aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Militarizan carretera hacia la Costa Grande en Guerrero

Francisca Meza Carranza / Corresponsal| El Universal
21:52Acapulco, Gro. | Miércoles 10 de septiembre de 2008
En el trayecto hasta Zihuatanejo son constantes los patrullajes de la Policía Estatal Preventiva, sólo como acto de presencia, ya que no efectúan ningún tipo de revisión a automotores

La carretera federal Acapulco-Zihuatanejo se encuentra militarizada, en las comunidades y municipios en donde se han registrado ejecuciones en últimas fechas el Ejército mexicano instaló por lo menos ocho retenes o puestos de control para la aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Desde el municipio de Coyuca de Benítez se puede apreciar el numeroso despliegue militar, pues en el entronque carretero de Paso Texca, en la comunidad de Bajos del Ejido, inician las revisiones minuciosas a todo tipo de vehículos, incluso autobuses de turismo y camionetas con familias completas.

En el trayecto hasta Zihuatanejo son constantes los patrullajes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), sólo como acto de presencia, ya que no efectúan ningún tipo de revisión a automotores.

El segundo retén se localiza en la salida del municipio de Tecpan de Galeana, en la comunidad de Rodecia, donde los efectivos castrenses incluso colocaron una línea de clavos para impedir que vehículos que no hagan caso a los señalamientos se den a la fuga.

La tercera sección de soldados está sobre la carretera federal, justo en el entronque a la comunidad de La Laguna, también perteneciente a Tecpan, donde hacen los mismo a los vehículos que incluso ya pasaron el filtro de control.

Un cuarto pelotón está fijo en el acceso a la comunidad de San Luis San Pedro, viniendo de Acapulco y es donde los automovilistas ya vienen molestos y preguntan por qué tantas revisiones.

A la salida de San Luis La Loma está un quinto retén.

Nuevamente las personas son bajadas de sus automóviles y aunque dicen que sólo buscan armas y drogas, los militares esculcan otra vez maletas y pertenencias personales de la gente que viaja en autobuses y vehículos particulares.

Antes de llegar a Zihuatanejo, en el acceso y salida del municipio de Petatlán, hay otros dos puestos de control de militares y si los automovilistas tienen suerte no son revisados en ambos.

Durante las revisiones, los soldados piden disculpas a la gente y argumentan que sus acciones están dentro de la ley.

fml

 

 



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0