aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Inseguridad “pega” a las Lagunas de Zempoala

Mariana León| El Universal
Miércoles 31 de octubre de 2012
Inseguridad pega a las Lagunas de Zempoala

RIESGO. Las Lagunas de Zempoala, en los límites entre los estados de México y de Morelos, peligran por la tala y los incendios . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Reconocen a comunidades por labores de conservación en zonas protegidas

mariana.leon@eluniversal.com.mx 

LAGUNAS DE ZEMPOALA, Edomex.— Desde hace un año, el Ejército mexicano realiza labores de inspección en las siete lagunas de esta reserva que se ubica entre los límites de los estados de México y de Morelos. La zona de 23 mil hectáreas es un albergue para especies como el oyamel, el conejo teporingo, venado cola blanca y el ajolote. Durante la Semana Santa llega a recibir hasta 3 mil visitantes que acampan o navegan en botes de remos, pero en los últimos años el turismo ha disminuido.

Graco Ramírez, gobernador de Morelos, calificó a esta Área Natural Protegida (ANP) como un “triángulo de las bermudas”, debido a que las dos entidades que la albergan se rehúsan a hacerse cargo de su seguridad.

Durante el cierre de la Semana Nacional de la Conservación, el gobernador de Morelos explicó que “mucha gente ya no viene porque tiene miedo, ya no transitan porque temen que los asalten; después de las seis [de la tarde] ya no hay nadie. Tenemos grupos con los que se han actuado, pero falta más coordinación”.

Explicó que esta es una actividad criminal organizada, de grupos que no sólo se dedican a deforestar, sino que también asaltan a visitantes y en ocasiones los secuestran.

“Hemos tenido actividad criminal que tala los bosques y también se llevan a cabo actos de secuestros a paseantes y robos. Lo que queremos hacer es establecer un programa de seguridad especial y compartir los proyectos de manejo de agua, porque uno de los conflictos permanentes es que el suministro viene del estado de México y sin el agua nosotros no tenemos el recurso”, aseguró.

Ramírez Garrido añadió que el bosque no se puede “conservar sólo por conservar”, porque entonces las personas de la comunidad no se interesan en mantener las especies; por eso, dijo, los habitantes deben contar con incentivos para cuidar el área de taladores clandestinos.

Informó que se tiene un acuerdo para avanzar en operaciones conjuntas con el gobierno del Estado de México y el federal, pero que se tendría que pensar en una policía forestal coordinada.

Otro de los problemas en la zona son los incendios. Este año se han registrado cerca de 15, y han sido provocados, explica Francisco Salazar, jefe del departamento del corredor biológico Chichinautzin, en su mayoría por agricultores que incendian la tierra para que el renuevo alimente al ganado. Durante 2011 se reforestaron 100 hectáreas.

El gobernador explicó que, con la intervención del presidente Felipe Calderón, también se pudo cancelar “otra amenaza”: el proyecto carretero del eje norponiente, que preveía túneles debajo de la montaña que impedirían que llegara el agua a Cuernavaca y promovería la urbanización en los bosques.

Zonas seguras

Luis Fueyo Mac Donald, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), aseguró que en la zona ha habido agresiones a visitantes debido a los taladores.

“Es un problema muy local que no se repite en otros espacios de nuestro territorio nacional y donde hay que atender el problema para poder darle certeza a los visitantes”, aseguró el funcionario.

Sobre las denuncias de campistas en la zona del Iztaccíhuatl-Popocatépetl, dijo que las agresiones se dieron fuera del triángulo de protección y que “fueron atendidas en su momento. Este es un problema que se erradicó”.

De acuerdo con la Conanp, sólo 2% de todas las áreas protegidas que hay en el país están amenazadas por la inseguridad.

Durante el evento también se otorgaron reconocimientos a la conservación. El ganador comunitario fue el ejido Tankuché, del estado de Campeche, donde sus habitantes trabajan para la conservación del manglar, árbol debilitado por el paso de ciclones y tormentas tropicales. Cada ganador recibió 75 mil pesos.



comentarios
0