aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Construirá Venezuela refinería en Nicaragua

Firman los mandatarios venezolano y nicaragüense, Hugo Chávez y Daniel Ortega, el acuerdo de la Alternativa Bolivariana para las Américas

Ortega y Chávez firmaron el acuerdo del ALBA en el Teatro Nacional Rubén Darío . (Foto: AP )

Managua, Nicaragua | Jueves 11 de enero de 2007 AP | El Universal16:29

El presidente Hugo Chávez anunció este jueves que Venezuela construirá una refinería en Nicaragua con capacidad para procesar 100 mil barriles diarios de petróleo como parte de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que impulsa su gobierno y precisó que el país centroamericano tendrá la mayoría de las acciones del proyecto.

Agregó que Venezuela planifica también construir un gasoducto cuyo centro de operación final estaría en Nicaragua, además de instalar una fábrica de productos de aluminio y financiar la producción agrícola de Nicaragua para convertirla "en una potencia agroexportadora".

Chávez, que no habló del monto de las posibles inversiones, dijo que con el ALBA Nicaragua no tendrá más problemas de combustible y podría exportar los excedentes a precios internacionales para liberarse del Fondo Monetario Internacional (FMI) que impone condiciones económicas y políticas ''como un vaso envenenado".

Agregó que Venezuela "no viene a ganar dinero a Nicaragua".

El embajador venezolano en Managua, Miguel Gómez, había adelantado el lunes que el acuerdo del ALBA contempla además recursos para infraestructura, salud, educación, desarrollo agrícola y la construcción de 200 mil viviendas.

Chávez envió petróleo y urea para las alcaldías y cooperativas sandinistas antes de la campaña electoral nicaragüense que condujo a Ortega a la victoria y más tarde suministró 10 pequeñas plantas generadoras de electricidad para paliar la crisis energética del país.

El líder sandinista dijo que la alternativa venezolana resume "el mensaje de Cristo de amarse los unos a los otros".

Ortega y Chávez firmaron el acuerdo del ALBA en el Teatro Nacional Rubén Darío ante la presencia del presidente boliviano Evo Morales y del vicepresidente cubano José Ramón Machado, enviado especial de Fidel Castro.

Morales dijo que el ALBA ''es una verdadera alternativa que ha derrotado'' al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que impulsa Estados Unidos y a la que llamó ''otro instrumento del imperio para los pudientes y no para los pobres''.

También propuso un tratado de libre comercio para los pueblos en vez de los tratados de libre comercio con Estados Unidos, en tanto que Chávez advirtió a Ortega y Morales ''cuidarse del puñal'' estadounidense con que fue amenazado, según dijo, cuando inició su revolución.

"Esperamos se sumen otros países y pueblos'', sostuvo.

El ALBA nació en diciembre de 2004 en Cuba, con la firma en el acuerdo de Chávez y Fidel Castro. Luego se sumó Morales y ahora lo hace Ortega.

Chávez dijo que el ALBA ha elevado el comercio entre Cuba y Venezuela desde 300 millones de dólares en 2004 a unos 3.000 millones de dólares en 2006.

El acuerdo propone una alianza estratégica de América Latina y el Caribe para acabar con el modelo neoliberal basada ''en los principios de solidaridad, cooperación y ayuda mutua".

Chávez, que vestía de rojo y negro, lanzó el grito de ''muera el imperialismo norteamericano'', pero dijo que no se refería a una muerte física, sino moral, ''porque no tenemos planes de invadirlo todavía".

Ortega aseguró que las políticas neoliberales ''han creado una situación de emergencia social en Nicaragua, donde a millones de ciudadanos se les ha negado el acceso a la educación, la salud y el empleo digno, obligando a miles de nicaragüenses a emigrar".

Agregó que su país ha tratado de romper con la situación injusta que presentan los condicionamientos que establecen los organismos internacionales en una evidente alusión al FMI.

Ortega condecoró a sus colegas con las órdenes de la Independencia Cultural Rubén Darío, la Orden Augusto César Sandino y la Medalla Batalla de San Jacinto, donde el héroe nicaragüense Andrés Castro mató de una pedrada a un filibustero estadounidense.

"Andrés lanza la piedra", dijo el recién asumido presidente sandinista.

sgf



PUBLICIDAD