aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Descartan presencia de explosivos o fallas en jet

Aída Ulloa| El Universal
Sábado 08 de noviembre de 2008
Se suma FBI a indagatorias. Resultados de cajas, en menos de una semana, suponen

aida.ulloa@eluniversal.com.mx

De acuerdo con los avances de las investigaciones en el accidente del Learjet 45 donde perdió la vida el secretario de gobernación Juan Camilo Mouriño, el ex subprocurador José Luis Santiago Vasconcelos y otras siete personas, no se encontró rastro alguno de sustancias explosivas, ni hubo falla de los motores.

Ni de Dinamita, ANFO, TNT o C-4, según Ricardo Nájera, delegado de la Procuraduría General de la República en el Distrito Federal.

Luis Téllez Kuenzler, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), destacó que con estos elementos “se refuerza la hipótesis de que la caída fue un accidente”.

Informó además que ya se tienen todos los componentes que son esenciales para la investigación, y se encontraron las memorias de las turbinas, que normalmente se usan para efectos del mantenimiento.

En ellas, se encuentran datos importantes como la potencia que llevaban, la altitud y los momentos en que desaceleran.

Estas ya fueron enviadas a Tucson, Arizona, para su análisis en los laboratorios del fabricante Honeywell.

Gilberto López Meyer, director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), dijo que en la investigación ya participan siete técnicos especialistas de México, cinco de Estados Unidos y un experto del Reino Unido. Además, se reforzó al equipo de trabajo con algunos técnicos del Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI), expertos en accidentes aéreos.

Con respecto a los componentes del avión destacó: “No hay indicio de que el avión haya perdido en vuelo alguno de los componentes que le permiten mantenerse en esa condición, ya se han encontrado los restos de todos esos componentes”.

En cuanto a los motores, señaló que ambos rotaban a alta velocidad al momento del impacto y aproximadamente a la misma velocidad. “Todo apunta a una pérdida de control súbita de la aeronave”, expresó.

En relación al contenido de las cajas negras, López Meyer cree que tendrán los resultados en menos de una semana. Las dos cajas —una de datos y otra con las grabaciones de las conversaciones en cabina— ya fueron enviadas a los laboratorios especializados de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (National Transportation Safety Board), un organismo independiente del Ejecutivo federal de EU, con sede en Washington.

“Tenemos una expectativa muy positiva respecto al contenido, y hemos sido informados por Washington respecto al contenido de las cajas negras”, agregó Téllez.

Indicó que la investigación de campo ya está prácticamente concluida.

De hecho, en las próximas 48 horas las autoridades comenzarán el levantamiento y traslado de los restos hacia un hangar del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Aunado, se hará un mapa electrónico de la zona donde cayó el avión para reproducir a través de computadoras el sitio del accidente y poder analizar las distintas hipótesis.

Respecto a los servicios aéreos, se explicó que están obteniendo los datos de las antenas del radar del aeropuerto. También se puso a disposición el número telefónico: 01-800-4403690 para recibir testimonios de quienes se encontraban en el lugar del accidente.



comentarios
0