aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Calle 13 desata "locura" en firma de autógrafos

Cientos de fans acudieron al llamado de Residente a una plaza comercial

Convocatoria. Calle 13 convivió con seguidores mexicanos. (Foto: Jorge Serratos/ELUNIVERSAL )

CIUDAD DE MÉXICO | Jueves 17 de marzo de 2011 Fabián Arellano | El Universal11:02
Comenta la Nota

Para sorprender a alguien adicto a locura, se necesita realmente estar loco.

Eso fue lo que decidieron hacer Santiago Fernández y sus amigos en la firma de autógrafos que ofreció Calle 13 en la tienda de discos ubicada en una plaza comercial de la ciudad de México, donde cientos de fans asistieron al llamado del Residente y su gente.

"No podíamos llegar y sólo gritarle '¡Residente!'. Sabíamos que teníamos que hacer algo diferente para llamar su atención", comentó el joven de 18 años, quien junto a sus acompañante, dos de ellos mujeres, se despojó la ropa de la parte superior de sus cuerpos frente a la banda puertorriqueña.

La sorpresa de René Pérez, vocalista del grupo, fue tal, que aparte de aplaudir a los espontáneos se quitó su sudadera y se la regaló al chico

"Esto es increíble. En verdad no me la voy a quitar nunca. ¿Por qué hizo eso? ¡wow! Estoy en shock", comentó minutos después a quien sus amigos llaman Santi.

Los afortunados llegaron desde las 14:00 horas y fueron parte de las más de 300 personas que acudieron al llamado de la agrupación boricua, que regaló autógrafos y fotografías con motivo del lanzamiento de su álbum "Entren los que quieran", según los críticos, el más completo de su discografía.

Antes, el cantante se mostró complacido por la respuesta del público, quien había hecho largas filas para verlos: "esto es lo mejor de todo, porque para ellos son nuestras canciones y estar aquí es para devolver un poco de lo bien que nos han tratado siempre", dijo el extrovertido intérprete, quien ratificó no importarle ser censurado en algunos países o localidades donde su música ha sido sacada de las estaciones de radio por subversiva.

"Eso nunca me ha importado, si les molesta a ellos no podemos hacer nada. Es nuestro sentir y con que encuentre eco en la gente es más que suficiente", aseguró encogiendo los hombros.
A unos metros una decena de adolescentes pedían insistentemente que Calle 13 saliera a verlos: "¡Orale cabrones, vengan para acá que ya nos cansamos", gritaban, pero al escuchar las estrofas de sus canciones no dudaba en corearlas a todo pulmón.

La organización vivía su propia locura, pues no era tarea sencilla pasar grupos de 15 personas desde las afueras de la plaza hasta el interior de la tienda de discos donde se encontraba el grupo.

"Agárrense de las manos y no dejen pasar a nadie, si meten a alguien se quedan afuera y ya no los dejamos pasar", advertían.

Lejos del caos y en el orden que guardaba la valla donde esperaban los seguidores de la banda, un par de vendedores ambulantes aprovechaba para ofrecer ropa, accesorios y DVD piratas.

"De a 200 la playera, 20 varitos el DVD y CD, y 15 la pulserita. Tengo tallas, ¡pídalas!", ofrecían.
Así, cada quién con su tema, pero todos en la sintonía de Calle 13, hicieron de la tarde-noche del miércoles una fiesta de locos, como dice su canción, donde los únicos que no estaban locos observaban a la multitud.

 

cvtp



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD