aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Impugna TMM ley antinarco

Miguel Badillo| El Universal
Lunes 06 de marzo de 2000
Se trata de una legislación estadounidense ?perversa? que, aun sin entrar en vigor, tiene ya víctimas, señala

El gobierno de Estados Unidos está desesperado por el avance del narcotráfico y decreta una ley ?perversa? que amenaza al sector privado mexicano y lo deja indefenso ante las secuelas irreversibles de sanciones que se basen en rumores.

En entrevista, José Serrano Segovia, presidente de Transportación Marítima Mexicana (TMM), lamenta que aun sin entrar en vigor la nueva legislación para la Detección de Narcotraficantes Extranjeros Significativos ya cuente con sus primeras víctimas.

Sin embargo, el empresario también reconoce la fuerza de las organizaciones de narcotraficantes, con capacidad para poner en riesgo la operación de empresas lícitas con gran participación en el comercio exterior del país.

En agosto de 1997 en el Puerto de Manzanillo, la Policía Judicial Federal decomisó más de una tonelada de cocaína en uno de los barcos que cubría la ruta multimodal de TMM.

Casi un año después, la naviera tomaba la decisión de suspender la ruta Buenaventura, Colombia, hacia Centroamérica, México y Estados Unidos, después de que reconoció que su red de transporte multimodal había sido utilizada para transportar cocaína.

?Las mafias son de lo más creativas. Hubo épocas en que transportaban en la proa, en la quilla de los barcos; en un país sudamericano se metían los buzos para poner la carga ilícita?, cuenta con asombro el empresario.

Serrano asegura que TMM ha controlado estos riesgos por completo y se ufana de que, desde hace dos años, no se hayan encontrado cargamentos de estupefacientes en sus barcos o contenedores; sin embargo, también exige que las autoridades incrementen los esfuerzos para detener el avance de estas organizaciones.

?Estamos dispuestos a cooperar, a dar toda la información que se requiera, pero nosotros no somos policías, hasta aquí llega mi responsabilidad, y la responsabilidad de las autoridades es un tema muy delicado?, señala el empresario, quien dice estar preparándose porque aún no concluyen los embates frente a la definición de cómo y quién hace posible el ingreso de drogas al mercado estadounidense.

Vinculado en junio pasado como uno de los empresarios que habrían participado en supuestas actividades ilícitas de la familia Hank González, relatadas en un borrador de un informe del Centro Nacional de Inteligencia Sobre Drogas (NDIC), entidad del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Serrano Segovia rechaza cualquier relación delictiva con las empresas y bancos que controla el ex secretario de Agricultura.

Sobre las relaciones empresariales y comerciales que mantiene con estos empresarios, Serrano Segovia sostiene que con TMM las compañías del Grupo Hank no mantienen ningún intercambio de acciones, y aclara: ?A mí me invitaron a participar, hace aproximadamente siete años, y yo los invité a participar en la empresa (TMM), al ingeniero Carlos Hank Rhon como consejero, nuestra relación duró un poco más de año y medio, pero no hubo ninguna compra de acciones, ni ventas.?

El diario estadounidense ?The Washington Post? reveló que dicho informe contaba con evidencias sobre la existencia de ?conversaciones interceptadas de miembros de la familia Hank, en las que coordinan cargamentos de droga de la empresa Transportación Marítima Mexicana, en la que, según el NDIC, es directivo Carlos Hank Rhon?.

Pero Serrano sostiene que las propias autoridades estadounidenses reconocieron que el informe de la NDIC no se basó en investigaciones directas a las operaciones de la empresa marítima y de transporte intermodal.

Presidente también de la empresa ferrocarrilera Transportación Ferroviaria Mexicana, que cruza 30 veces al día la frontera entre México y Estados Unidos, Serrano Segovia asegura que, incluso, el Servicio de Aduanas y el Departamento de Justicia de Estados Unidos reconocieron que este supuesto informe no contaba con la autorización oficial. ?Nos pidieron disculpas por esas acusaciones?, dice el empresario.

?Un grupo de quinto nivel se lanzó a dar esa información, sin permiso, sin autorización de sus jefes. Personalmente se disculparon con nosotros, pero pensamos que ese es un daño enorme?, dice Serrano, al referirse a las secuelas que dejó la difusión de esta información sobre su patrimonio moral.

En mayo de 1997, el nombre de José Serrano Segovia y de TMM apareció en una serie de investigaciones entre las autoridades fiscales de México, Estados Unidos y Chile para desmantelar a una organización de narcotraficantes y ?lavadólares? que concluyó en la operación ?Océano? y en la detención del empresario de la industria naviera chilena Manuel Losada, socio del mexicano Manuel de Jesús Bitar Tafich, compadre del narcotraficante Amado Carrillo y actualmente preso en México bajo acusaciones de ser operador financiero del cártel de Juárez.

?El futuro de la empresa (TMM) es muy promisorio, por eso estas cosas. No sabe cómo molestan, cómo hieren, cómo lastiman, pero nos sentimos muy confiados; no hay nada, lo único que tenemos que hacer es prepararnos, porque este asunto va a seguir por mucho tiempo?, lamentó el empresario.

Para Serrano, esta nueva ley estadounidense podría incurrir en grandes injusticias, pues se trata de una norma que carece de claridad, por lo que cualquier error de la burocracia puede causar la desaparición de entidades productivas y generadoras de empleo para el país.

?Yo creo que a raíz de la globalización un empresario expone su patrimonio económico y moral. El económico se gana y se pierde, pero el moral, es una pérdida total, por eso, para nosotros, es importantísimo que no exista duda, sobre todo que TMM es un patrimonio que tiene origen y destino?, señaló.

José Serrano Segovia confía en que todas las medidas de seguridad alcanzadas con las autoridades de México y Estados Unidos, así como las inversiones por más de 20 millones de dólares en sistemas de rayos ?X? instalados en puertos, ferrocarril y estaciones para la revisión de camiones de carga, le garantice la transparencia de sus operaciones y aún más su exclusión de lista de empresas vinculadas con el narcotráfico.

No obstante, categórico niega que la salida de TMM de las rutas de Colombia y la venta de sus negocios de línea, contenedores, representen medidas preventivas para garantizar que el nombre de TMM o el de su presidente aparezcan en junio próximo en esta lista negra.

Y agrega: ?Salirnos de determinadas rutas fue una decisión meramente comercial, no por presiones?.

Así, también aclara que su relación con Carlos Cabal Peniche en la empresa Del Monte Fresh Products fue propiciada por Nacional Financiera, pues fueron los directivos de este banco de desarrollo quienes le solicitaron que apoyara este proyecto que permitiría llevar los productos del campo mexicano a los mercados internacionales.

Recuerda que TMM desarrolló una flota de 40 barcos que, después de los problemas legales que enfrentó Carlos Cabal al frente de esta empresa, regresaban prácticamente vacíos.

José Serrano asegura que en estos episodios su presencia siempre estuvo impulsada por la intención de apoyar las exportaciones mexicanas; sin embargo, lamenta que la presencia de organizaciones delictivas dañe el rumbo de negocios legales.



comentarios
0