aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Coahuila: piden seguridad a candidatos

Los abanderados prometen abatir la delincuencia que afecta sobre todo a la región Laguna; PRI y PAN ofrecen apoyos sociales con tarjetas especiales para la población vulnerable

CRIMEN. El combate a la inseguridad y la generación de empleos son las demandas más sentidas de los coahuilenses, quienes les piden trabajo y detener la ola de violencia. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Lunes 20 de junio de 2011 Hilda Fernández/Corresponsal | El Universal04:33
Comenta la Nota

SALTILLO

Las temperaturas récords que han llegado a los 46 grados centígrados en Monclova, Cuatro Ciénegas, Candela y otros municipios han sido desafiadas por los cuatro candidatos a gobernador de Coahuila y 156 abanderados para las diputaciones locales, de 10 partidos políticos, quienes recorren los 38 municipios en la recta final hacia las elecciones del 3 de julio.

En la contienda por ocupar una curul en el Congreso, son 25 los lugares que serán peleados por los aspirantes a diputados —16 por el principio de mayoría relativa y nueve de representación proporcional—.

El combate a la inseguridad y la generación de empleos son las demandas más sentidas de los coahuilenses, quienes les piden trabajo y detener la ola de violencia. En los recorridos que los candidatos han realizado por diferentes municipios, la demanda común de los electores es en especial frenar extorsiones, secuestros y venta de drogas, sobre todo en zonas como Torreón y la Laguna.

Coahuila, un estado donde históricamente ha gobernado el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ha mantenido el control absoluto del Congreso local, vive un proceso donde el candidato del tricolor y de Acción Nacional (PAN) son los que más repuntan en las encuestas.

Al candidato común de la alianza Primero Coahuila (PRI, PVEM, Panal, PSD y PPC), Rubén Ignacio Moreira, se le señala por ser el hermano del gobernador con licencia, Humberto Moreira, quien dejó el cargo para contender por el liderazgo nacional del tricolor, del que hoy es dirigente.

A José Guillermo Anaya Llamas, de la coalición Coahuila Libre y Seguro (PAN-UDC —Unidad Democrática de Coahuila), se le imputa ser compadre del presidente Felipe Calderón.

Así, repuntando en la recta final, se acercan a la victoria electoral “el hermano” y “el compadre”.

El abanderado del PRD es Genaro Fuantos Sánchez, un profesor de primaria de 51 años de edad, mientras que por el PT-Convergencia está el político lagunero Jesús González Schmal.

Los dos primeros candidatos, que son los que tienen más prerrogativas, echan mano de todo tipo de recursos útiles para ganar la preferencia del electorado coahuilense.

Se promocionan y, como es costumbre, regalan camisetas (playeras), cachuchas, abanicos, alcancías, plumas, llaveros, lo más que se pueda. Los panistas optan además por hacer rifas en los eventos, mientras la gente se espera hasta que sale el último número a ver si tienen suerte y sacan premio.

El profesor Genaro Fuantos Sánchez ofrece gobernar sin distingos, destaca que las entrevistas en medios de comunicación, sobre todo en radio y televisión, son de gran ayuda, pues sólo dispone de 100 mil pesos, aproximadamente, para el proselitismo.

Por eso él viaja en un carro Pointer propiedad del partido. Su coordinador de campaña y un asesor de prensa son toda su comitiva; a veces se hospedan en un hotel, aunque para no gastar pernoctan en casas de familiares o amigos. Dice que no tiene ni una barda ni un espectacular con su propaganda porque no les alcanzó el dinero, aunque está confiado en que sacarán un buen número de votos, “por encima de 3% para mantener el registro”.

Las estrategias

En total son 45 días de campaña para los que buscan la gubernatura (que arrancó el pasado 26 de mayo) y 35 días para los que pelean por una curul en el Congreso. En ambos casos el periodo terminará el día 29 de junio a la medianoche.

Para medir fuerzas, los abanderados del PRI y del PAN buscan reunir el mayor número de personas en los eventos partidistas. En las esquinas más concurridas de avenidas y bulevares, grupos de militantes y simpatizantes reparten volantes, pulseras, folletos con una serie de promesas o compromisos que los candidatos aseguran cumplirán si ganan la contienda.

Espectaculares, mantas, bardas y todo punto que sea visible tiene propaganda de ambos candidatos.

El solazo que cae como plomo tampoco detiene a gente de todas las edades que acude a los mítines, señoras van con hijos en brazos o de la mano.

Jóvenes y niños utilizan tambores, trompetas, silbatos, matracas y todo tipo de instrumentos para hacer ruido, y no falta algún grupo musical para “poner el ambiente” festivo.

En los últimos días de campañas, los candidatos han sido arropados por personajes nacionales en sus mítines.

