aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Narcotráfico vapulea a estados del Pacífico

Emboscada en Zitácuaro, riña en penal mazatleco y balaceras en Tepic; tres policías federales fueron ejecutados en la ciudad de Chihuahua
Martes 15 de junio de 2010 Elly Castillo y María de la Luz González / Corresponsal y reportera | El Universal
Comenta la Nota

La embestida del crimen organizado dejó un saldo de 68 ejecutados en Michoacán, Nayarit y Sinaloa en las últimas 24 horas. De las víctimas 15 eran policías federales, 12 de ellos fueron asesinados en el municipio de Zitácuaro y tres en Chihuahua, en lo que se considera el golpe más duro a la corporación desde diciembre de 2006 cuando inició el combate a la delincuencia organizada.

En total, en la última jornada suman 90 narcohomicidios en siete estados.

Ayer, al filo de las 7:30 horas, un comando emboscó a policías federales que salieron de Ciudad Hidalgo, Michoacán, y se dirigían al Distrito Federal, con saldo de 12 muertos y al menos 15 lesionados.

El ataque originó dos enfrentamientos entre los oficiales y el grupo armado, cuyos integrantes “sellaron” con camiones las salidas oriente y poniente de Zitácuaro que comunican con Toluca y Ciudad Hidalgo, respectivamente, para obstaculizar la llegada de refuerzos.

El modus operandi fue similar al que los sicarios utilizaron en el atentado contra la secretaria de Seguridad Pública de Michoacán, Minerva Bautista Gómez, el pasado 24 de abril, en el que fallecieron dos de sus escoltas y dos civiles.

El alcalde priísta de Zitácuaro, Juan Antonio Ixtlahuac, se negó a dar entrevistas. “Él no tiene ningún tipo de información, ni siquiera tiene acceso a la zona donde fueron los hechos”, informó la directora de Comunicación Social del municipio, Joaquina Jordan. No obstante a través de un comunicado lamentó la embestida y se comprometió a colaborar.

El 20 de marzo, el edil recuperó su libertad, luego de 10 meses de cárcel, tras ser procesado con otros 29 servidores públicos municipales y estatales por presuntos nexos con el crimen organizado.

La oficina de Comunicación Social del gobierno estatal encabezado por Leonel Godoy (PRD) también guardó silencio, señalando que se sujetarán a la información que emitan las instancias federales.

Tras la emboscada, el gobierno del estado de México implementó un operativo de colaboración y resguardó su frontera con Michoacán, por lo que más de 200 elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), respaldados con docenas de patrullas y camionetas, se apostaron a las afueras de Toluca, vigilando la entrada de unidades, para lo cual obligaban a los conductores a bajar la velocidad.

En algunos casos se detuvieron unidades para realizar inspecciones.

Hasta la víspera continuaban los dispositivos de la ASE.

Matan a tres en Chihuahua

Tres policías federales fueron ejecutados en la ciudad de Chihuahua y uno resultó herido por un comando que los rafagueó cuando transitaban por la colonia 2 de Junio. Según las primeras versiones los oficiales viajaban en una camioneta Trail Blazer y en un Chevy por la avenida Colegio Militar, cuando fueron sorprendidos por un grupo de sicarios que desde varios vehículos los rafaguearon.

En territorio chihuahuense ocurrieron otros 14 narcohomicidios; en Michoacán cinco y en Nayarit 17.

En Nuevo León, policías estatales localizaron dos cadáveres calcinados en el municipio metropolitano de Juárez, sobre una brecha a 200 metros de la carretera a la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

Entre el fin de semana y el lunes, autoridades policiacas contabilizaron cuatro homicidios en territorio de Baja California y cinco en el estado de México. (Con información de Luz María González, reportera, y Mario Héctor Silva, Juan Cedillo, Rafael Rivera, Julieta Martínez y Ma. Teresa Montaño, corresponsales)



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD