aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hallan restos de pintura mural en Chihuhua

Especialistas del INAH encontraron fragmentos de estuco con pintura roja y blanca en el Cuarto 36 de la zona arqueológica de Paquimé

PINTURA Los fragmentos encontrados podrían corresponder a una pintura mural que representaría la primera obra de este tipo que se descubre en la zona. (Foto: Especial INAH )

México | Jueves 28 de julio de 2011 Agencia EL UNIVERSAL | El Universal16:26
Comenta la Nota

Varios fragmentos de estuco con pintura roja y blanca fueron hallados en un cuarto del sitio prehispánico de Paquimé, en Chihuahua, reportó el arqueólogo Eduardo Gamboa, director del Proyecto de Investigación y Conservación de ese lugar arqueológico.

Detalló, mediante un comunicado de prensa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que en los bordes de dos paredes se ve lo que podría ser una pintura mural, que de comprobarlo sería la primera obra de este tipo que se descubre en esa zona prehispánica del norte de México.

Esos restos de aplanados con color, se encontraron en el Cuarto 36, ubicado en la sección conocida Casas Grandes, como resultado del monitoreo constante que se realiza en la antiguas edificaciones de ese lugar, declarado Patrimonio Mundial en 1998 por la UNESCO, agregó.

En su reciente participación en la XIV Conferencia de Arqueología de la Frontera Norte, realizada en este sitio arqueológico, con la asistencia de investigadores de esa región de México y de Estados Unidos, Gamboa añadió que debido a las lluvias, la excavación que permitirá descubrir si se trata de una obra pictórica se empezará hasta el mes de septiembre.

"Durante el proceso de excavación para quitar los escombros que cubrían la edificación y que cayeron por deslaves, encontramos pedacería de estuco con pintura, así como en las orillas de dos muros", detalló el investigador.

Refirió que "ante la presencia de estos restos de estuco, la exploración se orientó a tratar de encontrar el piso original, de época prehispánica, hasta que a un metro de profundidad, se empezaron a distinguir los bordes de los muros, mismos que tienen pintura en tonos blanco y rojo óxido; pero, la amenaza de las lluvias no permitió descubrir de qué se trata y habrá que esperar una par de meses para saber si es un mural, y de ser así, determinar su época".

Subrayó que en 1960, durante las primeras investigaciones en Paquimé, el arqueólogo Charles Di Peso encontró rasgos de una especie de 'graffiti' prehispánico en paredes de la sección Casas Grandes; pero, aún falta estudiar a profundidad los estucos.

"Este elemento decorativo es un tipo de vestigio que en varios sitios de la región denominada Cultura de los Pueblos -que se desarrolló desde el suroeste de los Estados Unidos, hasta el norte de México-, presentan pintura mural que describe mitos, leyendas, cosmovisión y deidades de los grupos que ahí se asentaron".

Las obras murales también se han hallado en más de 270 sitios conocidos como Casas de Acantilado, distribuidos en la Sierra de Chihuahua, y en las cuales los antiguos pobladores describieron, en algunos casos, el contacto con los españoles.

De esos bordes de estuco encontrados en la parte interior del Cuarto 36, sobre los muros de los costados. "Pensamos que por lo menos esos dos muros -de cuatro metros de largo-, tengan estuco pintado; queremos excavar controladamente para probar si es mural o no; si lo es, debe ser policromo porque hasta donde se alcanza a ver, se distinguen colores rojo y blanco", mencionó Gamboa.

El arqueólogo detalló que Di Peso decidió no investigar los vestigios porque estaban "contaminados", es decir, que en el lugar había materiales de ocupaciones posteriores a 1475, cuando se dio el abandono de la ciudad por parte de sus edificadores; "nosotros hicimos calas para encontrar los pisos prehispánicos del periodo Medio de Casas Grandes (1200-1450 d.C.), y a través de los materiales arqueológicos que encontramos recientemente, pudimos corroborar que Paquimé fue reocupado".

Además de los estucos, se hallaron restos de objetos de lítica, concha, metales, cerámica, restos óseos, vidrio y materia orgánica, que corresponden a los periodos prehispánico, colonial, revolucionario y moderno, mencionó.

Por ejemplo, destacó, "se hallaron casquillos de balas, porque en 1911 ahí tuvo lugar la Batalla de Casas Grandes, cuando Francisco I. Madero peleó contra los constitucionalistas, por lo tanto pudieran corresponder a la Revolución Mexicana".

arh



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD