aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




No hemos escuchado, acepta el Presidente

En el encuentro con representantes sociales, Calderón escuchó el reproche de una mujer, a la que le mataron sus dos hijos en la masacre ocurrida en la colonia Villas de Salvárcar

El presidente Felipe Calderón llegó a Ciudad Juárez, Chihuahua, para presentar un plan integral contra la delincuencia El Diario de Ciudad Juárez / Agencia EL UNIVERSAL

Activistas y estudiantes se enfrentaron afuera del inmueble donde Calderón encabezará una reunión con miembros de su gabinete y autoridades locales Raymundo Morales / EL UNIVERSAL

Algunos manifestantes se resistieron y se tiraron al piso; fueron arrastrados por policías, lo que avivó la confrontación AP

El general David Rivera Bretón, jefe de la policía local, dijo que los manifestantes obstruyeron el acceso al lugar Raymundo Morales / EL UNIVERSAL

Algunos estudiantes se cubrían la boca, pero no eran necesario gritar para demostrarle a Calderón su rechazo Reuters

Desde temprano, militares y policías federales, estatales y municipales recorren la ciudad, que además es sobrevolada por helicópteros de la Sedena Reuters

Ciudad Juárez es este jueves una urbe prácticamente <i>tomada</i> por elementos de seguridad Reuters

Las inmediaciones del aeropuerto son resguardadas por los efectivos de las distintas instancias de seguridad EFE

El presidente Felipe Calderón defendió al Ejército de las acusaciones por presuntas violaciones a los derechos humanos y aseguró que las fuerzas castrenses no se retirarán de Ciudad Juárez AP

El presidente Felipe Calderón afirmó que el Ejército no se retira y seguirá dando apoyo subsidiario a Ciudad Juárez Alfredo Guerrero

Indicó que sería un error pensar que la sola presencia de las Fuerzas Federales solucione el problema de esta ciudad Raymundo Morales

La señora Luz Maria Dávila, madre de dos jóvenes masacrados en Juárez hace dos semanas, interrumpió al mandatario para hacerle un reclamo y dijo que no le podía dar la mano ni la bienvenida Cortesía: El Diario

Viernes 12 de febrero de 2010 Jorge Ramos y Mario Héctor Silva Enviado y corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

[email protected]

CIUDAD JUÁREZ, Chih.— El presidente Felipe Calderón acudió ayer a dialogar con los diversos sectores de esta ciudad, a los cuales, dijo, el gobierno federal “no ha escuchado debidamente durante muchos años”.

Luego de una reunión con la sociedad juarense, acompañado de siete secretarios de Estado y del procurador general de la República, el jefe del Ejecutivo presentó un plan de cuatro puntos para enfrentar la ola de violencia que ha sufrido esta frontera en los últimos años.

El primer aspecto es la recomposición del orden institucional; el segundo, el factor operacional, que incluye el envío de 2 mil 600 policías federales más, dos helicópteros, patrullas y autos blindados, además de coordinación.

En tercer lugar, el rubro social, que comprende un impulso a la educación –construcción de 5 bachilleratos y tres instituciones universitarias–, a la salud y más recursos para programas sociales, como Oportunidades. El último factor es la participación ciudadana.

Calderón pidió a la sociedad revisar su propuesta, con el fin de que la afinen. Anunció que regresará el miércoles, pero dejó como su representante al secretario de la Reforma Agraria, Abelardo Escobar, quien es originario de esta ciudad.

En el encuentro con representantes sociales, Calderón escuchó el reproche de una mujer, a la que le mataron sus dos hijos en la masacre ocurrida en la colonia Villas de Salvárcar.

Al inicio del encuentro, el Presidente ofreció “la más sentida de sus disculpas” a los familiares de las víctimas por haberse referido al hecho como un enfrentamiento entre pandilleros.

En su discurso defendió la presencia de las Fuerzas Armadas y reiteró que “el Ejército no se retira de Ciudad Juárez, seguirá dando apoyo subsidiario”, porque el repliegue “sería un golpe terrible”.

Cuando el alcalde José Reyes Ferriz se refirió al esfuerzo de su gobierno para enfrentar la inseguridad y la violencia que padece el municipio, fue increpado y calificado de mentiroso. Varios de los asistentes le reclamaron que no durmiera en esta ciudad, sino en El Paso, Texas.

Tras cuatro horas de diálogo, Calderón dio por terminado el encuentro.

A lo largo del día la vigilancia de elementos federales fue más ostensible que lo usual. Al menos cinco helicópteros militares volaron sobre la ciudad y militares permanecieron apostados en la torre de control del aeropuerto y en otros sitios.

 

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD