aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




España reconoce valentía de Cacho

Ana Anabitarte Corresponsal| El Universal
Sábado 13 de noviembre de 2010
Espaa reconoce valenta de Cacho

HONOR. Lydia Cacho recibió el Premio Internacional de Periodismo Manu Leguineche por su trabajo de investigación y denuncia. (Foto: ANA ANABITARTE EL UNIVERSAL )


SIGÜENZA, España.— En un emotivo acto celebrado en el Parador de Sigüenza, un impresionante castillo medieval del siglo XII, la escritora y columnista de EL UNIVERSAL, Lydia Cacho, recibió ayer el I Premio Internacional de Periodismo Manu Leguineche por su capacidad para ejercer la labor de informar de una forma “valiente y decidida, en un contexto de hostigamiento y de indefensión promovido en algunos casos por instituciones oficiales”, en palabras del jurado, que destacó la resistencia individual de Cacho “para enfrentar a la violencia con riesgo de su vida por el hecho de informar”.

El premio, que es un homenaje a la figura del periodista vasco Manu Leguineche, busca reconocer la labor de los periodistas o medios de comunicación que destaquen en la defensa de la libertad de expresión e información, el rigor, la ética y deontología profesional y la pluralidad. Y, dotado con 28 mil dólares, es convocado conjuntamente por la Diputación de Guadalajara y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

“Lydia Cacho es una periodista con capacidad de denuncia, valiente, con conciencia, comprometida y con buena pluma”, aseguró Elsa González, presidenta de la FAPE. “Ella enraiza ese trabajo de investigación que ahora empieza a escasear, no por falta de interés o vocación de los periodistas, sino porque los medios de comunicación no pagan excesos profesionales, es decir, un periodismo diferenciado, con carácter y con sello personal”. González parafraseó al periodista colombiano Darío Restrepo y dijo que “el periodismo como servicio, es irremplazable en nuestra sociedad. “Cacho y Leguineche son dos grandes muestras de esa concepción profesional”.

Persecución y salud

María Antonia Pérez León, presidenta de la Diputación Provincial de Guadalajara, recordó que la labor de Cacho de denunciar a las mafias de trata de personas “le ha costado parte de su libertad y de su salud, pero dice que fue educada para no rendirse y con un coraje propio de una corresponsal de guerra, sigue dando respuesta a estas cinco preguntas esenciales en el periodismo: qué, cómo, dónde, cuándo y por qué en el siglo XXI se venden más de un millón de personas al año. Lydia eres imprescindible en nuestra sociedad y para nuestra sociedad. El fruto de tu trabajo es un ejemplo para todos los ciudadanos, pero sobre todo, para los que estamos en un puesto de responsabilidad política.

“Gracias por enseñarnos que quien resiste gana y que los ideales deben formar parte siempre de nuestros actos”, añadió.

José María Barreda, presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, dijo que los premios “se prestigian en función de quienes son los que los ganan “y este premio no ha podido empezar mejor para prestigiarse. Cuando el jurado emitió su fallo cometió un gran acierto, porque Lydia eres merecedora del mismo y porque prestigias al premio”.

Tras agradecer el galardón y dedicárselo a sus colegas, algunos que han sido asesinados, recordó que fue en Guadalajara y en la revista Tela Marinera donde publicó por primera vez en España, “un país que siempre me ha tratado con mucho cariño”.

Durante su discurso se preguntó por qué algunos periodistas “nos seguimos jugando la vida”, y dijo que a lo largo de los últimos 10 años de su carrera periodística: “He aprendido que una de las cosas más difíciles es entrevistar a niños y niñas víctimas de todas las formas de violencia y explotación en México.

“Pero son ellos y ellas quienes me han enseñado a hacer mejor periodismo, quienes me han enseñado a entrevistar, a respetar, a ser sensible y gracias a ella soy plenamente consciente de que la tarea que nos toca a los periodistas de mi generación es enseñar a los que vienen detrás que no se puede seguir haciendo periodismo de bolsillo.

Este mundo necesita un periodismo responsable, ético, respetuoso, que puedan mirar a los otros como seres humanos y que deje de vender historias chatarra, historias que deshumanizan y que nos dejan un mundo en el que cada vez más seres humanos están siendo esclavizados. Si hacer periodismo implica que seamos perseguidas y amenazadas, sigo creyendo que vale la pena”.

 

 



comentarios
0