aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obra de Samuel Ruiz, no acaba con su muerte: experto

José Antonio Ibáñez Aguirre, coordinador del Programa de Derechos Humanos de la UIA, estimó que obispo emérito deja un legado y un trabajo que sirve de inspiración a luchadores sociales y agentes religiosos de base para continuar su obra

CONTINUIDAD El Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana lamentó la pérdida de Samuel Ruiz García y consideró que habrá continuidad en el trabajo social y pastoral del desaparecido obispo. (Foto: Archivo/EL UNIVERSAL )

Ciudad de México | Lunes 24 de enero de 2011 Redacción | El Universal16:16
Comenta la Nota

El trabajo de Samuel Ruiz a favor de los derechos humanos, de defensa de las minorías y de participación social de la Iglesia no se cortará con su muerte, consideró José Antonio Ibáñez Aguirre, coordinador del Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana (UIA).

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ibáñez Aguirre estimó que el extinto obispo emérito deja un legado y un trabajo que sirve de inspiración a luchadores sociales y agentes religiosos de base para continuar la obra del prelado en el sentido de que sí es posible lograr cambios sociales por la vía pacífica.

El Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberiamericana -casa de estudios que otorgó a Samuel Ruiz el grado de Doctor Honoris Causa- lleva mas de 15 años trabajando en la institución, y tuvo una permanente relación con quien fuera hasta 1999 obispo de San Cristonal de las Casas.

En este sentido, José Antonio Ibáñez Aguirre señaló que la muerte de Samuel Ruiz es la pérdida irreparable e insustituible de un amigo de los sin voz, porque uno de las misiones espirituales y sociales del prelado era defender el derecho de que las personas pudieran expresarse y mejorar sus condiciones de vida.

"Se podía estar de acuerdo o no con él, pero hay un reconocimiento nacional de que don Samuel dio muestras de ser un convencido de que es posible en México una transformación social por la vía pacífica en beneficio de la gente más necesitada".

Asimismo, el especialista universitario resaltó la labor pastoral del clérigo: trabajaba con diáconos, una figura importante que podía predicar el evangelio, y que hoy ya es reconocida por la Iglesia católica.

Recordó que Samuel Ruiz se distinguió por su sabiduría, su liderazgo moral y su capacidad de trabajo, que continuará ahora en el esfuerzo que hacen actores como el obispo Raúl Vera, o los centros y organismos promotores y defensores de las garantías individuales que el fallecido monseñor impulsó durante su vida dedicada al ministerio.

"Era don Samuel Ruiz por su sabiduría y por la capacidad de trabajo. Fue un hombre muy valiente, y hay que decirlo, porque cuando el alzamiento zapatista -y esto lo cuenta el obispo Raúl Vera- había lugares y zonas donde sólo podía entrar don Samuel . Cotidianamente estaba arriesgando su vida y cotidianamente defendiendo que la gente pudiera de una u otra manera expresarse y mejorara sus condiciones de vida".

Si bien Ibáñez Aguirre consideró que nadie puede prever lo que sucederá sin el liderazgo de Samuel Ruiz, el obispo Raúl Vera sigue siendo como una especie de sucesor en cuanto a la bandera y el trabajo comprometido con la gente más necesitada.

Señaló que en lo social, Ruiz García era un obispo muy fuerte, quien desde Querétaro mantenía muy buenos vínculos con las organizaciones civiles del país. "Los defensores de derechos humanos lo buscaban mucho, precisamente por su enorme autoridad moral".

"Su muerte es una pérdida grande. Era una autoridad moral. Tenía una gran capacidad de trabajo, esperemos que hayan quedado semillas fuertes de ese trabajo. Era un obispo progresista. Era un luchador social", puntualizó el investigador de la UIA.

crs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD