aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aterrizaje forzoso de una avioneta en Querétaro

La falla mecánica en uno de los motores, obligó al piloto a realizar un planeo de la aeronave a campo abierto, en el municipio de Tequisquiapan

Averiguación. Acudieron a la zona del aterrizaje elementos del Ejército Mexicano, quienes tomaron de inmediato conocimiento y acordonaron la zona del rancho San Antonio de Papua, así como la policía municipal, policía federal, y otras corporaciones, que investigaban los hechos, pues desconocían la propiedad de la avioneta y sus tripulantes.. (Foto: Juan José Arreola )

Querétaro, Qro | Viernes 18 de septiembre de 2009 Juan José Arreola | El Universal20:53
Comenta la Nota

Una falla mecánica en uno de los motores, obligó al piloto de una avioneta particular a realizar un aterrizaje forzoso a campo abierto en el municipio de Tequisquiapan.


El aparato, Cesna 421 con matrícula XB-MLZ, era piloteado por Guillermo González Torres, de 50 años de edad, y con él viajaba Marcos López Zamora; este último, dueño del avión, resultó con una lesión en una de las rodillas, aunque no fue de consideración. 


La aeronave, que aterrizó de emergencia en un llano de la comunidad de La Laja, específicamente en terrenos del rancho San Antonio de Pádua, presumiblemente es  propiedad de la estación de radio 101.9 de Poza Rica, en el estado de Veracruz, había despegado del aeropuerto de Querétaro y que se dirigía al puerto jarocho.


Minutos antes de las cuatro de la tarde, el piloto de la aeronave reportó por radio a la torre de control del Aeropuerto Internacional de Querétaro, la falla en uno de los motores, que los obligó a descender de manera emergente en la zona referida.


Elementos del Ejército Mexicano al mando del Coronel del Arma Blindada, Diplomado del Estado Mayor, Mario Alberto Martínez Verduzco, Comandante del 7º. Regimiento Mecanizado del Ejército Mexicano, tomaron de inmediato conocimiento y acordonaron la zona del rancho San Antonio de Padua.


También acudieron a la zona del aterrizaje, elementos de la policía municipal, policía federal, Ejército Mexicano y otras corporaciones, que investigaban los hechos, pues de inicio desconocían la propiedad de la avioneta y sus tripulantes.


De acuerdo a informes de las autoridades que tomaron conocimiento, en el lugar quedaron algunos pedazos de la aeronave destrozados, sin embargo sus ocupantes salieron ilesos.


Marcos López Zamora, es propietario de la radiodifusora EXA de Poza Rica, en Veracruz y de la aeronave accidentada.

lcc



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD