aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Héctor Miguel Zelada



Ciudad de México | Miércoles 11 de octubre de 2006 Redacción EL UNIVERSAL.com.mx | El Universal

Es considerado como el mejor guardameta de la década de los 80 en el futbol mexicano. Nació en Rosario, Argentina, el 30 de abril de 1957 y vino a jugar a México con las Aguilas del América en la temporada 1978-1979.

Su seguridad bajo el marco le valieron la confianza del entrenador Carlos Reinoso. En la década de los 80 Zelada se convirtió en un talismán para las Aguilas y en ese periodo el equipo de Coapa consiguió el tricampeonato en una época memorable para sus seguidores.

Una de las jugadas que más se recuerdan de este portero fue en la final de la temporada 1983-1984 ante las Chivas del Guadalajara. América se había quedado con un hombre menos tras la expulsión del defensa central Armando Manzo y el embate de los Rayados era incesante. En el minuto 41 el árbitro Antonio R. Márquez marcó una falta sobre el "Snoopy" Pérez dentro del área. Penalty a favor de las Chivas; el encargado de ejecutar sería Eduardo Cisneros. La fortuna le sonrió a Zelada, quien se lanzó a su costado derecho para contener el tiro de Cisneros. América volvió a la vida y se recuperó para vencer a su rival más odiado en una final para la historia. El marcador final fue 3-1 en favor de los de Coapa.

El arquero argentino formó parte de esa inolvidable alineación de las Aguilas en la década de los 80 junto con Armando Manzo, Vinicio Bravo, Alfredo Tena, Mario Trejo, Cristóbal Ortega, Carlos de los Cobos, Javier Aguirre, Daniel Brailovsky, Miguel Angel Gamboa, Nilton Pinheiro ?Batata?, Norberto Outes, Eduardo Bacas y Juan Antonio Luna, entre otros.

Además es el segundo jugador que ha participado en más partidos en liguilla, con 49 encuentros, sólo detrás de Alex Aguinaga.

En la cúspide de su carrera, Zelada fue convocado para participar con la selección argentina para el Mundial México 1986. Aunque no jugó por ser el tercer portero, Zelada disfrutó desde la banca la coronación de la albiceleste en la justa mundialista en nuestro país.

Luego de su gran paso por las Aguilas, el guardameta fue transferido en la temporada 1988-1989 a los Potros de Hierro del Atlante. Bajo el mando de Ricardo La Volpe y Rafael Puente, los azulgranas se ubicaron en segundo lugar de la tabla general; pero un año después el equipo capitalino descendió a Segunda División.

Luego del fracaso con los Potros y tras someterse a cuatro intervenciones quirúrgicas en la rótula, los meniscos y el tendón de la rodilla izquierda, Zelada optó por retirarse del futbol a los 32 años de edad. Actualmente es promotor de jugadores y sigue ligado al balompié.



PUBLICIDAD