aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Al narcotráfico no se le termina, se le administra”

El Universal
Sábado 25 de septiembre de 2010
Al narcotrfico no se le termina, se le administra

ANÁLISIS. El ex presidente Vicente Fox considera que “los dados y los datos” dicen que el PRI regresará a gobernar México . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )


Vicente Fox, el hombre que sacó al PRI de Los Pinos, acepta que en 2012 los priístas volverán a meterse a la casa presidencial. “¿Para esta que viene? Pues sí, por lo pronto los dados dicen eso, los dados y los datos”, afirma Fox cuando se le pregunta si cree que el PRI ganará la próxima elección presidencial.

 

 

Pero Felipe Calderón dice que el PAN va por su tercer periodo en el gobierno

Bueno, cada quien va a hacer su lucha.

Duro, el ex presidente cuestiona la guerra desatada por Felipe Calderón contra las drogas que tiene “costos ocultos”, daña la imagen de México y “estamos pagando un costo fenomenal”. Y advierte “no puedes combatir el crimen violando los derechos humanos y el proceso jurídico”. Dice que al narcotráfico no se le puede terminar, “se le administra” y que ningún presidente en el mundo –ni Obama ni Zapatero— pretenden acabar con la droga. La prioridad para Calderón no debe ser esa, sino acabar con la violencia. “Se trata de meter el genio a la botella y taparla”, dice el ex mandatario.

En una casa de Las Lomas a donde acudió a anunciar el próximo concierto de Elton John en el Centro Fox para beneficio de becas escolares, el ex presidente habla claro y toca temas lo mismo de su gobierno que de la actual situación del país.

“(La violencia del narco) es un problema complejo, amplísimo, que pega por todos lados, pega a las empresas, al periodismo, pega a la imagen del país muy fuerte (…) sólo se ve eso y la gente se espanta, el inversionista, el turista, el empresario. Ver tanta gente saliendo del país, uno va a Houston a Dallas, en Chicago, y hay mucho talento que estamos perdiendo, que está saliendo, entonces hay un costo oculto impresionante que estamos teniendo”.

“Repetir las mismas acciones no parece estar llevándonos al resultado, quizá tarde o temprano en este juego de vencidas una de las dos partes cede, pero no se le ve todavía el límite y el cuándo. Yo en lo personal tengo claro que violencia no resuelve violencia, por eso mi posición ha sido que debe retirarse al Ejército cuanto antes de esta lucha, y me preguntan pero que va a pasar, pues lo mismo que está pasando con el Ejército, las matazones siguen, los crímenes siguen”.

 

 

¿Está equivocada la estrategia, el Presidente no ha sabido adecuarla a la realidad?

—No hay una estrategia, y yo he aprendido que en la vida todos son procesos, no hay blancos y negros, los únicos hechos contundentes son nacer y morir, lo demás son procesos. Esto viene de un proceso desde tiempo atrás, desde que México ni producía drogas y sólo era lugar de tránsito, después empezamos a producir droga, mariguana y luego se extendió la producción, un proceso de 10, 15 años, después se genera un mercado de consumo en México, que no existía y que hoy tenemos, todavía incipiente comparado con el mercado de droga en EU para tener una idea allá el 3.5% de la población son adictos, de los jóvenes y adultos adictos, en México esto no llega ni al .001 todavía; allá el 45% de la población ha probado en alguna ocasión droga, aunque no se ha vuelto adicto, empezando por Obama, por Clinton y demás, todos se echaron su carretito algún día, entonces es mucho más profundo y permanente el problema allá que acá.

Hay que separar el problema de la droga, el crimen y la violencia del problema de salud, hay que cambiar paradigmáticamente nuestra mente, es decir lo que estarías cambiando es un negocio que hoy se maneja por criminales, a un negocio que se maneje por empresarios y productores y agricultores, un negocio que va a estar totalmente bajo control, legal, ordenado, regulado, que va a requerir muchísimas aprobaciones y demás, un mercado que va a tener una altísima carga impositiva, de mil por ciento, como el cigarro.

¿Como en el Chicago de los años 20 y la legalización del consumo de alcohol?

—Ándale, ese es un buen ejemplo, o como en Holanda que ya está abierto y funciona el mercado y no ha pasado nada especial y el Estado tiene recursos fiscales para atender a los enfermos y para atender la prevención y el consumo…

Aunque son dos países muy distintos, distintas realidades sociales y económicas Holanda y México…

—Pero el consumidor es igual allá que aquí, si lo transfieres a las reglas del mercado se vuelve un denominador común, la forma en que consumes la droga y compras y la manera en que atiendes tu salud o no la atiendes. El que cae en la adicción ya profunda no son muchos, pero además los que mueren por sobredosis son nada comparados con los que mueren por cigarro o mueren por alcohol, y por qué ahí sí somos permisibles cuando mueren muchos más que acá, y porque a toda una nación la ponemos a salvaguardar a esos mil que mueren por sobredosis al año, probablemente menos, y el precio que estamos pagado es fenomenal.

