aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




INAH estudia texto maya en aretes de sacerdote

Expertos analizan 34 pendientes y 25 espinas de raya tallados con textos epigráficos

Localización. El descubrimiento de los pendientes se llevó a cabo en 1998 durante las excavaciones en Comalcalco. (Foto: Agencia/ELUNIVERSAL )

Ciudad de México | Martes 29 de diciembre de 2009 EFE | El Universal14:05
Comenta la Nota

Antropólogos mexicanos estudian un texto maya inscrito en 34 pendientes y espinas de raya de un sacerdote, el más largo y el primero que hace referencia a un religioso entre los encontrados hasta ahora en el estado de Tabasco (Golfo de México), afirmó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los aretes, elaborados con conchas, y las 25 espinas de raya fueron hallados en una urna funeraria prehispánica y en ellos están tallados una serie de textos epigráficos que se refieren a un sacerdote que realizó "ceremonias de autosacrificio durante 14 años", indicó el INAH en un comunicado.

Se trata de la primera vez que en Tabasco, una región del este de México en la que la cultura maya no tuvo un gran desarrollo, son hallados glifos que hagan referencia a un sacerdote y no a un gobernante y sus consortes, como era usual en la cultura maya, dijeron a Efe expertos del organismo.

El descubrimiento de los pendientes se llevó a cabo en 1998 durante las excavaciones del sitio arqueológico de Comalcalco, a 739 kilómetros al este de Ciudad de México, y se compone de 260 glifos, que recorren 14 años en la vida de un importante sacerdote del siglo VIII de esta era.

En la urna funeraria, el religioso "fue amortajado y cubierto con abundante cinabrio (pigmento rojo) junto con una ofrenda envuelta en piel de jaguar", explicó Ricardo Armijo, director del Proyecto Arqueológico Comalcalco.

Además, en la urna fueron hallados joyas de obsidiana y pirita, dientes de tiburón, punzones de cola de raya, espinas de erizo de mar, cinabrio y restos de otros materiales, como piel de jaguar, plumas, papel y dijes que eran usados por sacerdotes para la adivinación.

Los textos reúnen un total de 260 glifos, 80 de los cuales están identificados por la epigrafía maya y se pueden leer, detalló Armijo, quien precisó que describen los rituales anuales efectuados por Aj Pakal Tahn, conocido como yajaw k`ahk` ("señor de fuego").

El primero de los textos data del 31 de enero del año 771 y describe eventos rituales de autosacrificio que incluían sangrías y actos de penitencia previos a los equinoccios de primavera, durante los cuales Aj Pakal Tahn fue acompañado por diversas deidades tutelares relacionadas con el dios maya de la lluvia, Chaac.

El descubrimiento de momias, murales, complejos funerarios y pirámides registrados en territorio mexicano durante este año permitió ampliar el conocimiento sobre antiguas culturas mesoamericanas, dijo a Efe el coordinador nacional de Arqueología del INAH, Salvador Guilliem.

"El trabajo interdisciplinario que se ha desarrollado nos ha permitido tener una gama muy amplia de hallazgos que datan desde el 6 mil antes de Cristo para aportar nuevos conocimientos sobre nuestra historia", apuntó.

Los hallazgos son el resultado de 627 minuciosos proyectos de investigación "de largo aliento" que el INAH llevó a cabo durante el 2009 en los estados de Yucatán, Sonora, Querétaro, Michoacán, San Luis Potosí, Hidalgo y la Ciudad de México.

De ellos destacan 10 descubrimientos por considerarlos los de mayor relevancia histórica y arquitectónica.

El Complejo Funerario en Tlatelolco; la Fachada de la Gran Pirámide en Uxmal; la Pirámide en una huerta, una Serie Glífica y una subestructura con más de mil años de antigüedad en Chichén Itzá; Deformaciones físicas en Tamtok (San Luis Potosí); un Xipe Tótec en Tula (Hidalgo); una momia perteneciente a la cultura Opata y Murales teotihuacanos en el Bajío son algunos ejemplos.


cvtp



Comenta la Nota.

 

PUBLICIDAD