aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Un golpe de Estado la llevó a brazos de Marcelo Ebrard

Nayeli Cortés| El Universal
Martes 02 de agosto de 2011
Un golpe de Estado la llev a brazos de Marcelo Ebrard

PASADO. Rosalinda Bueso, durante una conferencia el 22 de julio de 2009, en la Ciudad de México, como embajadora de Honduras. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

La tragedia de Manuel Zelaya permitió a Rosalinda conocer a Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno del DF

nayeli.cortes@eluniversal.com.mx

A Rosalinda Bueso la hizo Manuel Zelaya. Durante el gobierno del ex presidente hondureño fue lo mismo coordinadora ceremonial de la cancillería que embajadora extraordinaria y plenipotenciaria ante el gobierno mexicano.

Paradójicamente, el golpe de Estado contra Zelaya —ocurrido en junio en 2009— cambiaría la vida de esta mujer de sonrisa fácil y gusto por la moda.

La tragedia de Manuel Zelaya permitió a Rosalinda conocer a Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno del DF.

En julio de ese año, Rosalinda denunció que funcionarios de la embajada afines a los golpistas le impedían el acceso. Con el aval de Ebrad, la policía capitalina coadyuvó a que Bueso ingresara nuevamente a la embajada.

Hubo química, afinidad ideológica, hasta reconocimiento de la belleza y distinción de la hondureña. Pero de ahí no pasó. Marcelo aún era esposo de la actriz y pintora Mariagna Prats.

Hoy, Rosalinda y Ebrard revelan a una revista del corazón que son novios y su anuncio llega un día después de la constitución de un movimiento en apoyo a la candidatura presidencial del jefe de gobierno perredista.

Incursión en la política

Rosalinda proviene de una familia de médicos. Francisco, su padre, es propietario del hospital más grande de Honduras, y que es especializado en enfermedades oftalmológicas.

Estudió en la Universidad Tecnológica de Centroamérica las licenciaturas en Administración de Empresas Turísticas y de Mercadotecnia y Ventas.

Antes de 2006, su ficha curricular prácticamente no existe. Pero la llegada de Zelaya a la presidencia de Honduras pondría fin al anonimato político.

El puesto que cambiaría su vida llegaría en 2007, cuando Zelaya la nombró embajadora ante el gobierno mexicano. Dos años después posó para la revista hondureña Estilo. Pestañas interminables y pañoleta de grecas constituían el look retro de la embajadora.

“Rosalinda ha demostrado que más que una cara bonita es una mujer comprometida con su país”, indicaba la revista.

Seis meses después de su portada, Rosalinda enfrentó el golpe de Estado contra su mentor. En julio de 2009, denunció que Rigoberto López Orellana, encargado de Asuntos Consulares de su embajada y aliado de los golpistas le impedía el acceso. “Yo sigo con mis funciones. No es necesario tener una oficina para hacer las funciones diplomáticas”, dijo.

Con el aval de Ebrard, la policía capitalina coadyuvó a que Rosalinda ingresara nuevamente a la embajada.

La relación Bueso-Ebrard se estrechó. Concluido su encargo como embajadora participó en un programa de supervisión de servicios hospitalarios del gobierno del DF. También acudió al funeral de Fernando, hermano de Marcelo, en noviembre de 2010.

En ese funeral, Rosalinda se cruzó con Mariagna, aún esposa de Ebrad y Francesca Ramos, ex esposa del perredista. Hoy, seis meses después de que Ebrard anunciara su divorcio de la actriz, Rosalinda puede darse el lujo de posar a su lado y declarar que se enamoró de sus ojos que, según ella, hablan.



comentarios
0