aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Lo que el Partido Social Demócrata se llevó

José Gerardo Mejía | El Universal
Miércoles 28 de julio de 2010
Evasión impositiva, pagos “fantasma” y opacidad bancaria, entre las anomalías halladas por el IFE

Aun año de perder su registro como partido político, el Social Demócrata evidenció su manejo de recursos públicos: evasión de impuestos, aportaciones sin comprobar a sus fundaciones, opacidad en sus cuentas bancarias y pagos “fantasma” a proveedores, a personal y a sus candidatos.

Según dictámenes aprobados por el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), el PSD presentó documentación falsa e incompleta y su Comité Ejecutivo Nacional registró 7.5 millones de pesos en depósitos bancarios sin clarificar la procedencia y el origen de dichas aportaciones, situación que está penalizada por las leyes electorales.

“También se omitió presentar la documentación comprobatoria que le permita a la autoridad electoral tener certeza de la procedencia de dichos recursos”, indicó el informe fiscal de 2009 entregado la semana pasada en el IFE, donde hay depósitos sin origen por hasta 1.9 millones pesos en una sola exhibición.

Tras los comicios federales de 2009, el PSD perdió su registro como partido político por no haber obtenido el 2% de la votación total.

Además, entre 2007 y 2009, su dirigencia nacional encabezada por Jorge Carlos Díaz Cuervo se abstuvo de pagar el Impuesto Sobre la Renta y el IVA por 23 millones de pesos, sin que haya registros de 2008 en este rubro.

“EL PSD omitió elaborar las declaraciones a la Secretaría de Hacienda de los impuestos Sobre la Renta, al Valor Agregado y Sobre Producto del Trabajo retenidos en 2009, razón por la cual la observación quedó no subsanada por 11.3 millones de pesos”, dice el informe.

A esta cantidad hay que sumar 1.6 millones de pesos que dicho partido no pagó por retenciones a la SHCP en los estados el año pasado.

El texto afirma que puede concluirse que el PSD incumplió con la obligación de reportar con veracidad los gastos totales realizado en el ejercicio 2006.

Este partido, que en 2009 tuvo ingresos por 149.5 millones de pesos y egresos por 138.9 millones, con un saldo de 10.6 millones, perdió el registro luego de los comicios, cuando sumó 1.6% de los votos, con lo que en los últimos meses está en proceso de liquidación.

“La evasión es de humanos”

El ex representante del PSD ante el IFE, Miguel González Compeán, dijo que durante 2009, su dirigencia decidió utilizar sus prerrogativas para tratar de mantener su registro en los comicios federales de ese año y “después tratar como lo hacen todos los mexicanos y todos los seres humanos de este mundo, de entrar en negociaciones con el órgano fiscal”.

“En primer lugar, el partido tiene varios momentos para hacer sus declaraciones anuales, una es cada trimestre, luego, una anual, pero la administración del PSD decidió utilizar esos recursos de los primeros seis meses y después establecer cuánto debíamos y empezar a pagar, pero no hay gato encerrado, eso es algo que hacemos todos para financiarnos, donde decimos, mejor pago el próximo bimestre y ahí vamos”.

Entrevistado por EL UNIVERSAL, explicó que la dirigencia del PSD ya no puede hacer nada, porque ya no existe como partido y ahora corresponde al liquidador del IFE determinar a qué acreedores se les paga por medio del órgano interno de control, con un cambio de moneda de 60 centavos por peso.

“Ni Díaz Cuervo ni yo, ni Luciano Pascoe tenemos capacidad de decisión sobre el asunto, como ocurre desde hace seis meses, ya no podemos hacer nada, después de que el partido se le entregó al liquidador, pues él ya se arregla con el órgano interno de control del IFE, con el objeto de tratar de pagarle al mayor número de proveedores posibles.

Primero pagan lo laboral

“Hay un orden de prelación que empieza primero por pagar lo laboral, como indica la ley, esto es pagar impuestos y después al resto de los proveedores, pero esa es una negociación en la que como dirigencia del partido no estamos involucrados, nosotros pagamos las cuentas al liquidador y se hizo una evaluación muy profunda, bien hecha, en la que concluyó que había un número de posibles deudas”, abundó el representante del Partido Social Demócrata.

González Compeán reiteró que con la extinción del PSD, “esto ya se acabó, estamos en la fase donde el liquidador está pagando a los proveedores con la moneda de cambio que se haya declarado, que no sé exactamente cuánto es, creo que anda en 60 centavos por peso”.

—Pero también se detectaron facturas apócrifas, pagos a dirigentes no registrados y candidatos que niegan haber recibido recursos, se le preguntó.

—Ahora, el liquidador es el único responsable que si ve que algunas de las cuentas que se entregaron, de facturas que mandaron los estados y determina que algo es constitutivo de delito, entonces el liquidador procede penalmente contra alguno de los involucrados, pero si le parece razonable que las cuentas se entregaron y que están dentro del rango de lo normal... pues ya, fin, concluyó González Compeán.

Este diario hizo varios intentos por contactar con el ex dirigente Díaz Cuervo en su teléfono celular, el mismo que tiene el IFE, pero no contestó las llamadas, además de que la línea telefónica que tenía en sus oficinas de la dirigencia nacional ha sido dada de baja.

Muchos jefes

En cuanto al pago de servicios personales del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), el Partido Social Demócrata reportó gastos por 17.8 millones de pesos entre sueldos, honorarios, “otras percepciones” y cuotas de previsión social, donde fueron detectados Jaime Enrique Rendón de León e Hipólito Ortiz Omar, quienes no están registrados ante el IFE. Once personas más fueron registradas en los comités estatales de Colima, Hidalgo, Puebla, Quintana Roo y Tamaulipas en la misma situación y en la mayoría de los casos, sin cargo.

“El otrora partido” presentó balanzas de comprobación del CEN y Comités Ejecutivos Estatales al 23 de septiembre de 2009, con saldos contrarios a su naturaleza en 14 cuentas bancarias por menos 5.2 millones de pesos.

Además, en el análisis se observaron pólizas contables que carecían de la totalidad de su soporte documental, consistente en 13 contratos, sin hojas membretadas y 10 sin muestras, por un monto de 18.4 millones de pesos.

En su relación de servicios generales destacan supuestos pagos por 15.7 millones de pesos en propaganda y el arrendamiento de inmuebles por 1.9 millones de pesos, como gastos sin comprobar, en tanto que otros 4.4 millones de pesos de su gasto ordinario no fueron utilizados en actividades especiales.

Faltan contratos

Tampoco entregó los contratos de prestación de servicios de 80 personas de las dirigencias nacional y estatales que recibieron remuneraciones por más de siete millones de pesos, lo que viola el Reglamento de Fiscalización de los recursos de los partidos políticos.

Sobre las aportaciones a su fundación Alternativa, la cantidad superaba los 4.9 millones de pesos sin comprobar, por lo que tras varias solicitudes fallidas para obtener la documentación, el órgano de fiscalización del IFE realizó de manera directa dicho trabajo, como en la mayoría de los casos, para dejar la cifra en tres millones de pesos.

Tras esta serie de irregularidades, los consejeros del Instituto Federal Electoral aprobaron en votación dividida amonestaciones públicas, una sanción mínima y dar vista a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), incluidas otras votaciones en lo particular.

En su defensa, el PSD solicitó en todos los casos una respuesta como “machote” para sobreseer la mayoría de las observaciones, o bien, solicitó más tiempo para entregar la documentación, lo que no ocurrió, con el argumento de que ya está en liquidación.

En la última sesión del IFE, cuando se revisaron los expedientes del PSD, el consejero Alfredo Figueroa subrayó que no solamente hubo falta de respuesta por parte de ese partido, sino que también hubo falta de información, “no se respondió, lo que se reclamó”.

“Entiendo que es un partido que está en proceso de liquidación, pero el asunto implica principios constitucionales que juramos proteger y cumplir”, subrayó.

Adiós a su bandera

La mujer, bandera de campaña del PSD en 2009, le mereció un gasto de 10 mil pesos utilizados del fondo para capacitación para las mujeres, por lo que apoyado en la Ley, dejó de utilizar para este rubro 1.8 millones de pesos.

