aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Son $304 mil por “Mes 13”, no $68 mil, revela ALDF

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal reveló que el bono llamado "Mes" 13 asciende a 304 mil pesos, ya que también incluye recursos para prerrogativas, por lo que en enero de 2012 los diputados recibirán ingresos por un total de 614 mil pesos

BARRALES. "Desde que iniciamos esta Legislatura tomamos como acuerdo la desaparición de cualquier bono y apoyo extraordinario y demás" . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Jueves 08 de diciembre de 2011 Jonathan Villanueva | El Universal04:31
Comenta la Nota

jonathan.villanueva@eluniversal.com.mx

El bono extraordinario denominado “Mes 13” que los 66 diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se repartirán como compensación de fin de año, no sólo contempla un mes más de “dietas” sino también de prerrogativas.

Ello significa que en enero de 2012 recibirán el doble de sus percepciones mensuales, y antes del 15 de diciembre cobrarán su aguinaldo de 40 días.

Así lo estipula el acuerdo emitido por la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa —del cual EL UNIVERSAL posee una copia— en el que se autoriza el pago del “Mes 13” de las prerrogativas.

El acuerdo detalla las prerrogativas que obtendrán este año cada uno de los diputados de manera mensual, más el monto que recibirán por el llamado “Mes 13”.

De acuerdo con el documento, que tiene la firma de los integrantes de la Comisión de Gobierno, este último rubro registra aumento de 1.33 veces las prerrogativas mensuales, ya que ahí se prevé el pago de la dieta extraordinaria que ayer anunció EL UNIVERSAL.

Es decir que en este mes los representantes populares recibirán 401 mil pesos por aguinaldo (91 mil 857 pesos), dieta del mes (68 mil 893) y prerrogativas por 241 mil pesos y, en enero, percibirán en total 614 mil 638 pesos.

Esto incluye la “dieta” mensual (68 mil 893), prerrogativas (241 mil pesos) y “Mes 13”, 304 mil 741 (43 mil para apoyo de módulos y 261 mil 745 pesos en prerrogativas).

Al respecto, el titular de la Tesorería General de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Nilo Guillermo Rodríguez Martínez, reveló que este bono se lo otorgan los diputados año con año, “desde la primera Legislatura”.

“Valdría la pena aclarar sobre este concepto. Desde la primera Legislatura los diputados acordaron dar un apoyo de fin de año a aquellos que colaboran en los Módulos de Atención Ciudadana y no están en la nómina”, señaló.

En entrevista, agregó que dicha partida no está considerada para beneficio de los legisladores, sino para el pago de una gratificación anual a quienes colaboran con los diputados como brigadistas, promotores y gestores.

Dijo que de ahí los representantes populares también compran piñatas y organizan posadas para sus respectivos representados. “Es para un trabajo operativo que a veces no se ve y es un compromiso con sus electores”.

Expresó que no sabe por qué se le denominó así, “pero es algo que ya estaba y la Comisión de Gobierno de la Asamblea decidió mantenerlo”.

Respecto a la necesidad de transparentar los recursos públicos que reciben los diputados, afirmó que desde la semana pasada se trabaja en un nuevo sistema de rendición de cuentas.

Para el profesor del Centro de Investigación y Docencia Ecomómicas, Mauricio Merino, más que concentrarse en el caso específico, lo que debe llamar la atención es la falta de pesos y contrapesos en la ALDF, que permitan evitar usos arbitrarios de los recursos públicos.

“El problema de fondo no es lo del dinero libremente asignado por los propios legisladores, sino que los sistemas de evaluación, fiscalización y rendición de cuentas no están conectados entre si”, dijo el investigador.

Por ello, consideró que en lo que se debe trabajar es en el sistema de rendición de cuentas, para mejorar los futuros gobiernos del país, tanto a nivel local como nacional.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Alejandra Barrales, afirmó que el tema de fondo se refiere al uso del presupuesto; “desde que iniciamos esta Legislatura tomamos como acuerdo la desaparición de cualquier bono y apoyo extraordinario y demás”.

Insitió en que la ALDF opera con 300 millones de pesos menos que las legislaturas anteriores. “En esta Legislatura destinamos los recursos en otro sentido y de lo que estamos hablando en este caso fue de un recurso que manejan las áreas administrativas. No se maneja de forma discrecional como antes”.

En específico, dijo que se trata de un recurso para la atención de módulos. En una entrevista previa, aseguró no recordar esta partida.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD