aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ofrece Luis Miguel concierto íntimo en Guadalajara



Guadalajara | Lunes 11 de diciembre de 2006 Notimex | El Universal14:56

El cantante Luis Miguel ofreció la víspera aquí un íntimo concierto, durante una hora con 35 minutos en los cuales interpretó 34 canciones ante tres mil 500 personas.

El exclusivo recital tuvo lugar anoche en el Country Club de Guadalajara, donde el escenario, las mesas y las sillas se colocaron en los jardines del club de golf. En la zona VIP, el costo fue de cuatro mil pesos, y antes de que iniciara el concierto las personas degustaron sushi, carnes frías, quesos y vino tinto.

Luis Miguel ofreció el mismo repertorio de canciones de su presentación del 22 y 23 de marzo en el Estadio Tres de Marzo, el único cambio fue que incluyó dos temas navideños, mientras que por otro lado destacó la nula decoración en el escenario.

Debido a que el artista no realizó prueba de sonido, durante todo el concierto, se la pasó dando indicaciones a los responsables de la consola de audio. Desesperado hacia señas de que subieran el sonido las guitarras, checaran los monitores o bajaran el volumen de algún instrumento.

El último concierto que ofrece Luis Miguel en este 2006, inició con la melodía "Qué nivel de mujer", durante el cual se observó la sombra del artista en la pantalla, y en lugar de salir por la puerta apareció detrás de una cortina negra.

Vestido con un impecable traje negro, corbata en blanco y negro, Luis Miguel saludó al público y dijo: "¿Cómo están? ¡Vamos público todos arriba!" Para seguir con las canciones "Con tu cuerpo", "Dame tu amor" y "Suave".

Explicó que era un gran placer regresar a Guadalajara: "Es una bella ciudad, pero más su gente. Esta noche recordaremos boleros, algunas canciones con mariachi. Voy a adelantar un poco la Navidad y cantaré grandes temas que no pasan de moda", expresó.

El recorrido musical continuó con "No me platiques más", "Contigo a la distancia", "Usted", "La puerta", "No se tú", "Inolvidable" y "Por debajo de la mesa".

Al cantar "La gloria eres tú" bajó el volumen para escuchar al coro y los asistentes, quienes lo acompañaron en "Bésame mucho", "Perfidia", "Tú me acostumbraste", "La última noche", "Amor amor" y "Te necesito".

Mientras interpretaba los boleros, Luis Miguel se sentó al filo del escenario, recolectó flores y tomó la mano de las mujeres que se acercaron a tocarlo. En todo momento, el artista estuvo custodiado por dos guardaespaldas que permanecieron a los costados del escenario.

A los 50 minutos de concierto, entró el mariachi Sol de México de Jesús Hernández con la melodía "El viajero" y Luis Miguel salió ataviado con una camisa negra, una gran hebilla y pantalón negro con botonadura en plata.

El repertorio de música mexicana continuó con "Echame a mí la culpa", "México en la piel", "De qué manera te olvido", "Que seas feliz", "Sabes una cosa" y antes de ofrecer "La bikina", Luis Miguel no pudo ocultar su molestia por las fallas en la consola de sonido, salió del escenario, se apagaron las luces y se hizo una larga pausa.

De nuevo abandonó la tarima para realizar el tercer cambio de vestuario, con pantalón negro, camisa de cuadros y saco de terciopelo.

Luego, con imágenes de un árbol de Navidad como fondo ofreció las canciones "Santa Claus llegó a la ciudad" y "Frente a la chimenea".

Una joven ubicada en las primeras mesas, exhibió orgullosa su bandera del equipo campeón del Guadalajara, se acercó al filo de escenario para entregarla a Luis Miguel, este se agachó a recibirla, pero sin decir palabra entregó el pedazo de tela a su custodio.

Las mujeres que lucieron sus mejores galas, perdieron el glamour, se levantaron del asiento y subieron a las sillas al escuchar los temas "Decídete", "Los muchachos de hoy", "La chica del bikini", "Isabel" y "Cuando calienta el sol".

Así, entre fuegos pirotécnicos y una lluvia de papeles multicolores, terminó el exclusivo concierto de Luis Miguel en el Country Club de Guadalajara.

vgt



PUBLICIDAD