Ni Calderón puede con reformas

Del tema las drogas, Vicente Fox pasa al tema político: “Nuestro problema toral, toral, toral: es que en ocho o 10 años de transición y de cambio, no hemos logrado que prevalezcan políticas públicas de Estado, no hemos logrado consensos en lo más elemental, al revés, cada día jalamos más la cuerda cada quien para nuestro lado”.

¿No es un problema de la clase política que sólo ve lo inmediato, lo electoral?

—Esa es la realidad y esa realidad hemos intentado cambiarla ya tres presidentes: distinta cuna, distinta cultura, distinto origen, distintas estrategias, Zedillo, Fox, Calderón, pero mismo propósito, hacer reformas…

¿Y qué falló?

—Todos, todos, se dice que nosotros que no supimos encontrar el acuerdo y el consenso. A mí se me dijo que yo pa´ eso no servía que como político no la hacía; ¿y qué tal Zedillo? Pues el PRI no quiso jalar con él no quisieron jalar otros y por angas o mangas no pudo sacar las reformas; Calderón lo intenta, se dijo: “N´ombre Calderón sí es un animal político, ése sí le sabe, Calderón nació en la cuna del PAN y su familia, él sí sabe cómo manejar, ya estuvo en la Cámara de Diputados, ya estuvo en el partido” y otra vez el mismo atrancón.

Pero ¿es un problema de reglas no?, y ahí sí hay un saldo de los tres presidentes que usted menciona, no han sabido entender que lo que se requiere es cambiar las reglas del juego…

—Sí, pero no es sólo el modelo, somos la gente, ahí está Lula, que logró caminar una ruta exitosísima y espero que no termine con su mandato, que continúe, el modelo americano funciona, el presidencialismo per se , no es el problema, tiene su grado de dificultad. A la mera hora es un presidencialismo con segunda vuelta lo que necesitamos para obligar a los políticos a lo que voluntariamente no hemos querido hacer: someternos a las ventajas de la negociación, del consenso.

¿Yo qué intenté? Primero la vía democrática, la idea muy americana de que el presidente sale y se gana a la opinión pública y ésta presiona al Congreso, el Congreso a los partidos y éstos se ven obligados a tomar decisiones. Intenté eso y me fue como en feria, no funcionó. Viene el PRI, (Roberto) Madrazo y me dice: “presidente, si usted cree que por esa vía, la de la opinión pública, nos va a hacer que aceptemos lo que está proponiendo, no va a ser así, olvídese de eso; vamos a hablar en corto y vamos a negociar, ese es el estilo mexicano, nuestra democracia no es de multitudes, no es de masas, es de acuerdos entre partes y son acuerdos personales”.

Okey ¡vámonos, órale!, me jalé a los gobernadores, los junté, me los jalé a ellos, logré hacer roncha con la maestra y con los gobernadores nos hicimos un par de encerronas sin ser vistos por la prensa en ranchos de allá de Tamaulipas, y llegamos a un acuerdo firmado, de que procedía el IVA con nombres de cada uno de los diputados que cada gobernador iba a poner para alcanzar la mayoría en ese tema. Todo caminó, parecía que se daba y al cuarto para las doce del día de la votación en el Congreso, me llama (Arturo) Montiel y me dice: “se me echaron para atrás 29 diputados”. “Chin, no jodas, ‘pérate maestro, ya es ahorita la votación”. “No puedo, se me echaron para atrás ya no van a votar”. Esos 29 nos quitaron esa reforma, con esos ya no se dio la mayoría y si se acuerdan nos quedamos a veinte votos de distancia de haber sacado la Reforma Fiscal.

El PRI ganará en 2012

“¿Qué incentivos debe haber para lograr los acuerdos?”, se pregunta el ex presidente y él mismo se responde: “uno es el que ya sucedió con ese milagrote de haber juntado al PAN y al PRD con tres candidaturas, ¿cuál fue el incentivo ahí?: el poder. Yo digo que ahorita debía de haber el incentivo del poder para la siguiente elección de decir: “los que creen que van a ganar, arreglemos la casa y te llevas el poder y además gobiernas muy padre y muy cómodo.

¿Cuando dice “los que creen que van a ganar” se refiere al PRI?

—¿Para esta que viene? Pues sí, por lo pronto los dados dicen eso, los dados y los datos.

Pero Calderón dice a los panistas “vamos por el tercer periodo para el PAN”, ¿usted no lo ve así?

—Bueno no, cada quien va a hacer su lucha y otra vez va a ser una lucha que si bien divida electoralmente, conjunte en un proyecto sexenal cuando menos. Me parece que es una buena oportunidad este tramo que falta para ciertos acuerdos básicos.

