aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Segob asegura que no está en contra del sindicato

Jorge Ramos y José Manuel Arteaga| El Universal
Lunes 12 de octubre de 2009

politica@eluniversal.com.mx

El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo no tener ninguna noticia de orden de aprehensión contra el dirigente sindical del SME, Martín Esparza, y que no hay intención de “celar una trampa” en contra del sindicalista.

Afirmó que esta acción no implica ninguna medida ni estrategia contra los sindicatos en México.

El funcionario aclaró que no es comparable la situación del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana a lo que acontecía en Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

“En otros casos, hemos entrado en contacto con los sindicatos para buscar mecanismos que permitan prestar servicios de manera más eficiente y, sobre todo, no se pueden comparar realidades donde no se haya llegado a un deterioro como se dio en Luz y Fuerza. Esta es una medida para preservar los recursos fiscales de todos los mexicanos. No es una medida contra el sindicalismo”, dijo.

Aseguró, además, que van a respetar el derecho de manifestación del gremio, “pero el gobierno reaccionará frente a cualquier acto ilegal”.

Por su parte, la secretaria de Energía, Georgina Kessel, al igual que Carstens y Gómez Mont, garantizó el suministro de electricidad para los mexicanos.

Alfredo Elías Ayub, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que sus técnicos operarán LyFC.

“De no presentarse actos de sabotaje el servicio se continuará prestando con toda normalidad”, informó el director de la empresa paraestatal.

Más impuestos con LyFC

Gómez Mont advirtió que era tan cara LyFC que mantener las transferencias “hubiera implicado elevar las tarifas y pedir más impuestos”.

El titular de Gobernación explicó que el costo total de Luz y Fuerza en 2009 equivale a lo que se destinó a Oportunidades, principal programa de combate a la pobreza, y dos veces el presupuesto de la UNAM, institución que atiende a más de 350 mil estudiantes.

“De seguir así las cosas, hubiera sido necesario transferir al organismo más de 300 mil millones de pesos en esta administración. Esto equivale a lo que se requeriría para construir un millón 200 mil viviendas de interés social”.

Al momento de su extinción, LyFC registró pérdidas de una tercera parte de la electricidad que distribuía.

Además, dijo, tiene un trabajador por cada 627 usuarios, mientras que CFE tiene una proporción de uno a 297.

Las jubilaciones eran insostenibles, detalló, pues recibían en promedio 3.3 veces el salario de un empleado en activo, al tiempo que la empresa no aumentó su capacidad en 10% en el Distrito Federal.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo que se planea que el costo de las liquidaciones sea entre 16 mil millones y 20 mil millones de pesos.

El secretario del Trabajo, Javier Lozano, aseguró que las liquidaciones se harán conforme al contrato colectivo de trabajo y anunció que se ofrecerán bonos que van de 20 a 80% del total de la liquidación para las personas que firmen antes del 14 de noviembre.

Javier Lozano detalló que en algunos casos los trabajadores de LyFC podrían recibir el equivalente a dos años y medio de su salario, y que se asumirán los pagos de jubilaciones.

“Lo que estamos viendo es que, insisto, mientras la ley prevé solamente tres meses más 12 días de salario por año de servicio, en promedio cada trabajador recibirá el equivalente en esta indemnización, la integrada, el equivalente a más dos años y medio de salario”, indicó.



comentarios
0