aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aumenta SSP-DF capturas de Cafenautas en vías primarias

Claudia Bolaños| El Universal
11:04Ciudad de México | Viernes 10 de octubre de 2008
Los acusan de obstrucción en vía pública, pese a que su trabajo lo realizan a pie

Son una tradición en varias calles de la Ciudad de México, con sus termos de café colgados a la espalda. Sin embargo, este año la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) incrementó las detenciones y remisiones al juzgado cívico de estos trabajadores.

Los motivos policiales son la obstrucción de la vía pública que supuestamente realizan los Cafenautas, como son conocidos, aunque su trabajo lo hacen caminando.

El problema se incremento luego del levantamiento del comercio informal, ante ello ha sido interpuesta una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Con charolas de pan dulce llevadas en las manos y los termos colgados de sus cuerpos, los cafeteros no entienden los motivos para tal persecución.

En las calles del Centro Histórico no suman más de 16 cafenautas, la mayoría provienen de estados como Oaxaca, y en los últimos meses varios emigraron a Estados Unidos en búsqueda de mayores ingresos.

Faustino Santos Pérez indica que la mayor parte de sus clientes son los empleados de establecimientos que en la mañana buscan como primer alimento, un café con leche y un pan.

“Los policías nos ven y nos esperan fuera de los locales, como si fuéramos delincuentes”.

Eleodoro Villa López agrega que incluso los uniformados han amenazado a los locatarios que han defendido a los cafeteros.

“Les dicen que no nos permitan la entrada y que sino a ellos también los van a detener por fomentar el comercio ambulante.

Tienen permiso

Los Cafenautas que integran la Unión de Cafeteros del Barrio de Tepito y Morelos narran que van a parar al Juzgado Cívico 33 —ubicado en la Plaza Pino Suárez— aun mostrando antes sus gafetes que los identifica como trabajadores no asalariados.

El permiso les fue dado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, pero ni los mismos jueces cívicos les dan valor alguno, aunque se trata del mismo gobierno.

“Bueno nos ha dicho el juez que tenemos que dar un recibo de venta  para demostrar que tenemos permiso para hacer nuestro trabajo”, refiere una de las quejas de Juan Andrade Perales.

Dicho juzgado, por su ubicación, es lugar de encierro de vendedores no establecidos, bicitaxistas y hasta “estatuas vivientes”.

El trato de los policías hacia estas personas es con una falta de respeto total, con groserías y malos tratos, se dice.

Pero en los separos del juzgado no es mejor.

“Es un lugar muy sucio, donde no le dan a uno un vaso con agua —ello a pesar de estar obligados a proveer la alimentación de los detenidos—, y no hay siquiera una banca”.

Así, sentados en el suelo, deben soportar la pestilencia del sanitario, el cual es descrito como una letrina.

Los Cafenautas narraron que los uniformados les dan comentado que tienen una “cuota” que cumplir de detenidos.

Las multas que han pagado van de los cien a 570 pesos, y en muchos casos ni recibo les entregan.


arn/mvc



comentarios
0