Pero hoy parece que el presidente Calderón está más interesado en ser jefe del PAN que del país…

—Quién sabe, cada quien juega sus canicas a su manera, no todo lo que se ve es lo que sucede, yo noto al revés que está echando lazos y conexiones ahorita para algún propósito que espero tendrá que ver con el país; está mucho más voluntarioso en ese sentido. Claro él tiene que echar el lazo a su partido, como le pides que no lo haga, pero también tiene que echar el lazo hacia el PRI para las reformas que todavía se pueden alcanzar.

¿Tiene que ser jefe de Estado y no del partido?

—En mucho eso sería la definición, lo que pasa es que los otros no ayudan y a veces uno se baja todo, pone uno todo y en el otro lado no tiene la correspondencia.

Ahora que hablaba de los tres últimos presidentes, a Calderón cuando se le ha pedido que explique por qué metió al país en esta situación, él ha dicho que tuvo que hacer lo que no hicieron otros, y se ha referido a lo que no se hizo décadas atrás, pero también a su sexenio reciente, ¿se siente usted responsable de la situación que vive hoy el país?

A ver, sigo mi tesis de los procesos, digo, yo entré cuando el tema empezó a convertirse o se convirtió ya en un asunto prioritario, hasta ahí todavía el tema de la economía, el empleo, el campo era prevalente, y por eso primero entré al asunto Chiapas: 15 minutos y sí, no fueron 15 fueron 12, pero hubo paz con Chiapas durante los seis años. Se crea la Secretaría de Seguridad Pública, la AFI, se impulsa la PFP se le da un vuelco al presupuesto, es decir, tú tomas medidas que crees que son importantes para el tema, luego a mitad del sexenio vemos que repunta el secuestro.

Pero el tema clave y la respuesta clave: Obama no ha dicho: “Pelas aquí ya no más cárteles y no más consumo de drogas” porque sabe en la que se mete, el presidente Zapatero no ha dicho: “Se acabó la droga en la Castellana y en el pase este y en el restaurant fulano y en las escuelas, no más droga para nadie y no más drogas en este país”; el tema se administra, el tema es que no puedes romper todos los balances y todos los equilibrios a la vez, y aquí los rompieron (…) Si lo quieres poner gráficamente yo diría: “hay que regresar el genio a la botella, hay que meterlo de nuevo y taparla”.

¿Cómo se le mete, pactando con los narcos, negociando con ellos?

—No me metas en preguntas complicadas, esa hácela allá al diario…

Es que Calderón cree que es por la fuerza…

—No necesitas pactar, no necesitas negociar con criminales. Yo haría algunas cosas, no te voy a decir cuáles y a lo mejor ni se cuáles, pero qué es lo primero que tienes que resolver, el tema de la violencia, nos está desgastando y destruyendo como país, está destruyendo la libertad de expresión, estamos teniendo que controlar teléfonos, que controlar placas, estamos teniendo que grabar conversaciones de todo mundo, estamos caminando hacia un Estado muy complicado.

Termino con esto: Seguridad democrática en la libertad con responsabilidad. Son mis cuatro palabras claves. Seguridad porque es la obligación número uno del Estado, que tus hijos, mis hijos, los hijos de todos regresen sanos y salvos a casa; nadie le está pidiendo al Estado, bueno algunos sí, “quítale las drogas a mis hijos, no dejes que pueda comprar drogas”, porque además es pedirle algo que es imposible de que suceda, ¿por qué le estamos demandando al gobierno y al Estado que a nuestros hijos los ponga en una caja de cristal? No, a nuestro hijo tenemos que decirle “no consumas drogas” él debe aprender que no tiene que consumir drogas, que le hace mal para su salud, es una responsabilidad del usuario y quien educa e informa a ese usuario, no del gobierno, el gobierno nos debe garantizar seguridad. Democrática, tú no puedes llegar a un Estado de Derecho violando derechos humanos y violando el debido proceso jurídico, tienes que respetar esas dos reglas, porque si los dictadores resolvían a mansalva y a como diera lugar traer paz porfiriana, la paz, la tranquilidad la no violencia, el control de este tema tiene que hacerse respetando derechos humanos. Tercer punto en la libertad, es esa libertad que vamos a ir perdiendo en aras de ganar esa guerra y que ya la estamos perdiendo todos, son costos muy importantes que además ni siquiera debemos llamar costos, son cosas que no debemos permitir que sucedan. Se dirá “pues no estás poniendo al Estado mexicano con una mano atada atrás y a hacer su tarea con la otra: si así tiene que ser, que así sea, derechos humanos y respeto al debido proceso. Y finalmente responsabilidad: por la sociedad, el que se tiene que hacer responsable de su salud es el adicto, si él no lo hace que muera en santa paz, mano, cómo le vas a hacer si él no quiere hacerse responsable, es como un cuate que se va a suicidar, qué vas a hacerle.

 

 



comentarios
0