aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Seguridad y economía enfrentan a los partidos

Francisco Reséndiz y Horacio Jiménez| El Universal
Viernes 26 de junio de 2009
PAN: la crisis es un asunto global, no un error del actual gobierno

politica@eluniversal.com.mx

A 10 días de la jornada electoral del 5 de julio, los líderes de las tres principales fuerzas políticas del país —PRI, PAN y PRD— confrontaron posiciones en torno al impacto de la crisis económica, el crecimiento del desempleo y la inseguridad.

Pero la priísta Beatriz Paredes, el panista Germán Martínez y el perredista Jesús Ortega manifestaron su disposición para consolidar en la próxima legislatura un acuerdo para enfrentar la emergencia económica, reducir el número de legisladores, impulsar su reelección y bajar el financiamiento público de los partidos.

Anoche en un debate organizado por Televisa, denominado “Decisión 2009” y moderado por Joaquín López-Dóriga, los líderes partidistas centraron la discusión en empleo, desarrollo económico, seguridad y crisis.

A propuesta de los dirigentes partidistas, se desarrollaron los temas por espacio de 12 minutos.

Paredes y Ortega reclamaron que el gobierno del presidente Felipe Calderón no haya sido capaz de responder con oportunidad a la crisis económica, y que al final se haya convertido en “el presidente del desempleo”.

Reprocharon el uso electoral del combate al crimen organizado, pero Martínez hizo una enérgica defensa de la labor del gobierno en esta materia.

Paredes asentó que en los primeros meses de 2009 se perdieron más de 400 mil empleos, que hay un decrecimiento de 6%, e hizo énfasis en la carestía que golpea a las familias. Se manifestó por una ley de emergencia económica.

Subrayó que se quiere responsabilizar al PRI de otras crisis cuando en el pasado inmediato el PAN ha gobernado por nueve años, sin ninguna capacidad de maniobra.

Ortega enfatizó que México vive la peor crisis desde 1932, que cálculos de organismos internacionales ubican una caída del PIB mexicano entre 8% y 12%. Aseguró que el modelo económico ha fracasado, que hay 2.4 millones de desempleados, 6 millones de subempleados, 8 millones de familias afectadas, que representan 40 millones de mexicanos sin ingresos o pocos ingresos. Incluso, recordó el debate Clinton-Bush y utilizó la misma frase: “Estúpido... la economía, ese es el tema central”.

Germán Martínez matizó que la crisis económica que afecta a nuestro país no fue provocada por el actual gobierno federal como sí lo hicieron en el pasado los gobiernos priístas de José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo porque los priístas —dijo— son eficaces en construir crisis.

Paredes respondió que Martínez quiere simplificar el problema al igual que lo hizo la Secretaría de Hacienda al decir que se trataba de un “catarrito” y que hoy ya se acepta un decrecimiento para el país. Censuró el subejercicio presupuestal del gobierno federal.

Al abordar el tema de seguridad, que fue propuesta de Martínez Cázares a la mesa, el panista dijo que el combate a la inseguridad ha sido la prioridad del gobierno de Calderón y acusó al PRI por omisión, complicidad o ineficacia de no combatir a la delincuencia como debería y que incluso todos los récords del combate al crimen en la actual administración se han roto.

Respaldo al Ejército

La priísta Paredes dio su respaldo total al Ejército Mexicano y fustigó que se pretenda patrimonializarlo electoralmente. rechazó omisión, complicidad o cualquier contubernio con el crimen organizado. Advirtió que el cuerpo de inteligencia del Estado mexicano se haya puesto en manos de inexpertos y que hoy el combate al crimen organizado se use como cortina de humo para evadir el tema económico.

A su vez Ortega reiteró que nadie puede estar en contra del combate a la delincuencia organizada y de inmediato lanzó una enérgica crítica contra el PAN. Destacó que en 2006 había 300 mil adictos y que en 2009 la cifra aumentó a 465 mil, luego acusó que pese a estas cifras se pretende justificar una campaña con el lema “para que la droga no llegue a tus hijos”.

En el último tema, Ortega asentó que el modelo económico ha fracasado y advirtió que ese problema no se solucionará unilateralmente desde el gobierno federal, con una mayoría priísta o perredista en el Congreso.

Por ello, el perresista llamó a consolidar un gran acuerdo nacional similar al de otros países para superar las crisis financiera y política.

Paredes censuró el uso de recursos públicos con fines electorales. Subrayó que su bancada va por una reforma del Estado que considere la ratificación senatorial de secretarios “clave”, así como la creación de la figura de jefe de gabinete.

El panista Germán Martínez se dijo dispuesto a firmar reformas similares a las de Brasil y Chile para hacer de Pemex un Petrobras, con complemento de inversión privada en algunas áreas sin privatizar, además de concretar una reforma laboral que lleve al país a tener democracia y transparencia sindical. Dijo que el PAN estaría dispuesto a abajar 50% el financiamiento público de los partidos y a quitarle el fuero a los legisladores.

 

 



comentarios
0