aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Destaca libro papel de los 'cuerudos' en Revolución Mexicana

Miguel Angel Sosa Román | El Universal
15:27Ciudad de México | Miércoles 18 de junio de 2008

Ojeda Bohórquez narra en su libro cómo surgen `los cuerudos y cuál fue la participación de estos personajes en la Revolución Mexicana. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Rescata Ricardo Ojeda la historia de un movimiento armado en Oaxaca, que se opuso a Venustiano Carranza

A pocos meses del centenario del movimiento revolucionario de 1910, valdría la pena un ejercicio de remembranza historiográfica, que gire en torno a tres niveles de análisis: nacional, estatal y municipal. Retomando el carácter olvidado de pueblos alejados de las urbes, en donde se escenificó, principalmente, el movimiento armado y eso es lo que intenta el escritor Ricardo Ojeda Bohórquez en su libro Los Cuerudos: Una Historia de la Revolución Mexicana en Oaxaca.

En el texto, el autor describe las acciones de personajes como "los cuerudos", en el estado de Oaxaca, desde un marco histórico completo, que algunos historiadores no han explicado o simplemente han dejado en el olvido.

De esta historia olvidada a nivel nacional trata Los Cuerudos: Una Historia de la Revolución Mexicana en Oaxaca. El tomo, editado por Porrúa, nos adentra en el conocimiento de cómo dicho movimiento (los cuerudos) anticarrancistas, se formó con las Fuerzas Soberanas del Estado, compuestas básicamente con soldados de las Sierras Norte y Sur, de la Mixteca y de otras regiones del Estado de Oaxaca.

"No soy historiador, pero me gusta la historia. Fui maestro de historia a nivel secundaria y bachillerato en Oaxaca y soy oriundo de Miahuatlán, eso explicaría en parte mi interés por la historia de mi estado, en especial por la región de la que soy nativo. Sin embargo, la historia de "los cuerudos" me resulta aún más atrayente debido a que mi abuelo fue "cuerudo", y aunque no lo conocí, las historias que mi abuela y mi padre contaban sobre él me resultaban fascinantes", dice en entrevista el magistrado de circuito.

En ancas de Rocinante, de Basilio Rojas Mijangos fue para Ojeda Bohórquez un texto catapulta que inspiró al autor a dar crédito merecido a estas personas olvidadas por la historia oficial, que en distintos textos de escritores oaxaqueños son menospreciados, y que además "habían sido estigmatizados como delincuentes, asesinos o bandidos, y esto se contraponía con las historias que yo sabía sobre mi abuelo. Por eso hice un trabajo de investigación de casi 5 años para sacar la otra historia, la velada, de la que nos sentimos orgullosos en Miahuatlán". Es así como el autor intenta hacer una reconstrucción del imaginario colectivo, primeramente local y maximizarlo en una esfera nacional, para sacar del baúl de la historia mexicana a "los cuerudos" de la sierra sur del estado oaxaqueño, llamados así por sus vistosas capulinas y cotonas de cuero que usaban.

"A lo mejor la historia oficial me va a tildar de reaccionario, que estoy escribiendo a favor de un grupo que fue opositor a Carranza. A lo mejor la historia oficial no lo toma tan bien. Pero yo lo dejo así, abierto al público, que califique si estos señores optaron bien o mal. Es bueno que la gente sepa que estas personas se oponían no tanto por el ideal de soberanía del estado, sino para defender sus bienes, propiedades, posesiones y básicamente su honor, ante las vejaciones y ultrajes de los soldados de Carranza".

Ojeda Bohórquez narra en su libro cómo surgen "los cuerudos" y cuál fue la participación de estos personajes en la Revolución Mexicana (1915-1920). Describe el poder que los líderes "cuerudos" alcanzaron durante dos décadas (1920-1940), como consecuencia de aliarse con el gobierno federal, teniendo el mando que les confirió ser agraristas y Jefes de la Defensa Social durante doce años (1924-1936), en los que tuvieron el encargo de enfrentar el movimiento cristero en esa zona.

El jurista ha ponderado un libro dirigido a un público crítico, deseoso de saber "la otra cara de la moneda", pensado para jóvenes y no tan jóvenes, puesto que "de la historia se aprende sin tener en cuenta la edad". El papel de la juventud esta presente en la obra, jóvenes "cuerudos", no mayores a treinta años, pues como dice el autor: "las revoluciones las hacen los jóvenes, por su entusiasmo y atrevimiento, algo que muchos han olvidado igual que olvidan que las historia de los pueblos de nuestro país son contextos micros que muchas veces reflejan el ambiente macro, que es la vida nacional".

 

 

cvtp




Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0