aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




México revira a Sarkozy

SRE lamenta se vincule caso penal con relación binacional; Francia amenaza con llevar el tema al G20, para que se hable en este foro internacional del caso de la francesa detenida en México

PRESIÓN. Los padres de Florence Cassez, Charlotte y Bernard, ofrecieron una conferencia a su salida del palacio del Eliseo, acompañados por el abogado Franck Berton y el diputado Thierry Lázaro, tras ser recibidos por el presidente Nicolas Sarkozy. (Foto: YOAN VALAT/EFE )

Martes 15 de febrero de 2011 Miguel Ángel Sosa | El Universal | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

La decisión del presidente francés Nicolas Sarkozy de dedicar el Año de México en Francia a Florence Cassez propició que el gobierno de México cancelara su participación en las actividades binacionales planeadas en el marco de esta celebración.

Lo anterior, en el contexto del anuncio hecho por la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, quien señaló que su país aprovechará la reunión de ministros de Finanzas del G-20 en París, para que se hable en este foro internacional del caso de la francesa detenida en México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) consideró que no existen las condiciones para que el Año de México en Francia se realice de manera apropiada y que cumpla con el propósito para el cual fue concebido.

Esta celebración, decidida por los presidentes Felipe Calderón y Sarkozy, fue inaugurada el 3 de febrero; en el programa se contempló que en 2011 México fuera el invitado de honor en toda Francia, a través de más de 350 manifestaciones que comprendían temas económicos, científicos, educativos, culturales, turísticos, gastronómicos y de desarrollo sustentable.

Ayer, tras una reunión con los padres de Cassez, Charlotte y Bernard, el jefe de Estado francés decidió mantener la celebración -la cual se especulaba su cancelación por parte de Francia- y dedicarla a Florence, ciudadana francesa que cumple una pena de 60 años de prisión en México acusada de secuestro.

Sarkozy dijo que suprimir el evento "sería una ofensa al pueblo mexicano y una decisión perfectamente inapropiada", contraria a los intereses de Florence y a los de ambas naciones.

Añadió que cada acto del Año de México en Francia sería precedido de un discurso sobre la situación de la joven francesa, "para que no la olviden".

El gobierno de México "lamentó profundamente" que se pretenda vincular un caso del orden estrictamente penal con las relaciones entre las dos naciones, mismas que, dijo, "han mantenido una larga historia de amistad y una profunda afinidad de valores".

El jueves pasado, entre acusaciones mutuas por parte de la diplomacia francesa y organizaciones civiles mexicanas, el séptimo Tribunal Colegiado en materia penal en la ciudad de México negó a Cassez el amparo que solicitó en contra de la sentencia de 60 años de prisión que cumple por secuestro.

La situación avivó la crispación que existía entre ambas naciones con relación al caso, desde junio de 2009, cuando el presidente Calderón anunció que no sería extraditada a Francia y purgaría su condena en México.

En mayo de 2010, Sarkozy solicitó a su homólogo mexicano que la francesa fuera entregada para que cumpliera su pena por delitos cometidos en México, solicitud que fue negada debido a diferencias sustantivas entre los sistemas jurídicos de ambos países.

Recientemente, organizaciones civiles mexicanas exigieron al Poder Judicial "no ceder" ante las presiones de Francia en torno al caso de Cassez, señalada como integrante de la banda de secuestradores Los Zodiaco.

La representación diplomática de ese país reprochó lo que consideró "presiones directas" sobre las instancias judiciales en México y el jueves 10 de febrero fue negado el amparo a Cassez.

A través de un comunicado, la cancillería explicó que la postura del gobierno de México con relación al proceso seguido a Cassez es conocida. "El expediente es cosa juzgada. Existe una sentencia definitiva impuesta por un poder autónomo que procedió, en todo momento, conforme a derecho", dijo.

"Es realmente sorprendente que un jefe de Estado tome una decisión de política exterior que afecta los vínculos entre dos pueblos y gobiernos en consulta con una persona condenada por la justicia mexicana por delitos de naturaleza grave", dijo la SRE.

El gobierno de México explicó que el Año de México en Francia tuvo desde su concepción la finalidad de acercar a los pueblos de México y de Francia.

"Utilizar el Año de México en Francia para que en cada una de sus actividades se hable del caso Cassez, como lo ha indicado el presidente Sarkozy, va en contra de la declaración conjunta México-Francia suscrita en septiembre de 2010", dijo la cancillería.

En dicha declaración ambos gobiernos acordaron realizar el evento binacional para "permitir al público francés conocer la diversidad y riqueza del patrimonio cultural de México.

"Un fin distinto al originalmente establecido, aparta a Francia del objetivo sobre el cual acordaron cooperar".



Comenta la Nota.

PUBLICIDAD