aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Deja cierre de colegio en Huixquilucan más de 800 alumnos sin clase

Encuentran padres de familia, las puertas cerradas de una escuela pública, por una aparente quiebra de los propietarios
Huixquilucan. Edomex | Lunes 08 de enero de 2007 Rebeca Jiménez Jacinto / Corresponsal | El Universal22:21

"íQueremos que abran nuestra escuela!", gritaron cientos de alumnos del Colegio Albatros y de la Universidad Nuevo Mundo, quienes este lunes encontraron cerrado este centro educativo, por una aparente quiebra de los propietarios que dejó sin educación de pre-escolar, primaria, secundaria y de preparatoria a más de 800 estudiantes.

Desde antes de las ocho de la mañana de este lunes, más de 500 padres de familia y alumnos se presentaron en la puerta de la Universidad Nuevo Mundo y Centro Educativo Albatros, en la calle de Bosque de Moctezuma número 124, encontrando el colegio cerrado, con una enorme manta con la leyenda: "El Inquilino de este inmueble ha dejado de dar servicio educativo en estas instalaciones debido a haber incumplido con el pago de arrendamiento durante los últimos siete años. Informes en el 36 22 01 04, Paseo de España No. 90 Lomas Verdes".

El colegio fue custodiado por policías privados, quienes impidieron el paso a trabajadores, estudiantes, maestros y padres de familia, quienes manifestaron haber sido defraudados, pues con este cierre más que perder montos superiores a 25 mil pesos, por concepto de inscripción, colegiaturas, libros, uniformes y útiles escolares, "se pierden cientos de años escolares", de cerca de mil niños y jóvenes que se quedaron sin escuela.

Al lugar se presentó el agente del Ministerio Público, José Miguel León Covarrubias, quien inició una denuncia de hechos y escuchó la queja de los padres de familia, profesores y trabajadores, quienes además perdieron su fuente de empleo.

Medio centenar de trabajadores de mantenimiento y cafetería, señalaron que desde el mes de diciembre dejaron de cobrar la última quincena, "además de que nos adeudan aguinaldo y caja de ahorro de dos años", señalaron entre otras, María Emperatriz Medina Mozo, Guadalupe Martín Gutiérrez, Patricia Palma Hernández, Sara Espinoza Luna y Guadalupe Sosa Guzmán.

Al mismo tiempo cerca de 90 profesores encabezados por la directora de preparatoria, Cristina Maraña, señalaron su desconcierto por el cierre de su fuente de empleo sin previo aviso, "además de que a nosotros nos adeudan salarios y prestaciones hasta por dos años y medio". Mariana Álvarez, Cristina Mayer, Daniel Vázquez y Adriana Mondragón, son algunos de los profesores que señalaron que no cobraron salarios durante los últimos meses.

El secretario del ayuntamiento de Huixquilucan, Rodolfo Encampira, ofreció a los afectados el uso de las instalaciones de la preparatoria de San Fernando y del Bachillerato de Palo Solo, que en el turno vespertino podrían servir de sede para que los afectados de la Universidad Nuevo Mundo y del Colegio Albatros, puedan terminar el año.

A su vez autoridades de la Secretaría de Educación, Cultura y Bienestar Social (SECyBS), señalaron que el gobierno del estado de México, "ofrece espacios en escuelas públicas de la zona para que los niños y jóvenes no pierdan el año es colar".

Los padres de familia pidieron al gobierno estatal "requisar el Colegio, pues se trata de un fraude simulado, toda vez que los directivos del plantel y los propietarios del inmueble son la misma familia", apuntó entre otros Jaime Soberanes Medina.

En el lugar el personal que custodiaba el inmueble, distribuyó a los padres de familia una "nota informativa" de los dueños del predio sin firma, en el que señalan que han decidido dar por terminada su relación con los prestadores de servicio educativo que funcionan con diversos nombres, entre ellos Centro Educativo Albatros y Universidad Nuevo Mundo A. C., dirigidos por Yago Amat Martínez, Rosario Martínez de Amat, Rodrigo y Álvaro Amat Martínez.

Ante "el notable retraso" en el pago de rentas, que al mes de agosto del 2005 superaba 26 millones de pesos.

Los administradores del colegio se comprometieron a entregar el 31 de diciembre pasado el inmueble, lo cual sucedió, sin haber notificado previamente ni a padres de familia, profesores ni a sus trabajadores, quienes ahora se sienten defraudados.

Además el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aplicó un embargo para asegurar el pago de cuotas por un monto de un millón 200 mil pesos, "llevándose práctica mente todo lo de valor y utilidad de la escuela", señaló el comunicado que culmina afirmando que este 8 de enero "el inmueble no cuenta con los requerimientos necesarios para seguir funcionando como escuela".

rcr



PUBLICIDAD