Los 10 mil pesos fueron utilizados para gastos alimenticios por tres mil 800 pesos y el resto, para dos eventos en el estado de Puebla, de los cuales no hay comprobación de gastos.

Además, el PSD presentó una póliza por 1.1 millones de pesos donde supuestamente son beneficiados candidatos a diputados federales, locales y para alcaldes, los cuales no se reportaron en sus respectivas campañas.

Hay pólizas que fueron presentadas como soporte documental con facturas en copia fotostática por 814 mil pesos y omitió presentar otras tres facturas por pagos que suman 500 mil pesos.

Una póliza más se presentó como soporte documental con un comprobante de electronic ticket; “sin embargo, se omitió anexar los boletos de avión respectivos por 41 mil 200 pesos.

Hay una póliza que presenta como soporte documental una factura que carece de requisitos fiscales, ya que fue expedida por el proveedor “Daniel Bernal Maya”, por 42 mil pesos, el 19 de junio de 2009, cuando perdió vigencia el documento tres meses atrás.

Otra irregularidad fue en la subcuenta de Propaganda Útil y Publicidad, donde presentó una póliza como soporte documental de facturas y muestras, en las cuales se observa que benefician a candidatos, los cuales, no los reportaron en sus respectivas campañas.

En otro caso, se detectó la duplicidad en los registros contables en las cuentas de pasivos y gastos a proveedores por 1.2 millones de pesos y de manera paralela se abstuvo de informar sobre 295 cuentas bancarias y decenas de conciliaciones bancarias que aparecieron.

“Todos serán liquidados”

El presidente de la Comisión de Prerrogativas del Instituto Federal Electoral (IFE), Arturo Sánchez, aseguró que las prerrogativas de 2009 del Partido Social Demócrata (PSD) serán para liquidar a sus trabajadores, al fisco, al órgano electoral y a los acreedores en algunos casos de manera proporcional, “porque no habrá más”.

En entrevista, aclaró que con la amonestación pública del Instituto Federal Electoral a ese partido por la serie de irregularidades, no se le perdonó nada de sus adeudos, porque ha comenzado a realizarse el pago de salarios a sus empleados sin la injerencia de sus dirigentes nacionales o estatales.

“De acuerdo con la norma, hay diferentes formas de hacer esas liquidaciones, lo que sí no tiene vuelta de hoja, es que se le pagará el ciento por ciento a los trabajadores, seguramente habrá pláticas con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y otras dependencias para que definan el monto, luego el IFE.

“Después vendrá una liquidación de los demás acreedores al costo del dinero que quede y se va a pagar a los acreedores la parte proporcional del dinero que se disponga y no habrá más”, explicó el consejero electoral Sánchez.

Recordó que dicho proceso es novedoso, porque no se había hecho con un solo partido, pero “hay experiencia de empresas y otros organismos que han sido liquidados, donde se establece que si no alcanza para todos, se hará con base en un valor de la deuda acorde con los recursos disponibles al momento”.

“Esto será una vez que terminen los procesos de contabilidad que se realizan actualmente. “Cuando el interventor termine ese análisis nos dirá que la liquidación se hará al ciento por ciento como ya se ha comenzado a hacerse y evidentemente, no van a quedar recursos ni dinero disponible para nada más, todo se irá en liquidar”, añadió.

Sánchez reiteró que hay un interventor que fue seleccionado como liquidador por parte del IFE, por lo que el dinero no lo tiene el Social Demócrata para poder realizar los trámites de finiquito, situación que provocó que ya no fueran sancionados económicamente.

“No se aplicó ninguna sanción porque ese partido político ya no existe como tal y además, no tiene ningún tipo de financiamiento adicional. No se le perdonó nada, son responsables de las faltas que cometieron en su existencia.

“Lo que ocurre es que por no tener ningún tipo de ingresos, no hay lugar para aplicar sanción, sino una amonestación pública, pero no los beneficia en nada porque todos los recursos del partido van a ser usados para liquidar, incluso los adeudos del IFE”, expresó.

El consejero Sánchez resaltó que para el IFE solamente faltaba la presentación del informe anual del PSD de 2009 y su informe de gastos de campaña de las elecciones de julio de ese año, por lo que se adelantó dicho proceso en el Consejo General para liquidar los asuntos.



comentarios
0