A Moreira lo ha acompañado la ex dirigente nacional del PRI Beatriz Paredes; el legislador Francisco Rojas; el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto; y el senador Manlio Fabio Beltrones. A este apoyo ha faltado su hermano Humberto Moreira.

En el caso de Guillermo Anaya, éste ha recibido las visitas del líder de AN, Gustavo Madero; de la legisladora Josefina Vázquez Mota y del secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio.

El petista Jesús González Schmal fue arropado por el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

¿Quién da más?

Los partidos enfrentan con distintos métodos la pelea por el poder.

La gente participa en los mítines del Partido Revolucionario Institucional donde les entregan la tarjeta Más Mejor, con una serie de beneficios de programas sociales por 5 mil pesos o más que serán efectivos a partir del 1 de diciembre de 2011.

Rubén Ignacio Moreira Valdez promueve Juego Limpio, Papelito Habla y firma compromisos con los ciudadanos en sus reuniones. El hermano mayor de Humberto Moreira Valdés (el apellido materno se escribe diferente por un error en el acta de nacimiento), Rubén, enfrenta una campaña en su contra de “Dí No al Hermano”.

Para el dirigente estatal del tricolor, Jesús Flores Méndez, los ataques son orquestados desde el PAN y su publicista el español nacionalizado mexicano, Antonio Solá, autor de la campaña “AMLO: Un peligro para México”.

A su vez, el nominado de la coalición Coahuila Libre y Seguro (PAN-UDC), José Guillermo Anaya Llamas, reparte tarjetas telefónicas que el beneficiario las puede usar de inmediato, sin límite, cada llamada nacional e internacional le sale a mitad de precio.

También regala la tarjeta La Cumplidora donde promete entregar mil pesos mensuales durante todo el sexenio, siempre y cuando voten por él y gane la contienda constitucional.

“Si en su casa son cinco, usted, su esposo y tres hijos mensualmente podrían recibir cinco mil pesos”, garantizan las promotoras que van casa por casa promocionando al panista.

La Cumplidora, que según Guillermo Anaya repartirá 200 mil a igual número de ciudadanos “realmente necesitados”, lleva su fotografía y el logotipo del PRD, partido que rechazó participar en la alianza, y que ya denunció el uso indebido del emblema.

La apuesta por la paz

Aun cuando el repunte de inseguridad se ha presentado en los años en los que su hermano fue gobernador, el candidato priísta ha centrado su discurso en garantizar seguridad y empleos.

“De la seguridad me encargo yo y como gobernador me comprometo a atraer inversiones nacionales y del extranjero para crear 100 mil empleos de calidad y promover que la federación genere otros 100 mil puestos de trabajo, además de lograr la construcción de 120 mil viviendas”.

Los primeros compromisos de su proyecto de gobierno los centra en prometer más de un centenar de grandes obras y acciones en materia de salud, educación, empleo, seguridad, desarrollo social, y demás rubros.

El contrincante panista repite en sus mítines la frase con la que arrancó su campaña: “Me voy a partir el alma para devolverles la seguridad a sus hijos y a todo Coahuila”.

Promete que en seis meses reducirá 50% el grave problema de inseguridad que padece el estado y arremete contra los Moreira: “Par de sinvergüenzas (Humberto y Rubén) pretenden heredarse el poder entre hermanos…vamos a partirles su ma…”.

PT se sube al ring

“Me siento en la mejor época de mi vida, con la experiencia más válida y rica para darle a mi estado la posibilidad de un gobierno democrático y progresista. De poder establecer una democracia real, no de fachada”, afirma el nominado común de los Partidos del Trabajo (PT) y Convergencia (PC), Jesús González Schmal.

El político lagunero recorre el estado en un carro que le facilitaron y cuenta con medio millón de pesos para su campaña.

Critica el regreso a las dictaduras que se pretende imponer en Coahuila.

Su prioridad, asegura, es rescatar a la niñez y a la juventud para garantizarles una mejor opción de vida. Ofrece generar empleo, trabajo digno, apoyo a grupos vulnerables y materializar la justicia social.

Censura “la compra del voto” mediante las tarjetas que prometen apoyos económicos, y comenta que la elección la ve muy difícil porque los partidos mayoritarios utilizan el “acarreo, el chantaje, la coacción al sufragio y el despilfarro en las campañas”.

Vencer abstencionismo

Hasta el momento, el padrón más actualizado que refiere el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana es de un millón 582 mil 977 mil electores, salvo depuraciones y ajustes que se harán en los próximos días para que el domingo 3 de julio los coahuilenses pueda elegir a quién dar la gubernatura de su estado.

La apuesta de los organismos electorales es vencer el “fantasma” del abstencionismo que en las últimos procesos ha oscilado entre 50 y 60%.

Se instalarán 3 mil 428 casillas y 13 mil 712 ciudadanos fungirán como funcionarios de casilla para recibir y atender a los electores.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD