Jesús Marcial Martínez Pastelín pagó de contado el departamento, pues no existe ninguna hipoteca sobre la propiedad. En entrevista, el funcionario negó que él o sus familiares posean un automóvil Ferrari y aseguró que las denuncias en su contra, que son un secreto a voces en la Secretaría de Marina, son "resultado de la envidia que me tienen" frente al cambio de gobierno.

Según datos del Registro Vehicular del Distrito Federal, el Ferrari 2010 modelo Spider con placas 302 WWH, ubicado por EL UNIVERSAL en el interior de la citada Torre Hamburgo, es propiedad de Jesús Marcial Martínez Pastelín, quien dio como su domicilio el número 436 de la avenida Melchor Ocampo, en la colonia Cuauhtémoc.

Ese mismo domicilio fue presentado por Jesús Marcial Martínez Pastelín ante un notario público cuando compró el departamento de la colonia Juárez, valuado en dos millones 636 mil pesos.

En el caso del Ferrari Spider, la agencia de esa marca ubicada en la colonia Polanco de la ciudad de México informó que en 2010 ese tipo de autos tenían un precio mínimo de dos millones 500 mil pesos, sin embargo, algunas modificaciones solicitadas por el comprador podrían hacer crecer de manera considerable el precio. La firma Ferrari en México sólo vende autos al contado y tiene una estricta política de confidencialidad sobre los datos de sus clientes.

La única huella de las actividades empresariales de Jesús Marcial y de Marciano Benjamín Martínez Pastelín son un par de contratos realizados con la Comisión Nacional del Agua, dependiente del gobierno federal, en los años 2002 y 2003.

De acuerdo con documentos de 2002 y 2003, uno de los mayores pagos para Jesús Marcial fue por un millón 517 mil 228.42 pesos, bajo el rubro 2000, clasificado por el gobierno federal como gasto correspondiente al concepto de "Materiales y Suministros".

Adicionalmente, Jesús Marcial ha recibido pagos por 366 mil 359 pesos y por 36 mil 467, correspondientes a partidas referentes a materiales de administración, emisión de documentos y artículos oficiales, así como materias primas y materiales de producción y comercialización, materiales y artículos de construcción y de reparación.

Hermanos en auge

Mandos de la Armada de México, todos ellos de grado superior al contralmirante y que solicitaron el anonimato, afirman que el auge de los hermanos Martínez Pastelín se dio cuando eran prácticamente los únicos distribuidores de gas en las unidades habitacionales militares, especialmente en la Secretaría de Marina, pero quejas de los usuarios por el robo de gas los dejaron fuera del negocio.

El propio contralmirante reconoció en entrevista que uno de sus hermanos distribuyó gas en unidades habitacionales militares, pero aseguró que, luego de "algunos inconvenientes con los clientes", dejaron de prestar el servicio. En un principio, ofreció a este diario la posibilidad de sostener una entrevista con su hermano, sin embargo, al día siguiente canceló la propuesta.

El contralmirante afirmó que vive dentro de la unidad habitacional de la Secretaría de Marina en Tepepan, sin embargo, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad del Distrito Federal, es dueño de una casa con una superficie de 294 metros cuadrados ubicada en la calle Prolongación Potosí, en la delegación Tlalpan, en las inmediaciones del Club de Golf México, donde empleados lo ubican como un cliente habitual y jugador frecuente.

"Siempre hay zancadillas"

El contralmirante Martínez Pastelín tiene 34 años de servicio, 12 de los cuales ha trabajado con el almirante Mariano Francisco Saynez en diferentes regiones. En la Semar posee una oficina de dimensiones quizá sólo superadas por la del secretario de Marina.

Su despacho, forrado en madera de color caoba de piso a techo, tiene un amplio escritorio y cuenta con pantallas planas, una sala y un área de juntas.

En su librero hay una fotografía en la que aparece junto al presidente Felipe Calderón, así como los retratos oficiales del secretario de Marina y del mandatario, además de un gran número artículos relacionados con el golf. En un rincón se observa un juego de palos para practicar ese deporte.

En entrevista, Martínez Pastelín afirmó que desde que inició el sexenio su cargo dentro de la Armada es el de "jefe de ayudantes", por lo que está encargado de la seguridad del secretario Saynez y su familia, y de llevar su agenda oficial, función esta última que en otras dependencias de gobierno es realizada por un secretario particular.

De estatura mediana, piel morena, que lleva palas doradas sobre el uniforme blanco que lo identifican con su nuevo grado de contralmirante, usa una esclava, un anillo de oro y un reloj dorado.

Asegura que todas las denuncias en su contra son parte de "la lucha aquí y en todos los lugares; en todas las secretarías siempre hay zancadillas. No sé, es la condición humana, yo creo..., la envidia, el egoísmo...".

Sostiene que ya ha sido investigado por las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública y que ha sido sometido al polígrafo. Se consultó con la Secretaría de la Función Pública al respecto, donde se dijo que no existe registro de alguna investigación sobre este funcionario.

Al final de la entrevista, el contralmirante Martínez Pastelín afirma que el "estar siempre al lado del señor secretario causa ruido".

Y al aludir a las fotografías que le eran tomadas durante la entrevista, anticipó: "Tal vez las utilizaré cuando llegue a ser secretario (de Marina), algún día".



comentarios
0