aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Reproducen científicos sonido del 'silbato de la muerte'

EFE| El Universal
21:52Ciudad de México | Lunes 31 de marzo de 2008
Señalan los investigadores del INAH que si se tocan dos de estos instrumentos prehispánicos de manera simultánea se generan en quien los escucha estados alterados de la conciencia, psicodélicos y alucinógenos

Un equipo de investigadores mexicanos ha logrado reproducir el sonido del "silbato de la muerte", un instrumento en forma de calavera que se utilizaba en las ceremonias mortuorias de las antiguas culturas mesoamericanas, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los científicos descubrieron, además, que si se tocan dos silbatos de la muerte de forma simultánea se genera en quien los escucha estados alterados de la conciencia, psicodélicos y alucinógenos.

La investigación se realizó a partir de un silbato encontrado en el Cerro del Judío, ubicado en las cercanías de la capital del país, que conserva intacto su sistema sonoro.

Éste consiste en un orificio por el que el aire inyectado pasa a una cámara de caos y de ésta a una nueva cámara sin salida, lo que hace que el aire regrese y choque con el que entra, generando así el sonido.

La buena preservación del objeto se debió a que está fabricado en barro, mientras que otros silbatos similares se elaboraron a partir de materiales perecederos, como cáscaras de frutos, semillas, huesos o carrizo.

Estos instrumentos se utilizaron desde el año 400 antes de Cristo hasta el 1.300 d.C. en ceremonias mortuorias de las culturas mexicanas y mayas, aunque por el momento las investigaciones no han ahondado en su función.

"Los silbatos mesoamericanos son más complejos de lo que se piensa, existían en una gran diversidad y tenían muchos otros usos", destacó el ingeniero director de la investigación, Roberto Velázquez, quien ha dedicado diez años al estudio de aparatos sonoros.

Entre los posibles empleos de este silbato, cuyo alcance oscila entre 300 y 500 metros, el científico apuntó el militar o de comunicaciones.

"A menudo los estudios de las culturas antiguas observan el pasado en silencio, como si nuestros antepasados y nosotros mismos fuéramos sordos, pero no es posible imaginar ninguna de sus actividades importantes en silencio, ya que siempre utilizaban sus sonidos", concluyó Velázquez.

vsg



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0