aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Reportó espionaje que García Barragán planeó golpe de Estado

JUAN VELEDÍAZ | El Universal
Martes 14 de agosto de 2007

Marcelino García Barragán, siendo secretario de Defensa, durante una visita a Washington en 1966, fue condecorado por el general Earle Wheeler, jefe de Estado Mayor del Pentágono. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Los servicios mexicanos de inteligencia reportaron en 1953 que el general Marcelino García Barragán preparaba un intento golpista para diciembre de ese año contra el presidente Adolfo Ruiz Cortines

Marcelino García Barragán, el militar que era secretario de la Defensa Nacional durante la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968, encabezó, varios años atrás, la preparación de una insurrección armada contra el gobierno del presidente Adolfo Ruiz Cortines contemplada para las fiestas navideñas de 1953, según lo reportaron los servicios mexicanos de inteligencia.

El golpe militar nunca se llevó a cabo pero algunos de los pormenores de la organización quedaron registrados en la memoranda de “vigilancia”, realizada por agentes de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) —la antigua policía política del régimen priísta— comisionados al seguimiento del grupo militar disidente que se aglutinó alrededor del general Miguel Henríquez Guzmán.

Un año antes Henríquez, considerado en aquel tiempo uno de los militares más cercanos al general Lázaro Cárdenas, había sido candidato a la Presidencia de la República por la llamada Federación de Partidos del Pueblo de México (FPPM), un conglomerado de organizaciones sociales, que se asumía como heredera de los ideales de la Revolución y que había surgido como frente opositor a la candidatura de Adolfo Ruiz Cortines, abanderado del PRI.

En 1952 quien encabezaba el apoyo militar a Henríquez era García Barragán, quien fue espiado durante más de 20 años por la DFS y acumular un registro de más de 600 fojas. Los documentos donde se registran algunos de los preparativos del golpe, forman parte de las versiones públicas realizadas por el Archivo General de la Nación sobre los expedientes de tres ex secretarios de la Defensa: García Barragán (1964-1970); Hermengildo Cuenca Díaz (1970-1976) y Félix Galván López (1976-1982).

García Barragán era vigilado desde 1950 por la DFS cuando se comenzaba a perfilar la candidatura de Henríquez, a quien apoyó en 1946 cuando se contempló su posible postulación para la Presidencia de la República ante el descontento que generó la designación del primer civil para gobernar al país después de la Revolución, Miguel Alemán Valdés.

En 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, García Barragán era director del Colegio Militar y en ese año había pedido licencia al Ejército para aceptar su postulación como candidato a la gubernatura de Jalisco, su tierra natal; no alcanzó a terminar su periodo, pues en 1947, a menos de un año de la llegada de Alemán a Los Pinos, el Congreso de su estado lo destituyó. Regresó a la milicia, de la que se separó un par de años después para impulsar la candidatura de Henríquez.

Ante la frustración por el resultado electoral de julio de 1952, donde los henriquistas denunciaron un fraude abierto por parte del candidato del PRI, las protestas postelectorales se tornaron violentas.

Meses después, un informe del grupo de la DFS comisionado a vigilar la casa de García Barragán en la colonia San Rafael reportó: “Están organizando reclutamiento de personas que se encuentran en desacuerdo con el actual régimen en diferentes estados de la República, principalmente en Oaxaca, Puebla, Guerrero, México, Querétaro y DF, para los cuales se ha nombrado a personas de confianza, los que han salido a diferentes poblaciones para enterarse e informar sobre la cantidad de adeptos con que cuentan, así como del armamento que disponen”. En algunos de los informes se registra el almacenamiento de armas en el domicilio del militar y en casas de varios allegados.

Durante el otoño de 1953 los reportes registraron reuniones continuas en las que de forma paulatina Henríquez se ausentó. Hubo un momento en que la DFS dio cuenta del distanciamiento de varios militares, entre ellos García Barragán, con el ex candidato presidencial ante su actitud pasiva frente a la efervescencia e indignación de sus simpatizantes.

“Entre los henriquistas se rumora que se está preparando un movimiento general en todo el país, el cual se llevará a cabo en los días de Navidad, ya que según se dice aprovecharán los días en que la mayor parte de la policía se encuentra de vacaciones para sorprender al gobierno. Los rumores aseguran que el golpe será dado un sábado por la noche y la orden para los henriquistas será dada un día antes para evitar indiscreciones. Al efecto, se dice que el general García Barragán y otros líderes andan preparando el movimiento en el interior de la República”.

Los últimos registros sobre la preparación del golpe señalaban que “el pretexto que se usará será la carestía de la vida” y que el alzamiento se realizaría “de manera simultánea”.

Hay un vacío documental a partir de 1954 que se resarce hasta 1963, cuando el militar aparece como comandante militar en Toluca, puesto que tuvo antes de que Gustavo Díaz Ordaz lo designara secretario de la Defensa.

Su expediente registra sus 60 acciones de armas durante la Revolución y su intervención contra posteriores asonadas militares hasta finales de los años 20, cuando combatió en la Cristiada. El 3 de septiembre de 1979, en sus honras fúnebres, el general Alberto Sánchez López señaló en un discurso de homenaje que “fue puntal insustituible en el régimen en que fue secretario de la Defensa Nacional, cuando algunos desorientados y ambiciosos le ofrecieron el oropel y la fuerza, la falsa puerta del poder ilimitado”.



comentarios
0