aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Revelan que momia hallada en 2006 en Mongolia es de guerrero escita

EFE| El Universal
10:16Berlín | Viernes 20 de junio de 2008
Informa el paleontólogo Michael Schultz de la Universidad de Gotinga que todas las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento apuntan a que se trataba de un guerrero de 1.67 metros y 50 a 60 años de edad

La momia de unos 2 mil 300 años de antigüedad hallada hace dos años en Mongolia ha sido identificada como de un guerrero de los escitas, el pueblo nómada que vivió en Asia hace varios milenios, según un grupo de científicos alemanes.

El paleontólogo Michael Schultz de la Universidad de Gotinga, donde está siendo analizada la momia, informó hoy de que todas las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento apuntan a que se trataba de un guerrero de 1.67 metros y 50 a 60 años de edad, que posiblemente murió a causa de un "proceso de destrucción ósea".

El hombre, que probablemente pertenecía a la clase media alta y no realizó trabajos duros durante los últimos años de su vida, se alimentaba fundamentalmente de carne, y su dentadura estaba en buenas condiciones, algo que Schultz describió como de "muy típico entre las poblaciones nómadas".

En vista del mal estado en que se encontraba el tórax de la momia, hallada entre el hielo, los científicos apenas han podido analizar algunas costillas y vértebras, pero ninguna víscera, lo que también podría deberse a que le fueran extraídas antes de su enterramiento.

Por los huesos analizados, los expertos deducen que el guerrero escita padecía artrosis avanzada y que sufrió sinusitis crónicas. Además, en algún momento de su vida sufrió una fractura de antebrazo y tuvo una otitis media.

En contra de las primeras suposiciones, el guerrero no era rubio sino castaño oscuro. La pérdida de color de su cabello se produjo tras su muerte, posiblemente debido al proceso de momificación usado por los escitas, que cubrían los cuerpos con mercurio para evitar su descomposición.

El guerrero fue hallado por un grupo de científicos mongoles, rusos y alemanes en julio de 2006 en la cordillera mongol de Altai.

En la tumba se hallaron además los restos de dos caballos y numerosos enseres del fallecido, como, por ejemplo, un valioso abrigo de pieles, un sombrero de fieltro y las armas del guerrero, entre ellas el arco compuesto de precisión más antiguo encontrado hasta el momento.

Mientras las piezas están siendo restauradas en la ciudad rusa de Novosibirsk, la momia fue trasladada en diciembre de 2006 a la citada universidad alemana y para julio próximo está previsto transportarla a la capital de Mongolia, Ulan Bator.

La momia, cuyo hallazgo causó sensación mundial, se encontraba en una cámara de aire en la punta de un túmulo y separada del resto del montículo por una pieza de madera.

Debajo de esta madera había un bloque de hielo, de forma que el cuerpo fue conservado como en un congelador.

mzr



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0