aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Logra Federer título en el Abierto de Australia

Consigue el suizo Roger Federer su séptimo título del Grand Slam ante el chipriota Marcos Baghdatis
Melbourne | Domingo 29 de enero de 2006 AP | El Universal08:43

El suizo Roger Federer ganó el domingo su séptimo torneo del Grand Slam, al vencer por 5-7, 7-5, 6-0 y 6-2 al chipriota Marcos Baghdatis, para conquistar el Abierto de Australia.

Federer, cabeza de serie del torneo, fue sorprendido en los primeros sets por Baghdatis, un jugador no preclasificado, que se llevó el primero y dio mucha pelea en el segundo. Sin embargo, el suizo redobló su esfuerzo en los sets siguientes.

Al final la experiencia de Federer para manejar la presión se hizo evidente. Ganó 11 games seguidos para tomar el control del partido, luego de estar 5-5 en el segundo set.

Federer, de 24 años, ganó el torneo de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos el año pasado. De ganar el Abierto de Francia en mayo, el suizo sería el campeón vigente de los cuatro torneos del Grand Slam.

Sin embargo, las canchas de arcilla no parecen sentarle tan bien a Federer, cuyo máximo logro en Francia ha sido un boleto para las semifinales en el 2005.

Federer se convirtió en el primer jugador después de Pete Sampras que gana tres torneos del Grand Slam en forma consecutiva. El estadounidense ganó Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos en 1993, así como el Abierto de Australia en 1994.

Tras el último punto del encuentro, Federer rompió en llanto.

Rod Laver, quien fue el último jugador en ganar los cuatro torneos del Grand Slam en un mismo año (1969), fue el encargado de entregar el trofeo a Federer, quien debió hacer varias pausas para tranquilizarse durante su discurso.

"Supongo que todos los sentimientos se agolpan ahora", dijo. "He tenido algunos discursos difíciles, pero éste se está poniendo terrible".

Con la voz entrecortada, agradeció a Laver, antes de abrazar al australiano, de 67 años.

Ni siquiera los ruidosos seguidores de Baghdatis lo pudieron ayudar esta vez. El chipriota había visto crecer su número de admiradores durante un torneo sorprendente, en el que eliminó al estadounidense Andy Roddick (2do cabeza de serie), al argentino David Nalbandian (4) y a otros dos jugadores preclasificados.

Con semejantes triunfos, Baghdatis difícilmente podía sentirse decepcionado.

"Es un sueño convertido en realidad", dijo, después de hacer un gesto en broma para silenciar a los espectadores que lo ovacionaban. "Es algo asombroso. Amo a todos los que me están viendo en Chipre. Besos".

Con un ambiente ruidoso, más acorde con la final de un Mundial de fútbol que con un duelo tenístico, la principal incógnita en el Rod Laver Arena era si Baghdatis, quien nunca había pasado de la cuarta ronda en un torneo del Grand Slam, lograría vencer al jugador más dominante de la gira de la ATP. En noviembre, los pronósticos estaban en contra de Baghdatis, por 500-1 para ganar el Abierto de Australia.

Al comienzo, la victoria del chipriota parecía improbable. Federer había ganado los tres enfrentamientos anteriores contra Baghdatis, incluido uno realizado este mes en Doha.

Pero por un momento, la revelación del torneo hizo creer a sus seguidores que daría la campanada.

En 5-5, Federer se sacudió dos break points, pero erró dos tiros de derecha, el último tras interrumpir su movimiento para hacer el servicio, cuando un aficionado gritó: "­Calma, Roger!".

Baghdatis conservó después su servicio, para llevarse el set, desatando la locura de los aficionados.

En el comienzo del segundo set, el grecochipriota volvió a romper el saque a Federer, y tuvo dos oportunidades de lograr un quiebre más, que hubiera puesto los cartones 3-0. Federer reaccionó y logró igualar a 3-3, antes de tomar las riendas de la partida.



PUBLICIDAD