aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Asesinan a empresario gasolinero en Guerrero

Hallan el cadáver de Emilio Urquiza Martínez con dos balazos en el rostro al interior de un auto Atos rojo, en el barrio El Calvario; dificulta peritajes el estado de descomposición
Acapulco, Gro. | Sábado 06 de mayo de 2006 Notimex | El Universal15:49

Emilio Urquiza Martínez, empresario gasolinero, fue encontrado muerto con dos balazos en el rostro al interior de un auto Atos rojo, en el barrio El Calvario de Ciudad Altamirano.

Urquiza Martínez, dueño de dos gasolineras en la Ciudad de Huetamo, Michoacán, se cree fue asesinado el jueves con dos balazos de una pistola calibre 38 súper, sin embargo, los peritajes se dificultad debido al estado de descomposición del cuerpo.

El procurador de Justicia de Guerrero, Eduardo Murueta, confirmó las versiones de los vecinos, quienes no escucharon detonaciones y que sólo denunciaron el automóvil estacionado y abandonado por la madrugada frente al restaurante ?La Cabaña de Lira?.

De acuerdo a la fiscalía regional en Tierra Caliente, hasta hoy no se ha presentado alguna denuncia al respecto sin embargo, aseguraron que podría tratarse más de una venganza o un crimen pasional que de un crimen relacionado con el narcotráfico.

Urquiza Martínez y su familia eran reconocidos empresarios de la región, así como de Huetamo y Zitácuaro en Michoacán.

Como resultado de los recientes hechos de violencia, los asesinatos y los ataques con granadas, el sector empresarial ha protestado en contra de la ola de violencia, sobre todo por que las víctimas son, en muchos casos, empresarios.

Abelardo Luna David, presidente en ese puerto de la Cámara Nacional de Comercio, reclamó recientemente al presidente municipal, Félix Salgado Macedonio, que la actividad comercial ha disminuido a causa de la inseguridad.

Otro de los hechos de violencia, incluso contra la justicia, fue la ejecución el ex comandante Mario Flores Magaña y un civil, quienes fueron decapitados hace dos semanas y cuyas cabezas tenían el letrero, ?para que aprendan a respetar?.

sgf/dm



PUBLICIDAD