aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Destronan a reina indígena por trenzas postizas

EFE| El Universal
16:36La Paz, Bolivia | Sábado 14 de julio de 2007

Mariela Mollinedo, una jóven aymara, resultó ganadora del concurso "Cholita paceña 2007", pero tuvo la corona sólo por unos minutos. (Foto: )

Quitan galardón de Cholita Paceña 2007 a la mujer aimara sólo minutos después de su coronación, pues el jurado descubrió que las trenzas que lucía no eran auténticas

La ganadora del concurso "Cholita Paceña 2007", celebrado en la ciudad boliviana de La Paz, fue despojada de su reinado sólo minutos después de su coronación porque no era "una auténtica cholita" por "llevar trenzas postizas", informaron hoy a Efe fuentes de la organización.

El jurado del certamen, que tuvo lugar el viernes por la noche en La Paz, decidió quitarle el galardón a la joven indígena aimara Mariela Mollinedo cuando supo que las trenzas que lucía no eran auténticas.

Según dijeron a Efe fuentes de la Alcaldía de La Paz, organizadora del concurso, aunque Mariela es oriunda del departamento homónimo, emigró a Argentina y decidió quitarse las trenzas para evitar discriminaciones y facilitar su integración.

Esto, desde luego, la inhabilita para ganar el título de "Cholita Paceña" , pues más que un concurso de belleza, es una competencia por la dignidad y el orgullo de ser cholita, cualesquiera que sean las circunstancias.

"Cholita Paceña 2007" celebró su gala de elección el viernes por la noche en un abarrotado Parque Roosvelt de La Paz, donde catorce aspirantes ataviadas al estilo tradicional competían en dignidad y conocimiento.

El concurso mezcla tradición y reivindicación, valora la elegancia al bailar y el saber representar orgullosamente los valores de las comunidades originarias de Los Andes, poco que ver con la frívola simpleza de un certamen de belleza.

Las aspirantes desfilaron en representación de las diferentes provincias y mercados donde trabajan, cada una animada por sus propios hinchas, sus "barras".

Las candidatas bailan al tradicional ritmo de la "Morenada", haciendo constantes semigiros a izquierda y derecha, con los brazos abiertos y sonriendo con elegancia.

Danzando, las cholitas hacen volar sus polleras (faldas) para mostrar las tantas capas interiores, mientras consiguen con equilibrio y elegancia que su tocado permanezca en su sitio.

Sin embargo, el plato fuerte no son los desfiles en los que ellas bailan al modo en que lo llevan haciendo sus antepasados durante siglos, lo que con más fervor animan las "barras" es la prueba de conocimiento de la historia y tradiciones de La Paz.

"¿Cuál es el río principal de La Paz?, ¿cuándo se fundó la República de Bolivia?, ¿quién fue el primer presidente de Bolivia?, ¿qué se conmemora el día 27 de mayo, día de la madre?" son algunas de las preguntas.

"El plato típico de La Paz yo diría que es el chairito, con su chuñito, su maicito y, en fin, con tantas cosas, que cada quien tiene su manera de cocinar" , respondió una de las candidatas.

Las cholitas no sólo contestan, sino que además explican y, poco a poco y con sutil inteligencia, llevan su discurso al terreno de lo reivindicativo para acabar haciendo un alegato en contra de la discriminación de los indígenas.

"La sede no se mueve, la sede no se mueve" . Así se arrancan varias de las aspirantes para deleite de los propios y sorpresa de los extraños, y es que la cholita es además algo así como una activista política.

La cuestión de dónde debe estar la sede del Gobierno de Bolivia, actualmente en La Paz, se está discutiendo en la Asamblea Constituyente en Sucre, la capital constitucional y que pretende para sí la "capitalidad plena" , lo que tiene a los paceños "de uñas" y las cholitas lo saben.

La gala se convirtió así en una fiesta de la reivindicación, de lo tradicional y lo político, en la que los "originarios" de Bolivia disfrutan por fin de poder sentirse orgullosos de ser quienes son y cómo son.

En su cholita, los paceños buscan una dignidad que no se mide en parámetros occidentales, no se trata de mantener la barbilla alta y la mirada al frente como haría un orgulloso extranjero. Al contrario, la cholita paceña vierte su dignidad hacia adentro, como todo entre los tímidos andinos.

Es por esto que, quien ha optado por deshacerse de alguno de los elementos propios de su identidad, como en el caso de Mariela Mollinedo, no es querida como genuina representante del orgullo de llevar pollera y trenzas.

Y es que precisamente lo que distingue a una cholita es su aspecto, su indumentaria al estilo tradicional de las mujeres de Los Andes, con su pollera, infinita fuente de orgullo y apego a lo tradicional, con su curioso bombín, su mantilla, sus joyas, y, por supuesto, dos largas trenzas cayendo por su espalda.

En el concurso todo es de aspecto extraordinariamente llamativo y rico, extremadamente caro, hasta mil dólares se gastan las participantes, muchísimo para un país donde se puede comer en un buen restaurante por 3 dólares.

El concurso "Cholita Paceña 2007" se repetirá mañana para elegir, esta vez sí, a la auténtica representante del orgullo de lucir la pollera y las trenzas tradicionales de los indígenas bolivianos.

sgf



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0