aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ebrard supervisa obras en drenaje profundo

El jefe de Gobierno adelanta que los trabajos correspondientes a la tercera etapa de rehabilitación quedarán listos hasta fines de mayo

OBRAS Rehacecen los muros con acero para revestirlos de concreto para prolongar su vida útil 30 años y evitar un colapso. (Foto: Yadín Xolalpa/ EL UNIVERSAL )

Ciudad de México | Lunes 05 de abril de 2010 Mónica Archundia | El Universal11:26
Comenta la Nota

El jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, recorrió las obras de la tercera etapa de rehabilitación de drenaje profundo, cuyo objetivo es reducir los riesgos de inundación en el Distrito Federal.

Acompañado del director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Ramón Aguirre, el mandatario local llegó a la colonia Santa Isabel Tola, en la delegación Gustavo A. Madero  y descendió a 60 metros de profundidad en el sistema de drenaje para supervisar las reparaciones.

Explicó que durante las dos primeras etapas de rehabilitación, efectuadas en 2008 y 2009 se realizaron trabajos en 20 kilómetros de túneles que tenían los tramos más críticos.

Comentó que las paredes de este sistema se encuentras severamente dañadas y tiene oquedades, debido a la cantidad de gases corrosivos y a los distintos materiales o desechos que contiene el drenaje.

Rehacer los muros con acero y revestirlos de concreto para prolongar su vida útil 30 años y evitar un colapso en la ciudad cuesta 270 millones de pesos, señaló.

El funcionario informó que como parte de los trabajos que realiza el desazolve del drenaje para tener al cien por ciento su capacidad en la próxima temporada de lluvias

En este sentido comentó que los trabajos correspondientes a la tercera etapa de rehabilitación quedarán listos hasta fines de mayo con el propósito de que junio a septiembre, cuando se registre la caída de lluvias, se tenga buena capacidad de desalojo y de octubre a abril del siguiente año se realicen los trabajos de última fase .

El mandatario local explicó que lo que se pretende es cumplir con una responsabilidad sobre un sistema de drenaje que por muchos años estuvo bajo control federal y reducir al máximo posible los riesgos de inundación para la capital, pero también que responda a altas presiones de agua.


aaae/mvc



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD