aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Precisa Corte derechos de detenidos

Emite la SCJN dos tesis en las que determina los alcances de los derechos que tienen los ciudadanos acusados de un delito, al momento de rendir su declaración ante agentes del ministerio público
Ciudad de México | Jueves 06 de abril de 2006 Carlos Avilés Allende | El Universal13:57

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió dos tesis que ayudarán a evitar abusos de todas las procuradurías del país, al precisar los alcances de los derechos que tienen los ciudadanos acusados de un delito, al momento de rendir su declaración ante agentes del ministerio público.

Los ministros de la Primera Sala del alto tribunal determinaron que toda persona, inculpada en un hecho delictivo, tiene el derecho a entrevistarse con su defensor antes de rendir su primera declaración ante el ministerio público y no sólo a que su abogado esté presente físicamente en el lugar en el que se le cuestione.

Este caso llegó hasta la SCJN porque una conducta recurrente en las procuradurías de todo el país es que a los defensores se les permita estar en el lugar en el que sus clientes declaran por primera vez, pero sin que puedan entrevistarse previamente con ellos para que pueda asesorarlos.

Conforme al criterio que emitió la Primera Sala del alto tribunal, y que se difundió este día en la tesis jurisprudencial 23/2006, esta conducta no se podrá repetir, porque todas las primeras declaraciones que tomen los ministerios públicos sin que les otorguen a los inculpados el derecho a entrevistarse con sus defensores, estará viciada y, por tanto, será ilegal.

El máximo tribunal del país también emitió otro criterio en el que ratificó que todo ciudadano inculpado en un delito tiene el derecho a que sea asistido por una persona de su confianza, aunque ésta no sea licenciada en derecho.

Mediante una tesis jurisprudencial, registrada con el número 9/2006, la Primera Sala de la SCJN determinó que de la interpretación del artículo 20, apartado A, fracción X, se advierte que no necesariamente se requiere que un abogado sea quien asista a los inculpados cuando rindan sus declaraciones ministeriales en una averiguación previa federal.

imr/grg



PUBLICIDAD