aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El PRI pierde en bastiones de Guerrero; analiza impugnar

Adriana Covarrubias y Brenda Valdez/ Corresponsal y Clínica de Periodismo| El Universal
Martes 01 de febrero de 2011
El PRI pierde en bastiones de Guerrero; analiza impugnar

. (Foto: CUARTOSCURO )

Perredistas defienden triunfo en la entidad y censuran pretensión de anular comicios

[email protected]

ACAPULCO, Gro.— El candidato de la coalición Guerrero nos Une, Ángel Aguirre Rivero, arrasó en los siete distritos electorales locales de Acapulco, que eran bastión del PRI. Apenas en 2008, el priísta Manuel Añorve Baños —de la coalición Tiempos Mejores para Guerrero—, cuando contendió por la presidencia municipal, había arrebatado el puerto al PRD.

Añorve Baños, alcalde con licencia, en esta elección para gobernador logró más de 131 mil sufragios en los siete distritos de Acapulco y Aguirre Rivero más de 196 mil papeletas a su favor.

En los comicios para gobernador, de acuerdo con los resultados preliminares del Instituto Estatal Electoral de Guerrero (IEEG), computado el 99.61% de las casillas, Aguirre Rivero obtuvo 671 mil votos contra 512 mil 830 del candidato del PRI, PVEM y Panal, con una diferencia superior a 158 mil sufragios (13.20%).

El abanderado de la coalición formada por el PRD, PT y Convergencia obtuvo el triunfo en Guerrero en 24 de los 28 distritos electorales, entre ellos, los siete de Acapulco.

Aguirre, en el discurso de su cierre regional de campaña en Acapulco, recordó que en esta localidad el triunfo lo tenía garantizado debido a que había descontento de los priístas, de la sociedad civil y de los trabajadores del gobierno municipal por promesas no cumplidas cuando Añorve estuvo al frente de la alcaldía.

La coalición Guerrero nos Une ganó 24 distritos electorales ubicados en las regiones Montaña, Centro, Norte, parte de la Tierra Caliente, Costa Chica y Costa Grande, donde se ubican 40 municipios gobernados por el PRI.

Entre los bastiones priístas que también le fueron arrebatados están los distritos 1 y 15 de Chilpancingo. Incluso, en el distrito de Teniente José Azueta (12), donde el ayuntamiento es priísta, el candidato perredista obtuvo la victoria. Los distritos de Chilapa, gobernados en coalición por PRI y PVEM, también fueron para el sol azteca.

La coalición Tiempos Mejores para Guerrero (PRI, PVEM y Panal) sólo logró el triunfo en cuatro distritos electorales de la región de Tierra Caliente. Así como en Taxco, con influencia panista y donde el candidato a gobernador por el PAN, Marcos Efrén Parra Gómez, fue alcalde.

Los distritos ganados por el tricolor fueron Coyuca de Catalán, Teloloapan, Taxco de Alarcón y Arcelia.

Anuncian impugnación

Sin reconocer su derrota, el priísta Añorve Baños dijo que dejará en manos de su partido, de abogados y en los tribunales, la impugnación de la elección del domingo.

Hizo un llamado de alerta a los guerrerenses y mexicanos por las pasadas elecciones, pues aseguró que la “guerra sucia” alcanzada no puede ni debe quedar en la impunidad.

Adelantó que iniciará una gira de agradecimiento por toda la entidad, y analizará si regresa o no a la alcaldía de Acapulco.

Acompañado por su esposa Julieta Fernández, el priísta opinó que la elección fue inequitativa, llena de actos dolosos y de mala fe hacia su persona, porque aseguró que desde el principio hasta el final de su campaña estuvo asediado por integrantes de la coalición Guerrero nos Une.

Acusó que el Gobierno del Distrito Federal invirtió dinero público en apoyar la campaña y repartir dinero el día de la elección, a fin de entorpecer los comicios, lo que finalmente, expresó, consiguieron en su contra.

Acompañado por el dirigente estatal del PRI, Efrén Leyva Acevedo, y los senadores Fernando Castro Trenti y Carlos Jiménez, dijo que el órgano electoral en el estado se comportó de manera parcial y funcionarios electorales actuaron bajo esa misma línea.

Dos horas antes del anuncio del PRI, la dirigencia del PRD consideró un descaro por parte del tricolor querer anular la elección en Guerrero, cuando existe una diferencia de 158 mil votos. El dirigente Jesús Ortega dijo que se demostró que ni partidos corporativos ni de sindicatos ni poderes fácticos pudieron vencer la voluntad ciudadana.

En la ciudad de México, el jefe del Gobierno, Marcelo Ebrard, consideró la victoria de Aguirre Rivero como un gran triunfo de las fuerzas de izquierda en esa entidad.

Explicó que el resultado de la jornada electoral del domingo en Guerrero es un gran mensaje para todos, y dijo no tener duda de que el nuevo gobierno de Aguirre cumplirá al llevar programas sociales parecidos a los que se aplican en el Distrito Federal.

Lo que se mostró en Guerrero, según Ebrard Casaubón, es que nada es inevitable y en el proceso de cambio sigue el Estado de México.

El gobernador Enrique Peña Nieto afirmó que no se puede interpretar el resultado de las elecciones en Guerrero como un adelanto de lo que pudiera ocurrir en el Estado de México.

“Porque cada proceso es particular y también lo son las características de cada una de las entidades”.

Lo que vivió Guerrero es una fiesta de la democracia “porque se esperaba un proceso violento y afortunadamente no fue así; al contrario, fue un ejercicio democrático con una participación importante de la ciudadanía. Celebro, aplaudo y felicito a quien ganó”.

 

 



comentarios
0