aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Castristas impiden misa de Damas de Blanco

Grupos de simpatizantes del gobierno cubano impidieron a la organización realizar una marcha pacífica en honor a la santa patrona de los presos

Simpatizantes del gobierno cubano impidieron en La Habana una marcha pacífica y una misa organizada por la organización Damas de Blanco por los presos políticos EFE

Las Damas de Blanco se reunieron en la casa de la portavoz del grupo, Laura Pollán, hasta donde llegaron al menos 200 simpatizantes del régimen cubano EFE

El grupo de mujeres tenía previsto iniciar una marcha hasta la iglesia de La Merced en honor a la Virgen de la Merced, patrona de los presos EFE

Los oficialistas instalaron en la zona un equipo de sonido donde se reprodujeron durante el acto de hostigamiento el himno cubano y canciones revolucionarias EFE

Las Damas de Blanco se mostraron sorprendidas por el bloqueo ya que, dijeron, en todos estos años nunca les habían impedido realizar la misa a la Virgen de la Merced EFE

CUBA. Entre 200 y 300 seguidores del régimen impidieron que el grupo de mujeres iniciara su marcha. (Foto: EFE )

La Habana | Sábado 24 de septiembre de 2011 EFE | El Universal17:22
Comenta la Nota

Las disidentes Damas de Blanco sufrieron hoy un nuevo acto de hostigamiento en La Habana por parte de un grupo de afines al régimen cubano que les impidió realizar una marcha para ir a una misa por el Día de la Virgen de la Merced, patrona de los presos.

Como anunciaron hace unos días, las Damas de Blanco tenían previsto realizar este sábado una caminata pacífica hasta la habanera iglesia de La Merced para acudir a una misa, como hacen todos los años el 24 de septiembre, por lo que unas 35 integrantes de ese colectivo se reunieron en el domicilio de Laura Pollán, la portavoz del grupo.

Como ha ocurrido en otras ocasiones, en torno a la casa de Pollán, en la barriada de Centro Habana, comenzaron a congregarse seguidores del gobierno que llevaron a cabo lo que en argot cubano se conoce como un "acto de repudio".

Entre 200 y 300 seguidores del régimen se concentraron ante la puerta del domicilio de Pollán coreando lemas contra las Damas de Blanco y en favor de la revolución cubana y sus líderes, Fidel y Raúl Castro, e impidiendo que el grupo de mujeres saliera de la casa cuando lo intentaron para iniciar su marcha.

Los oficialistas instalaron en la zona un equipo de sonido donde se reprodujeron durante el acto de hostigamiento el himno cubano, la Internacional, canciones de los trovadores Silvio Rodríguez y Sara González e incluso la parte de un antiguo discurso de Fidel Castro donde definía el concepto de revolución.

En la zona, que quedó cortada al tráfico, también había agentes de la seguridad y de la policía.

En declaraciones a corresponsales, Laura Pollán se mostró sorprendida ante el nuevo acto de acoso porque todo los años las Damas de Blanco han acudido a la misa del Día de la Virgen de la Merced y hasta este año no se lo habían impedido.

También destacó que estos "actos de repudio" no son manifestaciones espontáneas del pueblo cubano sino actos organizados por el régimen porque "siempre son las mismas personas", al tiempo que denunció que el hostigamiento de hoy supone una nueva violación de sus derechos.

Las Damas de Blanco surgieron como un colectivo pacifista para reclamar la libertad de los disidentes del llamado "Grupo de los 75" encarcelados durante la ola represiva conocida como la "Primavera Negra" de 2003.

El grupo de mujeres, que en sus inicios estuvo integrado fundamentalmente por familiares de esos opositores, aboga ahora por el respeto a los derechos humanos y la liberación de todos los presos políticos en Cuba, después de que el gobierno concluyera este año con el proceso de liberación de los 75.

Entre julio de 2010 y abril de 2011, el Gobierno del presidente Raúl Castro excarceló progresivamente a 126 presos políticos, incluidos los 52 del "Grupo de los 75" que quedaban en prisión.

Las excarcelaciones tuvieron lugar tras un inédito proceso de diálogo entre el gobierno y la Iglesia católica cubana, apoyado por el Ejecutivo español.

En los últimos dos meses, las Damas de Blanco han denunciado que fueron sometidas a "actos de hostigamiento, repudio y represión" por personas partidarias del gobierno durante sus tradicionales caminatas en La Habana y otras poblaciones del este del país.

A inicios de septiembre, las mujeres pidieron a la Iglesia su intervención ante el gobierno para poner fin a los "hostigamientos" durante sus manifestaciones.

Tras su gestión, la Iglesia católica cubana dijo que el gobierno le comunicó que "desde ningún centro de decisión nacional" se han ordenado actos de agresión al grupo.

Al igual que el resto de los opositores en Cuba, las Damas de Blanco son consideradas "mercenarias" que reciben dinero del gobierno de Estados Unidos y organizaciones contrarrevolucionarias.

jfra



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD